Publicidad

Pinchos o tostas de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado: receta fácil y rápida de aperitivo

Pinchos o tostas de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado: receta fácil y rápida de aperitivo
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta receta de pinchos o tostas de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado es muy sencilla y lo bueno que tiene es que podemos prepararla a partir de buenas conservas que tengamos en la despensa. La combinación del pimiento asado con los ahumados es fantástica, y el toque de la alcachofa termina de redondear los sabores en un bocado muy simple pero delicioso.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pan integral en rebanadas (o de cereales) 4
  • Alcachofa en conserva o naturales y cocidas 4
  • Bacalao ahumado (aproximadamente) 100 g
  • Pimiento rojo asado o varios piquillos 1
  • Queso de rulo de cabra 1
  • Albahaca unas hojas frescas
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer pinchos de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m

Asar primero el pimiento rojo si lo vamos a preparar en casa, pelándolo y retirando las semillas. Cortar en porciones. Tostar las rebanadas de pan hasta dejarlas bien crujientes. Recortar porciones redondas con un molde o, simplemente, un vaso.

Escurrir bien las alcachofas y cortar el rabito, si lo tuvieran. Cortar el bacalao ahumado en tiras finas. Rellenar las alcachofas con el bacalao, salpimentar ligeramente y decorar con albahaca.

Untar cada tosta de pan con queso de cabra y disponer encima un trozo de pimiento. Colocar a continuación las alcachofas rellenas de bacalao y regar o pulverizar con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Pinchos de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado. Receta de Semana Santa

Con qué acompañar los pinchos de alcachofa

Los pinchos de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado se preparan en un momento y son estupendos para servir en una cena de picoteo o como aperitivo de la comida. Podemos prepararlos con cierta antelación, pero procurando sacarlos de la nevera un buen rato antes de servir para que no estén demasiado fríos a la hora de degustarlos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir