Compartir
Publicidad

Rita & Champagne, cocina de mercado mediterránea con toques cubanos en un ambiente acogedor

Rita & Champagne, cocina de mercado mediterránea con toques cubanos en un ambiente acogedor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En pleno barrio de las Salesas de Madrid encontramos Rita & Champagne, un coqueto bistró regentado por Alain de Cárdenas y Shaily Romero, cubanos de nacimiento pero que han apostado por ofrecer una carta de aires mediterráneos. Recientemente han renovado su carta, manteniendo la apuesta por mimar la calidad del producto, con unas pizzas fantásticas y pequeños toques creativos.

La recién renovada carta, sin pecar de ser demasiado amplia, ofrece opciones variadas para todos los gustos, en la que predomina la presencia mediterránea con notas internacionales. Completan la oferta un menú diario de calidad que cambia cada día y una barra de cócteles donde destaca el refrescante mojito de champagne.

Acogedor espacio, decoración moderna y elegante con toques vintage

Rita & Champagne

Junto a la Plaza de Santa Bárbara se sitúa la calle Orellana, donde encontramos el restaurante que después de dos años de andadura ha visto cómo se ha revitalizado la oferta gastronómica a su alrededor, siendo hoy un barrio con propuestas muy interesantes. Una bonita fachada invita a pasar el umbral tras el que el visitante se encuentra un acogedor recibidor cuyas escaleras dirigen a la planta superior, donde se abre el restaurante.

Lo primero que llama la atención es el llamativo juego de copas que cuelgan sobre la escalera y que adelantan el estilo decorativo de todo el restaurante. Obra de Patria Galdón, Rita & Champagne combina aires de moderno bistró con toques vintage mediterráneos, creando un espacio acogedor, nada recargado, salpicado de detalles originales.

Rita & Champagne

El mobiliario combina mesas y sillas diferentes pero bien integradas, con mesas rústicas de madera y sillas más de diseño. Muebles vintage que parecen sacados de la Provenza francesa conviven con detalles como el panel iluminado de una de las paredes donde se lee ‘Rita’ , una chimenea antigua o piezas de arte de autores cubanos.

Rita & Champagne

El restaurante se divide en varios espacios, el comedor con mesas de diferente tamaño, bien separadas entre sí, una zona de barra junto a la que se sitúan mesas altas y taburetes para comidas más desenfadadas, y un reservado con capacidad hasta para 12 personas. Además, tras la barra se puede ver el impresionante horno de piedra volcánica del Vesubio que garantiza unas pizzas de primera categoría.

Cocina de mercado mimando el producto

Rita & Champagne

El reciente cambio de carta de Rita & Champagne quiere seguir apostando por una cocina de mercado teniendo en cuenta la temporada, con platos sin artificios pero añadiendo el toque personal de la chef. La carta no es muy amplia, cosa que siempre agradezco pues personalmente me desesperan las listas kilométricas, pero sí variada y procurando satisfacer a todos los gustos. Prevalecen los aires mediterráneos con escarceos internacionales, sin perder nunca de vista la Cuba natal de sus propietarios.

Los servicios comienzan con un aperitivo de la casa que normalmente consiste en un chupito de crema de verduras de temporada. El servicio de pan se acompaña de un aceite picante elaborado por ellos a partir de aceite de oliva virgen extra de buena calidad, con un profundo aroma que se percibe con tan sólo abrir la botella.

Rita Pollo

En los entrantes, ideales para compartir, encontramos las siempre agradecidas croquetas, en este caso de jamón ibérico y queso manchego con membrillo, carpaccio de pez mantequilla con tartufada, milhojas de verduras con brie o burrata ahumada. Dos opciones de pescado, tartar y tataki de atún con ensalada de algas, y alguna más entre las carnes, con opciones como el secreto ibérico o el pollito relleno de zanahoria en crema con aguacate.

Una de las grandes apuestas ha sido el menú del día, que vista la concurrencia de trabajadores de la zona a la hora de la comida está siendo todo un éxito. Cada día se ofrece un menú diferente por 12,90€, con dos platos y postre, pero con la idea de alejarse del típico menú diario. Son platos preparados en el momento, con productos frescos y bien presentados. Huevos rotos, wok de ternera con verduras, quiches, curry de pescado, risottos, pastas o guisos tradicionales son algunos ejemplos de lo que se puede encontrar en el menú de Rita.

Pizza y champagne el emblema de la casa

Rita & Champagne

Rita & Champagne es mucho más que pizzas y champagne, pero no hay duda de que siguen siendo los emblemas de la casa. En una primera etapa se centraron mucho en este concepto del maridaje entre el plato italiano y las burbujas francesas, y aunque ahora han abierto la cocina, sigue siendo uno de los atractivos del restaurante. No en vano su nombe es un homenaje a la reina Margarita, quien se supone que fue la primera en combinar ambos productos.

Son muchos los que afirman que sus pizzas son de las mejores de Madrid, y desde luego merecen mucho la pena. El secreto es en realidad obvio: los ingredientes, la receta y el horno. No fue fácil convencer a los napolitanos para instalar uno de sus exclusivos hornos de leña de piedra volcánica en el local, pero la inversión mereció la pena. Con una receta de masa tradicional e ingredientes italianos, la masa de sus pizzas es una delicia, fina, sabrosa y ligera.

Rita Tataki

La tartufina es la más famosa y con razón. Se trata de una pizza con base de tomate y mozzarella cubierta con una crema de trufa negra, salpicada de tomate semiseco, rúcula y el toque de su aceite picante. Sabrosísima combinación, sin que la trufa acapare demasiado protagonismo, con la explosión de sabor que ofrecen los bocados del tomate seco. Se puede acompañar de una copa de champagne sumando 4,50€ a los 14€

Entre los postres hay alguna opción ligera como el yogur muy frío, otras más típicas como la tarta de zanahoria o de chocolate, pero recomiendo probar las “torrejas, no torrijas”. Es una reinterpretación de la cocinera de nuestras torrijas, con una masa firme cortada en bastones nada empalagosa acompañada de crema de Baileys y un helado de panacotta delicioso.

Rita Torrejas

Hay que destacar también la calidad del café, preparado con la variedad gourmet de Segafredo a la manera italiana, en formato muy corto, y los cócteles que prepara el barman en la barra. El más famoso del local no podía ser otro que el mojito de champagne, muy suave y fresco.

Rita & Champagne parece haber acertado con los cambios introducidos en los últimos meses, con una cocina más versátil, un ambiente acogedor y cercano, y precios más comedidos. Tanto para comer bien a mediodía como para una velada agradable por la noche, es una estupenda opción para ir en pareja o con más compañía, y sin duda visita obligada para los amantes de la pizza.

Restaurante Rita & Champagne

Calle Orellana, nº 1
28004, Madrid
Tlf. 917 024 234
Precio medio 25/40 euros con champagne

En Directo al Paladar | Restaurante La Alpujarra. 25 años como taberna andaluza en Madrid
En Directo al Paladar | Restobar el Columpio. Comer divertido y comer bien en Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio