Compartir
Publicidad

Delirios, el proyecto personal de Javier Rodríguez con el que deslumbra en León

Delirios, el proyecto personal de Javier Rodríguez con el que deslumbra en León
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Delirios es el restaurante de Javier Rodríguez, un cocinero joven que regresó a León tras haber trabajado en Coque o La Terraza del Casino y según nos cuenta, es su proyecto gastronómico personal, un sueño hecho realidad con el que nos ha deslumbrado en León.

El proyecto surgió en 2009, en un local situado muy cerca de la catedral y tras siete años, se trasladó al nuevo local con barra y sala con el que está funcionando a la perfección, gracias a sus platos llenos de sabor, en los que revisa la cocina tradicional leonesa, dándole una vuelta de tuerca para actualizarla.

Delirios

En el restaurante Delirios, la cocina de Javier apuesta por la calidad de las materias primas, los ingredientes del mercado. Son productos tradicionales con elaboraciones renovadas, buscando mantener el sabor de siempre y una presentación moderna.

Una barra muy agradable con mesas para poder comer de picoteo -con carta propia para este menester-, y una gran bodega, dan paso a una sala en la que mesas de madera sin mantel de tela dan un caracter moderno e informal al local. Es cuando llega la comida, cuando te das cuenta de la calidad del restaurante donde estás.

El menú gastronómico de Delirios

Aperitivos Delirios Chupachups de queso Valdeón y magdalenas de tomate, aperitivos en Delirios

El menú gastronómico de Delirios es un menú muy interesante, que consta de un aperitivo, tres entrantes, un plato de pescado, un plato de carne y prepostre y un postre, y tiene un precio muy accesible, 37 euros el menú que llegan a 50 euros si se quiere tomar con su maridaje.

Comenzamos con los aperitivos y los entrantes, siendo la primera propuesta un boquerón marinado con granizado de manzana, un dim sum de verduritas salteadas y una croqueta de cocido. Son bocados pequeños y sabrosos que sirven para ir abriendo boca.

Detrás los sabrosos chupachups de queso Valdeón, y unas magdalenas de tomate rojo, que quizás parecen más un prepostre que un aperitivo, quedándose cortas de sabor a tomate y notándose más la masa de magdalena, pese al tomate deshidratado que tienen por encima.

Delirios 2 Garbanzos de pico pardal salteados con langostinos y su crujiente

Siguen los dos entrantes más interesantes, un original Bocadillo leonés, que es una air-baguette cubierta de cecina y un velo de tomate, y tras ellos el plato más espectacular, unos garbanzos de pico pardal salteados con langostinos y su crujiente, con un sabor tan delicioso, que justifica por sí misma la excursión a León, si se viaja desde otra zona de España.

Delirios 3 Ensalada de brandada de bacalao, pimiento rojo asado, olivas negras y caviar

El plato de pescado es una ensalada de brandada de bacalao, pimiento rojo asado, olivas negras y caviar con un crujiente de piel que alterna sabores y texturas, un plato muy bien elaborado que se disfruta desde el principio.

Lechazo Lechazo asado con lombarda salteada y manzana reineta de Delirios

Como plato de carne, un lingote de lechazo asado en el momento con lombarda salteada y manzana reineta, interesante, sabroso y perfecto para dar paso a los postres, dando por terminados los pases salados del menú.

Los postres de Delirios

Crema De Queso Cabra Crema de queso de cabra del Bierzo, avellanas y AOVE, del restaurante Delirios

Los postres que elabora Javier Rodríguez parten de una declaración personal. Yo soy cocinero, no repostero, comentó a Directo al Paladar. Quizás por ese motivo no hace postres, sino cocina dulce, además muy acertada. Además de la crema de queso de cabra del Bierzo con avellanas y AOVE, el menú termina con otro postre, llamado Fresas, vainilla, cerveza en barrica de Bourbon y Caramelo.

El maridaje

Maridaje Delirios

Para el menú de degustación, se han elegido vinos muy variados. Fantásticos entre otros, el Riestling, el Albarín y original el maridaje con cerveza del segundo postre. A mejorar, la temperatura de algunos vinos que no estaba en su punto.

En general, Delirios es uno de esos restaurantes en los que sales muy contento –algo que a veces echamos en falta– y que, además, tiene un precio muy razonable, por lo que es una visita muy recomendable para cuando hagáis un viaje o una escapada a León.

Lo peor: las magdalenas de tomate rojo que podrían tener un tamaño menor y un sabor más intenso y la temperatura de los vinos blancos.
Lo mejor: Los garbanzos pico pardal salteados, el bocadillo leonés y la excelente relación calidad-precio.

Datos prácticos
Dónde: C/Ramón y Cajal nº5 (León)
Precio medio: 50 euros, con vino.
Reservas: 987237699 y en su página web

En Directo al Paladar | Qué pedir en un restaurante asturiano
En Directo al Paladar | Qué son los Bib Gourmand de la Guía Michelin y cuáles son los restaurantes con esa calificación en España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio