Calabacín salteado con vinagre balsámico: una variante de guarnición, sencilla y fácil de hacer con un efecto crujiente y dulce

Calabacín salteado con vinagre balsámico: una variante de guarnición, sencilla y fácil de hacer con un efecto crujiente y dulce
Sin comentarios
8 votos

Esta receta de calabacín salteado con vinagre balsámico, es tan fácil de hacer que prácticamente no necesitamos receta, el secreto está en las hierbas que se agregan y las semillas de sésamos tostadas para un acabado crujiente. El efecto de caramelo que logra el vinagre balsámico en la sartén hace que sea una receta espectacular. Queda muy rico y al ser una opción muy fácil de hacer, complementa y se puede adaptar al gusto. Por ejemplo, se pueden reemplazar las semillas de sésamo por girasol, y las hierbas por otras como perejil, menta, eneldo, y más.

El calabacín es una hortaliza muy popular en la dieta mediterránea y a lo largo del mundo. Dada su versatilidad en la cocina, participa en un sinfín de recetas como tartas saladas, woks, pizzas, asados, hasta en carpaccio y bizcochos dulces.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Calabacín medianos 2
  • Orégano seco o fresco 10 g
  • Cilantro fresco o seco 10 g
  • Vinagre balsámico 5 ml
  • Semillas de sésamo puñado pequeño
  • Aceite de oliva virgen extra para dorar los calabacines
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer calabacín salteado con vinagre balsámico

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 25 m

Lavar y cortar en rodajas los calabacines. Se puede utilizar la mandolina o un cuchillo afilado, recomiendo en rodajas no muy finas para que resulte crujiente al morder.

En una sartén mediana con unas cuchara de aceite de oliva virgen extra, cocinar las piezas hasta dorar de ambos lados, dándoles la vuelta cuando sea necesario para una cocción uniforme. Esto llevará unos 15 minutos aproximadamente.

Mientras tanto, en una sartén tostar las semillas de sésamo crudas hasta que se tornen doradas y aromáticas.

Una vez que los calabacines estén listos, agregar las hierbas secas (o de utilizar frescas, picar previamente), el vinagre balsámico, las semillas tostadas, la sal, la pimienta y dar un par de vueltas para absorber la mezcla anterior.

Se puede servir en caliente, tibio o frío.

8 votos
Beige Pastel Cream Neutral Boho Romantic Style Coffee Photo Collage

Fackelmann Mandolina de Cocina profesional ajustable para cortar verduras con Protector de Dedos, polímero y acero inoxidable, colores Blanco y Negro. 32x12, 5cm, 1 ud

Con qué acompañar el calabacín salteado con vinagre balsámico

El calabacín salteado con vinagre balsámico, gracias a que se cocina rápido, se puede comer tal cual o completar con arroz, cuscús, quinoa, pasta o simplemente, sobre una tostada de pan con unas cucharadas de hummus y hojas verdes.

En DAP | Recetas con calabacín: 24 platos para cuidarse y disfrutar de esta hortaliza

En DAP | Rösti de calabacín: receta vegetariana ligera con solo tres ingredientes

Temas
Inicio