Croquetas de puchero, la receta fácil de la abuela para no parar de picotear

Croquetas de puchero, la receta fácil de la abuela para no parar de picotear
Sin comentarios
7 votos

Son muchas —y no es una forma de hablar— las recetas de croquetas que hemos hecho en DAP, vicio confesable que nos encanta para resolver un aperitivo, un picoteo o para ponernos tibios a modo de segundo plato.

Curiosamente nunca las habíamos hecho de puchero, aunque sí hemos hecho croquetas de cocido, croquetas de bacalao, croquetas de pollo, croquetas de jamón, croquetas de gambas, croquetas de queso, croquetas de setas… Vamos, tantas recetas de croquetas como opciones con gambas preparaba el famoso Bubba de la película Forrest Gump.

Lógicamente la preparación no tiene ciencia más allá de hacer un buen puchero andaluz previo, con su morcillo, su pollo, su costilla y sus verduras, además del toque de hierbabuena, fundamental para este tipo de caldos.

Con estos mimbres es imposible fallar con las croquetas, que necesitan una salsa bechamel clásica y canónica que tampoco tiene misterio, y con las cuales os proponemos aprovechar al máximo un domingo de pucherazo.

Ingredientes

Para 25 unidades
  • Harina de trigo 90 g
  • Mantequilla 100 g
  • Leche 1 l
  • Nuez moscada molida
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Morcillo del puchero 150 g
  • Pollo del puchero 100 g
  • Costilla de cerdo del puchero 75 g
  • Punta de jamón del puchero 1
  • Zanahoria del puchero 0.5
  • Puerro del puchero 0.5

Cómo hacer croquetas de puchero

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Cocción 1 h
  • Reposo 24 h 30 m

El primer paso es hacer una bechamel (si ya tenemos el puchero hecho) con el roux a fuego suave con la harina y la mantequilla y cocinar cinco minutos a fuego suave removiendo sin parar.

A la vez, en otro cazo, vamos calentando la leche con las especias y cuando la harina esté cocinada volvamos la leche en el roux y remover con varilla hasta que hierva y espese a fuego medio alto.

Introducimos el resto de ingredientes picados finamente y cocinamos a fuego suave 20 minutos removiendo cada cinco minutos. Probamos la masa, ponemos a punto de sal y sacamos a una fuente untada con mantequilla.

Filmamos a piel, sin dejar distancia entre la masa y el plástico, y enfriamos 24 horas en la nevera. Al día siguiente, formamos las croquetas pasándolas por harina, huevo y pan rallado y las reservamos 30 minutos en la nevera antes de freírlas.

Pasado ese tiempo calentamos abundante aceite de oliva a 180 ºC en una sartén honda y freímos las croquetas en tandas de dos o tres minutos hasta que estén doradas y servimos bien calientes.

7 votos

Pinza Hacer Croquetas Global Bosq, Color Aleatorio, 1 utensilio

Con qué acompañar las croquetas de puchero

La clave de toda buena croqueta está en el equilibrio entre bechamel y relleno, así que no racaneemos con las carnes. Funcionan como aperitivo o como segundo plato, así que podéis acompañarlas de una ensalada o con la sopa del propio puchero.

En DAP | Envolver croquetas en "cero coma" es posible con la técnica que te enseñamos en este vídeo
En DAP | Hay croquetas buenas, pero la de Santerra (Madrid) es la mejor: y tenemos la receta

Temas
Inicio