Las 11 mejores recetas de smoothies para un desayuno o merienda saludable

Las 11 mejores recetas de smoothies para un desayuno o merienda saludable
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
14 votos

Ya sean espesos y cremosos o verdes y afrutados, los smoothies son placenteros en cualquier día y a toda hora. Un smoothie, es una bebida espesa con una consistencia similar a un batido que normalmente se hace en una licuadora y que contiene frutas y/o verduras, así como un líquido añadido como jugo de fruta, jugo de verduras, leche e incluso yogur.

Tradicionalmente, la mayoría de los smoothies se compone de tres partes: algún tipo de líquido, llamado la "base", una variedad de frutas y/o verduras y hielo. Si se utilizan frutas o verduras congeladas, se puede alcanzar la temperatura fría sin usar hielo. La textura espesa en un smoothie generalmente está determinada por la proporción de líquidos y sólidos, es decir para un resultado más grueso se puede reducir la cantidad de líquido añadido o, por el contrario, aumentar la cantidad de frutas o verduras añadidas para un efecto más ligero. De manera opcional, algunas personas agregan proteína en polvo a la mezcla para una boost nutricional.

Antes de seguir, vale hacer una aclaración ya que puede prestar a una confusión. Un smoothie tradicionalmente se prepara con frutas y verduras enteras y luego batidas, de ahí que la preparación se hace en una licuadora. Mientras que los zumos se hacen extrayendo solo el líquido de una fruta o verdura. Por lo tanto, un smoothie contiene toda la fibra original de las frutas y verduras, mientras que el zumo contiene solo el líquido extraído.

Los smoothies además son versátiles y hechos a medida, ya que se pueden modificar al gusto. También se pueden decorar con granola, frutos secos picados y unas frutas frescas para un smoothie bowl digno de Instagram. Hoy en día, se pueden comprar frescos o embotellados en determinadas tiendas o café de especialidad. Aunque estos muchos veces, están cargados de azúcar, edulcorantes y aromas artificiales, se recomienda un consumo moderado.

Lo bueno es que son fáciles de preparar en casa, sin usar casi ningún receta, solo hay que animarse a experimentar y probar combinaciones frescas y naturales recién elaboradas. A modo de guía, a continuación, una selección de nuestras mejores recetas para hacer smoothies. Cualquiera de estos también es un desayuno rápido perfecto para beber sobre la marcha.

Smoothie bowl de mango y plátano con frutos rojos y chía

smoothie

Ingredientes

Para 2 personas
  • Mango maduro pero aún firme 1
  • Plátano en su punto 1
  • Yogur skyr natural o griego 150 g
  • Cúrcuma molida 1/2 cucharadita
  • Pimienta negra molida 1 pizca
  • Crema de cacahuete (o almendra o tahina) 1 cucharada
  • Ralladura de limón 0.5
  • Semillas de chía 1 cucharadita (o al gusto)
  • Arándanos al gusto
  • Fresa o fresones al gusto

Cómo hacer smoothie bowl de mango y plátano con frutos rojos y chía

Dificultad: Media
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m

Hay que asegurarse de disponer de un mango aromático y jugoso, maduro pero aún ligeramente firme, al igual que el plátano. Cortar y pelar para sacar la pulpa, reservado los jugos que pueda soltar. Trocear y triturar en una picadora, batidora, robot o similar.

Añadir el plátano pelado y volver a triturar. Incorporar el yogur escurrido y triturar de nuevo. Añadir a continuación la cúrcuma, la pimienta, ralladura de limón, la mantequilla de cacahuete (u otra crema vegetal) y activar el robot de nuevo para combinar todo bien. También podemos darle un toque de vainilla o usar lima.

Comprobar la textura para que no queden grumos y probar el sabor. Si estuviera muy espeso podemos rebajarlo con el jugo del mango o añadiendo leche o zumo de naranja. Repartir en cuencos con los frutos rojos lavados y semillas de chía o de otra variedad. Servir inmediatamente.

14 votos

Receta completa | Smoothie bowl de mango y plátano con frutos rojos y chía: receta facilísima para un desayuno irresistible y sano

Batido lassi de melocotón especiado con kéfir de cabra

batido
  • Ingredientes para 2 personas. 300 g melocotón (pulpa pesada sin piel ni hueso), 200 ml kéfir de cabra o vaca, 100 ml leche o bebida vegetal, 1/4 cucharadita cardamomo, una pizca de comino molido, una pizca de vainilla en polvo (o líquida), una pizca de sal, 4 hielo (cubitos), pistachos picados al gusto (opcional)
  • Elaboración. Lavar los melocotones, pelar procurando no desperdiciar nada de carne -o usar con piel- y trocear para obtener unos 300-320 g de pulpa. Disponer en en vaso de una batidora tipo americana o de mano, o un robot potente. Añadir todos los demás ingredientes, cerrar y triturar a alta velocidad hasta obtener una textura homogénea y cremosa. Probar y ajustar la cantidad de líquido o especias al gusto -si estuviera muy espeso, rebajar con leche o agua-. Repartir en vasos, decorar con pistachos picados y servir inmediatamente.

Receta completa | Batido lassi de melocotón especiado con kéfir de cabra: receta refrescante para el tradicional smoothie de la India

Smoothie de kiwi, aguacate y pera

smoothie
  • Ingredientes para 4 personas. 1 plátano maduro, 2 kiwis, 0.5 aguacate, 1 pera, 125 ml yogur natural, 100 ml leche, 40 g miel, 30 g salvado de avena, 5 g jengibre rallado, 10 g coco rallado, 6 a 8 cubitos de hielo
  • Elaboración. En primer lugar, agregamos el yogur y la leche al vaso de la batidora. Yo he utilizado Thermomix, pero cualquier otro tipo de batidora eléctrica de vaso o robot de cocina hará buen papel. Importante que sea una batidora potente, no valdrá una de vaso porque al final del proceso hay que triturar hielos (aunque este paso es prescindible). A continuación, pelamos y troceamos el plátano, los kiwis, el aguacate y la pera. Los agregamos al vaso de la batidora y trituramos hasta que no haya trozos de fruta. Entonces incorporamos la miel, el salvado de avena, el jengibre y el coco rallado y trituramos de nuevo. Probamos el punto de dulzor y rectificamos si fuera necesario, añadiendo más miel en caso de querer un smoothie más dulce. Por último, añadimos los cubos de hielo al vaso de la batidora y trituramos hasta que no se noten. Servimos inmediatamente.

Receta completa | Smoothie de kiwi, aguacate y pera: receta saludable

Smoothie de arándanos y plátano

smoothie
  • Ingredientes para 3 personas. 200 g arándanos, 1 plátano, 30 g copos de avena, 125 ml yogur griego, 15 g mermelada de arándanos, 200 ml agua de coco, 200 ml nata liquida para montar, 20 g azúcar glasé, 15 arándanos para decorar, menta fresca para decorar
  • Elaboración. Lavamos los arándanos y los introducimos en el vaso de una batidora americana. Añadimos el plátano, los copos de avena, el yogur, la mermelada y el agua de coco. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea, subiendo la intensidad de la batidora poco a poco para que no sufran las cuchillas. Vertemos la mezcla en tres vasos. Batimos la nata, que habrá de estar bien fría, con unas varillas (mejor si son eléctricas, así no tendremos que hacer mucho esfuerzo). Cuando empiece a tomar cuerpo agregamos el azúcar glasé y terminamos de montar. Introducimos en una manga pastelera y terminamos los vasos de smoothie con un poco de nata montada azucarada, arándanos y menta fresca.

Receta completa | Cómo hacer un refrescante smoothie de arándanos y plátano, receta con vídeo incluido

Smoothie de piña, mandarina y jengibre

smoothie
  • Ingredientes para 3 personas. 0.5 piña natural (pelada), 3 mandarina, 150 ml zumo de naranja, 50 g miel, 10 g jengibre fresco
  • Elaboración. La piña que he utilizado en este smoothie estaba congelada, lo que hace más refrescante el resultado sin necesidad de tener que añadir hielos para conseguirlo. Cuando compro piña suelo limpiarla entera y trocearla. Si no la consumo toda y congelo parte de ella para usar en preparaciones como esta. Viene bien tener unos trozos en el congelador. Colocamos la piña congelada en el vaso de un robot de cocina y trituramos. Pelamos las mandarinas, les retiramos las posibles pipas que puedan contener y las añadimos al vaso. Pelamos el jengibre, lo troceamos groseramente y lo añadimos al vaso. Trituramos hasta obtener una masa homogénea. Incorporamos el zumo de naranja y la miel y trituramos de nuevo. Ajustamos el punto de dulzor y el espesor, añadiendo más miel y más zumo de naranja si lo consideramos necesario. Si no tenemos un robot de cocina potente y nos quedan restos de mandarina sin triturar, podemos pasar el smoothie por un chino antes de servirlo.

