El pueblo abandonado, a solo 20 minutos de Madrid, que encantará a los amantes del misterio (y la naturaleza)

El pueblo abandonado, a solo 20 minutos de Madrid, que encantará a los amantes del misterio (y la naturaleza)
Sin comentarios

Leyendas, fantasmas, peste y paludismo no suenan a los mejores mimbres como para atraer turistas. Sin embargo, una aldea ahora deshabitada, ubicada en el municipio de Leganés, al sur de la ciudad de Madrid, se ha convertido en un reclamo turístico de primer nivel.

Al menos para los amantes del misterio, que han encontrado a apenas 25 minutos de la ciudad de Madrid un paraje que hará las delicias de los seguidores de Iker Jiménez o de los aficionados al cine de terror.

Hablamos, ni más ni menos, que de la antigua aldea de Polvoranca, que se incorporó oficialmente a la villa de Leganés en el año 1849 y que, para muchos, es sólo la historia del Parque Polvoranca, que se comenzaría a construir en el año 1986.

Lo cierto es que es en la actualidad el parque el gran atractivo de la zona, antaño próspera colonia agrícola, pero cuya población fue descendiendo paulatinamente en el siglo XX. La proximidad a zonas de humedales propició que tanto la peste como el paludismo se expandieran por la antigua aldea de Polvoranca, que finalmente se deshabitó a mediados del siglo XX.

Eso no quita que, por ejemplo, conserve ciertos vestigios arquitectónicos relevantes como la Iglesia de San Pedro, erigida en el siglo XVII, hoy en ruinas, que es el epicentro sobre el que se construyen parte de las leyendas de malditismo de Polvoranca, donde se habla de psicofonías y voces de ultratumba en los alrededores de la iglesia, pues también actuaba como cementerio.

Istock 1475493731
La antigua Iglesia de San Pedro, único vestigio de la antigua aldea de Polvoranca.

Lo cierto, si apartamos las creencias en el más allá, es que lo que queda de Polvoranca es en realidad un magnífico parque de más de 150 hectáreas en pleno Leganés que tiene varias lagunas, un arroyo, jardines temáticos, un arboreto, un jardín botánico y pistas deportivas.

Perfecto para hacer todo tipo de deporte o para disfrutar de un tranquilo día de campo, el Parque de Polvoranca además sorprende con las citadas lagunas. Por un lado, la de Mari Pascuala, ahora un lago artificial de ocho hectáreas —aunque en origen era una laguna natural— rodeado de vegetación.

Junto a ella, el arroyo de la Recomba, que abastecía en otros tiempos a la laguna, también forma una laguna natural de menor calado donde se encuentran ejemplares de flora de ribera. Además, también está el jardín botánico, dotado de más de 400 especies internacionales, y su singular arboreto.

Guía del Madrid mágico (Enigmas y conspiraciones)

Para rematar la excursión, conviene acercarse a la laguna de los Sisones —llamada así por la presencia del sisón, una especie de avutarda— supone el otro despertar palustre de Polvoranca y un buen lugar para pasar una mañana verde en el sur de Madrid.

Imágenes | iStock

En DAP | Las mejores escapadas en Cercanías para el puente de mayo en Madrid sin coger el coche
En DAP | En este pueblo de Lugo está la catedral más antigua de España (y es perfecto para una escapada en primavera)

Temas
Inicio