Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué un sifón de cocina puede ser mortal?

¿Por qué un sifón de cocina puede ser mortal?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La reciente muerte de la bloguera francesa Rebecca Burger debido al estallido de un sifón de cocina mientras preparaba crema chantilly ha puesto en el punto de mira a las marcas fabricantes de este utensilio.

No es el primer accidente doméstico registrado por este motivo en Francia, pero sí el más grave. Desde 2010, los consumidores franceses han ido alertando de casos y modelos concretos que por su cabezal de plástico suponen un riesgo en potencia. Aquí te desvelamos la lista negra francesa de sifones que deberías evitar si los tienes en tu cocina.

Tete Non Confrome

¿Por qué un sifón de cocina puede ser mortal?

La principal diferencia entre los sifones que pueden matar y los que no es el material del que están hechos. No se trata de un problema con el país de origen del producto (de hecho, la mayor parte de las empresas afectadas por los lotes defectuosos son francesas), sino de emplear aluminio, acero inoxidable o plástico.

Sifon 3

El peligro reside en el tapón de plástico de algunos modelos que sirve de cabezal a la cápsula de gas, que no puede soportar una presión excesiva y al salir disparado violentamente puede causar graves lesiones. A la bloguera le provocó un paro cardíaco por el fuerte golpe que recibió en el pecho al salir disparado. Los mejores sifones, sin duda, son los que no tienen materiales endebles.

El Instituto Nacional de Consumo francés, a través de su revista "60 millones de consumidores", advirtió del riesgo de utilizar este tipo de sifón ya en 2014 con el artículo titulado "Los sifones de crema chantilly atacan de nuevo. ¿Qué hacemos?.

La revista -especializada en el análisis riguroso de todo tipo de productos que se encuentran en el mercado- hace una exhaustiva revisión de los casos conocidos en Francia y recoge explosiones de sifones que han provocado lesiones graves en el cuello, ojos, pecho y manos de quien los usaba. Si uno además revisa los testimonios en forma de comentarios de los lectores que añadieron sus propias experiencias es como para pensarse dos veces el tipo de sifón que compramos.

EL INSTITUTO FRANCÉS DE CONSUMO ADVIERTE QUE LA EXPLOSIÓN DE UN SIFÓN PUEDE PROVOCAR GRAVES LESIONES

Varias marcas francesas están incluidas en la "lista negra de productos peligrosos" de la revista. En concreto, el modelo que le costó la vida a la deportista fallecida pertenecería a la marca Ard’Time, registrada en esta lista negra de 2014. La compañía pone a disposición de los clientes un formulario para tramitar la retirada de sus modelos defectuosos y ha hecho público un comunicado para recordar las medidas que ha tomado hasta el momento y las que seguirá tomando para que accidentes así no se repitan.

Ya en 2014 se habría alertado a 25.000 clientes que compraron este producto, a través del sistema de fidelización de la compañía. Muy lejos de los 160.000 sifones vendidos entre 2010 y mediados de 2012 solo por Ard'Time, según señalaba la publicación.

La deportista pudo haber comprado el sifón en este tiempo, pero no recibió comunicación alguna sobre el peligro que tenía. Y como ella, miles de hogares pueden seguir usando habitualmente los sifones defectuosos sin ser conscientes del riesgo. La familia de Rebecca Burger subió una foto a su Instagram para advertir a los ciudadanos sobre el peligro que implica este modelo en concreto.

Modelo Sifon

Lista negra de modelos de sifones, según el Instituto de Consumo francés

Por su interés, a continuación recogemos las marcas y modelos de sifones desaconsejados por Francia debido a ese endeble cabezal de plástico. Algunas ya han sido retiradas o sustituidas, pero quedan muchas sin localizar:

  • Joka, sifón 250 ml, que se vende en Amazon, con el código de barras No. 4 260 017 978 259 y la referencia No. 12707
  • Siphone Cream, se vendió en Hábitat hasta marzo de 2016, referencia 912375.
  • Essentiel B, distribuido por Boulanger con las referencias 000 101 3405 y 260211.
  • Parson’s International France, con la referencia PI4018F - 18-11-2010-ES.
  • Table Wear, modelo "Cofre Chantilly", distribuido por Cora con los códigos de barras 3700298912432 (sifón de 0,25 L) y 3700298912623 (sifón de 0,50 L). También distribuido por GIFI con la referencia 300131 (sifón de 0,25 L) y 267 788 (sifón 0,50 L).
  • GIFI, modelo "Cofre sifón, vasos, cucharas" con la referencia 275 010, que no debe confundirse con el nuevo modelo de cabezal de aluminio.
  • Saveur & Dégustation, modelo KB5356.
  • Tutti cuisine, modelo GLO4160
  • Tay’s kitchen, TAY5010
  • Sif, referencia 906125, lote 04.10. Chargeur N20, referencia 415, lote 12.10.
  • Urban Living, referencia, 18310, código 924015
  • Idée cuisine, distribuido por La Foir’ Fouille, con la referencia 10000130931.
  • Equinox, modelos 511072, 511146, 511164 y 511730.
  • Alinea, cofre “Chantilly con sifón y copas”, referencia 21478666.
  • Secret de gourmet, cofre “Mousse y chantilly”, sifón referencia 737010 y cofre 737090.
  • Ard’Time. La compañía facilita el siguiente formulario para devolver su producto defectuoso.
  • My style, distribuido por Culinarion et Ambiance & Style, código 2842104005882.
  • Celd, modelo 92539.
  • Ediciones Marabout: formato cofre con libro y sifón, distribuido por Marco Polo. Referencia 9782501067188.
  • Orfèvrerie de la tour, con los kits “Grande cuisine” y “Chantilly Espuma”, distribuido par E. Leclerc, con los códigos de barras 3 222 582 918 741 y 3 222 582 921 154, o la referencia 91874.
  • Louis-Tellier, sifón semi-profesional con referencia N4064, lote 03/2012, código de barras 3 325 980 009 698.

En caso de que el suyo sea alguno de estos modelos, se recomienda no usarlo y consultar a la tienda distribuidora donde lo compró o directamente al fabricante.

Imágenes | Ard'Time | Instagram Rebecca Burger
En Directo al Paladar | ¿Pueden matarnos unos simples nachos con queso?
En Directo al Paladar | Muere Rebecca Burger, bloguera francesa, al explotarle un sifón de cocina

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio