Compartir
Publicidad

Revisando la Thermomix a los tres años, ¿merece la pena pagar 1000€?

Revisando la Thermomix a los tres años, ¿merece la pena pagar 1000€?
Guardar
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El Varoma lo he usado poco

Sinceramente, creo que nunca me hubiera comprado una Thermomix. Pero tengo una que me regalaron, y desde entonces la he usado bastante. Sin embargo, hay una conversación que sale una y otra vez cuando se habla de la Thermomix, ¿merece la pena? Como en casi todo hay auténticos fanáticos, y auténticos detractores. Ambos bandos esgrimen argumentos poderosos pero, ¿dónde está el punto medio?

Por otro lado, creo que merece la pena hacer un post cuando ya ha pasado cierto tiempo desde la compra de cualquier aparato. Al pricipio, las opiniones pueden estar muy sesgadas, o muy positivas, o muy negativas, y solo el tiempo nos permite, a veces, juzgar con calma si una compra merece o ha merecido la pena. Ahí va mi opinión sobre la Thermomix (TM, en adelante)

El modelo de negocio y su influencia en el precio

Es muy difícil comprar una Thermomix por tu cuenta, aunque no imposible. No las venden en tiendas de electrodomésticos. Su modelo de negocio se basa, casi en exclusiva, en vendedores, ellos las llaman "presentadoras" (desconozco el número de hombres que habrá aunque intuyo que pocos), que van a tu casa a hacerte demostraciones culinarias para convencerte de su valor. Tratan de que nos olvidemos del precio, para que nos fijemos en todo lo que nos aporta. Y lo hacen bien. Tanto es así, que se estima que hay 1,5 millones de TM en España, e incluso en plena crisis, en 2012, se vendieron 113.000 aparatos. Una facturación de unos 100 millones de €.

El caso es que es un modelo de negocio que funciona. La empresa cuenta en España con unas 7000 "presentadoras" que funcionan por comisiones. 1 TM son 123€, 3 TM 500€ y 5 son 1000€ con más de 6, le regalan un aparato (Fuente CincoDías). Haciendo cuentas rápidas, tocan a 16 TM vendidas por "presentadora", lo que supondría unos 3000€ + 3 TM de regalo (que vendidas en eBay podrían ser unos 2000€ más) para cada una en comisiones. Desde luego, las 7000 "presentadoras", no se pueden ganar la vida a la vez vendiendo el cacharro. Pero estos negocios no funcionan así. Más bien, habrá una fracción muy pequeña de esas 7000 que dediquen en exclusiva, mientras que habrá una larga cola de "presentadoras" aficionadas, que lo tienen como una fuente de ingresos secundaria.

Volviendo a las cifras de arriba, de los 100M €, unos 23M € se pudieron repartir en comisiones de ventas, según mis cálculos. El resto se iría en impuestos, gastos de la empresa, mantenimientos, garantías, etc... He buscado una cuenta de resultados, pero a bote pronto, no la he encontrado publicada. Aún así, es posible que el beneficio neto esté cerca de los 20 ó 30 millones de €.

El factor emocional en el ciclo de venta de la Thermomix

¿A qué me refiero? Pues al hecho de que venga una persona a tu casa para "presentarte" el cacharro. Es imposible no crear cierto vínculo emocional. Te hacen la comida, te enseñan como se usa, trucos, etc... Y eso produce cierta sensación de obligación, de la que es difícil desprenderse y que en cierto modo impide que se tome una decisión racional. En mi caso no hubo problema, porque era un regalo, pero sabes que está ahí.

También entiendo el modelo de venta. Si la TM se vendiera en tienda, su precio tendería a ser muy inferior. Intuyo que la mitad o dos tercios, más o menos, aunque bien es cierto que una búsqueda en eBay de las TM de segunda mano arroja un precio medio de unos 700€ (tomando los 24 primeros precios). Unos 300€ menos. La TM tiene que demostrar su valor, y eso no hay mejor forma de hacerlo que tras una demostración real, en la que alguien experto nos enseñe cómo poder sacarle todo el partido. De eso modo, dejaremos de mirar el precio, para centrarnos en el valor.

Por cierto, si os interesa saber los precios de la TM del resto del mundo aquí los podéis ver. Como véis, bastante constantes en todos lados.

Uso real después de la compra y el boca a boca

Cuando uno se gasta dinero en una cosa, y sobre todo, si es una buena cantidad, tiene el sesgo de querer hablar bien de su compra. De poner en valor lo que ha comprado, para que los demás no piensen que le han timado. Ojo, que a mi la TM no me parece ningún timo, pero como la web está repleta de reviews positivas, creo que también es bueno ofrecer el contrapunto.