Receta completa | Smoothie de piña, mandarina y jengibre: receta fácil para un desayuno saludable

Smoothie de plátano y uva

smoothie
  • Ingredientes para 2 personas. 200 ml leche desnatada, 1 plátano, 80 g uvas rojas sin semillas, 3 g extracto de vainilla, 150 g yogur griego, 30 g azúcar
  • Elaboración. Para empezar, vamos a pelar el plátano, cortarlo en trozos y ponerlo en el congelador por unos dos horas. Si no tienes tiempo o se te olvido poner a congelar el plátano podrás usar hielo agregándolo al momento de licuar todos los ingredientes. Limpiamos las uvas bajo el chorro de agua fría para mezclarlas enseguida con el yogur griego. Añadimos el extracto de vainilla, el azúcar y los trozos de plátano congelado. Vertemos ahora le leche en el vaso de la licuadora que accionamos por unos minutos a velocidad alta. Si queremos que nuestra bebida esté más fría podemos agregar los hielos o ponerla a enfriar por unos 30 minutos antes de tomarla.

Receta completa | Cómo hacer un smoothie de plátano y uva

Smoothie de fresa, aguacate y queso

smoothie
  • Ingredientes para 4 personas. 300 g fresa, 1 aguacate, 1 yogur de fresa, 200 g queso crema, 50 g miel, 75 ml leche
  • Elaboración. Lavamos las fresas a conciencia bajo un chorro de agua fría, retiramos las hojas verdes y la parte blanca que puedan tener y las colocamos en el vaso de la batidora. Yo he utilizado Thermomix porque le da una textura estupenda a los smoothies, pero podéis usar cualquier otra. Cortamos el aguacate por la mitad, transversalmente, y separamos las dos mitades. Con ayuda de una cuchara retiramos la carne y la añadimos. A continuación incorporamos el resto de ingredientes excepto la leche, es decir, el yogur de fresa, la miel y el queso crema. Trituramos a velocidad media-alta durante un par de minutos o hasta que obtengamos una mezcla homogénea. Incorporamos la leche, poco a poco y sin dejar de batir, hasta conseguir el espesor deseado. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Receta completa | Smoothie de fresa, aguacate y queso. Receta saludable y nutritiva

Smoothie bowl verde de kiwi, rúcula y avena

smoothie
  • Ingredientes para 1 personas. 1 kiwis maduro, 1 plátano maduro, 1 piña natural en rodajas, una cucharada de avena, 1 dátil, un manojo de rúcula, leche o bebida de avena necesaria, papaya o mango, arándanos o frambuesas, fresa o cerezas, semillas de chía o amapola o sésamo, coco rallado
  • Elaboración. Si queremos una textura más espesa y si nos gusta muy frío, la noche antes pelar el plátano, cortar en rodajas y congelar en una bolsa hermética. Se puede preparar también directamente antes de consumir. Cortar el kiwi por la mitad y sacar la fruta. Trocear y colocar con el plátano en una picadora o batidora. Cortar una rodaja de piña natural, preferiblemente que esté madura y bien jugosa, retirar la corteza y el núcleo central más duro. Trocear y añadir a la picadora. Retirar el hueso del dátil, picar y triturar con la fruta y una cucharada de copos de avena. Añadir la rúcula y triturar de nuevo hasta conseguir una textura cremosa homogénea. Agregar leche de avena hasta conseguir la textura deseada o para suavizar el sabor. Añadir un poco más de copos de avena si queremos que quede más espeso. Servir en un cuenco y decorar con papaya o mango pelado y cortado en láminas, arándanos y cerezas o fresas picados, un poco de coco rallado y semillas de sésamo, amapola o chía espolvoreadas.

Receta completa | Smoothie bowl verde de kiwi, rúcula y avena: receta para un desayuno saludable

Smoothie de piña, mango y agua de coco

smoothie
  • Ingredientes para 4 personas. 1 piña natural, 1 mango, 1 naranja, 250 ml agua de coco, 10 g jengibre fresco, 40 g miel, 200 g hielo
  • Elaboración. La elaboración de este smoothie es muy sencilla, como he mencionado antes. No obstante, es importante contar con un buen cuchillo para que la única tarea requerida por nuestra parte, la de pelar y trocear toda la fruta, sea lo menos costosa posible. Comenzamos por la piña y, para ello, retiramos las hojas de la parte superior. Le damos la vuelta y retiramos, de igual manera, la parte inferior. Colocamos la piña en vertical, sobre la tabla de corte, y cortamos la corteza en tiras de arriba a abajo. Con mucho cuidado de sujetar bien la piña para que no resbale y terminemos cortándomos. Una vez retirada la piel o corteza de la piña, retiramos y desechamos el corazón. Esta parte es dura y hebrosa y, aunque no tiene mal sabor, nos arruinaría el smoothie por las hebras que dejaría después de pasar por la batidora. Cortamos la piña en trozos y la colocamos en el vaso de la batidora. A continuación, pelamos el mango y retiramos la carne del hueso interior. Cuidado también con el cuchillo, el mango es muy escurridizo y resbala con facilidad, aunque su carne es blanda y se corta sin dificultad. Rebañamos todo lo que podemos del mango para aprovechar su carne al máximo. Desechamos el hueso e introducimos los trozos de mango en el vaso de la batidora, junto con la piña. Pelamos la naranja, sin dejar restos de piel blanca para que no nos amargue el smoothie y la cortamos en dos. Pelamos el jengibre y lo troceamos. Agregamos la naranja y el jengibre vaso de la batidora junto con la miel y el agua de coco. Trituramos hasta que no se noten trozos de fruta y hayamos obtenido una consistencia cremosa. Retiramos del vaso. Por último, incorporamos los hielos al vaso de la batidora y los trituramos hasta obtener un granizado. Agregamos el batido de fruta al vaso nuevamente, batimos para mezclar bien y ya tenemos nuestro smoothie listo. Ajustamos el punto de espesor al gusto, agregando más agua de coco si lo consideramos necesario.

Receta completa | Smoothie de piña, mango y agua de coco: receta refrescante para combatir el calor

Smoothie o batido cremoso de melocotón y yogur

smoothie
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g melocotón maduro, 150 g yogur griego sin azúcar, 5 ml zumo de limón o lima, leche necesaria, zumo de naranja (opcional), miel necesaria (opcional), menta fresca o hierbabuena o albahaca
  • Elaboración. Lavar bien y secar los melocotones. Pelarlos y trocearlos, desechando los huesos. Colocarlos en una bolsa de congelación e introducirlos en el congelador como mínimo una hora. Batir con unas varillas el yogur griego y mezclarlo con un poco de sirope de ágave o miel (opcional, no hace falta si la fruta es dulce y aromática). Introducir el melocotón congelado en una picadora o batidora de vaso y comenzar a triturar. Añadir el yogur y el zumo de limón y continuar picando hasta conseguir una textura homogénea. Agregar un poco de leche o de zumo de naranja, poco a poco, si quedara demasiado espeso. Corregir el punto de dulzor añadiendo más sirope o miel al gusto, solo si fuera realmente necesario. Servir inmediatamente o guardar en un recipiente hermético en la nevera.

Receta completa | Smoothie o batido cremoso de melocotón y yogur: receta refrescante y nutritiva

Moulinex Blend&Go LM1B1D - Batidora de vaso de 300 W, batidora smoothie con jarra de plástico de 750 ml, incluye botella portátil de 750 ml, 4 cuchillas extraíbles, acabados en acero inoxidable

Açaí bowl

acai bowl
  • Ingredientes para 2 personas. 2 plátano (congelado), 40 arándanos (congelados), 25 frambuesas (congeladas), 6 almendras, 150 ml leche, 5 g açai molido, semillas de amapola, copos de avena, manzana
  • Elaboración. Es necesario que para elaborar el açai bowl tengamos la fruta congelada para que la consistencia sea cremosa. Para ello, antes de la preparación, pelamos y cortamos los plátanos en rodajas y los congelamos. Contamos también con que los arándanos y las frambuesas están congeladas. Colocamos la fruta congelada en el vaso de una batidora potente junto con las almendras. Regamos con la mitad de la leche y el açai molido (cinco gramos es el correspondiente a una cucharada sopera rasa). Trituramos hasta homogeneizar y probamos el espesor. Añadimos el resto de la leche, poco a poco y triturando de nuevo hasta alcanzar la consistencia deseada. Es muy importante tener una batidora potente pues los trozos de fruta congelada ofrecen mucha resistencia. Cualquier batidora de vaso americana es buena para ello. También podéis hacer el açai bowl con Thermomix, que es el robot del que yo dispongo en casa. He ido aumentando la velocidad de cinco a siete progresivamente durante, aproximadamente, 30 segundos.

Receta completa | Cómo hacer açaí bowl, el desayuno o merienda más saludable (receta con vídeo incluido)

En DAP | 21 batidos de frutas con combinaciones para todos los gustos (y qué temporada es mejor para cada uno)

En DAP | Las 18 mejores licuadoras, batidoras y exprimidores para sacar todo el partido a tus smoothies, batidos y zumos este verano

Comentarios cerrados
Inicio