Un ejemplo es este extracto de un artículo de DAP sobre la experiencia con la thermomix:

"Lo primero que notarás al llegar la Thermomix a tu cocina es que puedes prescindir de la mayoría de utensilios: batidora, picadora, montadora de varillas, peso de cocina, amasadora, etc. ya que ella sola cumple todas esas funciones y más"

Es uno de los argumentos típicos de venta de la TM. La realidad es que no es así. Primero, porque todas esas cosas ya las tienes en la cocina, y la inversión ya está hecha, y segundo, que realmente las sigues utilizando. La función de peso de la TM es muy práctica, pero a veces tienes más a mano el de toda la vida. La batidora es discutible, porque, por ejemplo, hacer la mayonesa en la TM no es fácil y con la batidora creo que sale mejor (quizá por el tamaño del baso de batir). En resumen, que realmente no dejas de usar lo que ya tenías en tu cocina. Añades una cosa más.

Luego está el tema de la cocina al vapor. En dos años de uso de la TM, habré hecho menos de 10 platos al vapor. El varoma (el extra de la TM para esto) es un engorro, en mi opinión. Ocupa mucho espacio, es incómodo de fregar, y lo más importante, aunque la comida al vapor es muy saludable, ¿cuántos platos realmente hacemos al vapor? Como dicen los ingleses, un "nice to have", pero poco más.

Ah, el ruido, que nadie lo comenta. Es, sinceramente, muy molesto. Como cualquier batidora cierto, pero no cuando uno está haciendo un guiso. Hacer unas lentejas puchero tiene de fondo un agradable pop, pop, pop, pero en la TM es un ruido de carraca que obliga a cerrar la puerta de la cocina, o que te impide escuchar la radio o la música.

Por último, otro argumento muy manido, si no te gusta cocinar la TM es la solución. Creo que no, para nada. Si no te gusta cocinar, no te gusta cocinar. Punto. No pasa nada, te puede gustar comer y no cocinar. A mucha gente le gusta el fútbol, pero no le gusta correr. Si crees que por tener un TM te vas a animar a cocinar estás tirando el dinero. Es más bien al contrario. Si te gusta cocinar, la TM te gustará. No en vano la tienen muchos restaurantes porque hace cosas muy fáciles, y con texturas imposibles de conseguir de otra manera. Por ejemplo, si te gusta hacer pan en casa, o masa de pizza, hacerla con la TM puede que te guste. Si no, o harás un par de veces, y luego la comprarás hecha de nuevo.

El verdadero uso medio de la Thermomix

El caso es que tras la compra, tienes una época de querer hacer todo en la TM. Tortillas, huevos revueltos, lentejas, etc... y al final, ese boom inicial se va desinflando y poco a poco la TM encuentra su sitio, que lo tiene, y muy bueno.

Salvo que seas un verdadero fan, o que te guste mucho mucho cocinar (luego comento esto), la TM es muy útil para hacer purés, el gazpacho sale espectacular, hacer masas de repostería, masas de panes, pizzas, y masas de croquetas.

En mi casa, yo soy más fan de la TM que mi mujer. De hecho, ella la usa casi exclusivamente para purés, masa de croquetas, gazpachos o guacamoles. Yo he experimentado más, con algún que otro fracaso sonado, pero también con éxitos notables en masas de pizza, tarta de santiago, postres, smoothies (batidos densos). Por otro lado, el cacharro es un prodigio de diseño. Es robusto, fiable, potente, duradero, no consume mucha energía (1500W) y es fácil de limpiar (menos las aspas) y más con este truco que os comenté.

Mi impresión es que su precio podría estar un poco inflado, y el motivo principal es su modelo de venta, más que el ahorro o la utilidad real que pueda tener. Ojo, que no es el único producto así, el mismo debate de da con teléfonos móviles o coches.

La cuestión es, ¿me hubiera gastado de mi bolsillo 1000€ en una Thermomix? Ahora mismo, en mi caso, y tras tres años de uso, la repuesta es un no, aunque con dudas. Es cierto que me ha facilitado la vida, sobre todo en el tema de los purés y las masas, pero ¿como para pagar 1000€? Eso ya no lo tengo tan claro, ¿y vosotros?

Imágenes | Por uncafelitoalasonce En Directo al paladar | Chouquettes. Receta de Navidad con Thermomix En Directo al paladar | Paté de aguacate. Receta con Thermomix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos