Compartir
Publicidad
Publicidad

Hito de Cepa 21. La mirada amable de la Ribera del Duero

Hito de Cepa 21. La mirada amable de la Ribera del Duero
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La bodega de Ribera de Duero Cepa 21 tiene sus orígenes en la sólida experiencia que bodegas Emilio Moro proporciona a uno de sus responsables, Jose Moro. Este, consciente de que el mercado actual demanda otro tipo de actuaciones vitivinícolas, crea la incipiente cepa 21, que rápidamente engancha para el proyecto a relevantes personalidades de diversos ámbitos. Celebridades como Imanol Arias, García Calvo, Sergio Sauca y más recientemente Ronaldo (no Cristiano, si no el otro), se dejan seducir por la solvencia de un proyecto moderno y ambicioso, en base a una amistad que acabó derivando en una sociedad, o viceversa.

La imagen que pretende arrojar Cepa 21 es la de una marca moderna, dinámica, austera, en relación a los tiempos que corren, y muy ligada a la calidad de la mano de la innovación tecnológica y del respeto medioambiental.

A la espera de un gama alta que acabe redondeando la oferta, ésta se encuentra perfilada en el mercado por el cepa 21 (un vino con un envejecimiento de 14 meses en barrica) y su hermano pequeño, el Hito (con una evolución en madera de 8 meses).

Es de éste último, el más modesto de los vástagos de Cepa 21, del que vamos a hablar, ya que obra en nuestro poder una de las 300.000 botellas elaboradas a partir de las cepas de tinta fino más jóvenes, de las cerca de 50 Hectáreas que la marca posee en tierras vallisoletanas. Es un vino atípico, sus 8 meses de evolución en barrica, lo acercan más a la madurez de los vinos de crianza que a la mocedad de los jóvenes de la zona.

Las sensaciones finales tras la cata son de satisfacción. Un producto correcto, bien acabado, bastante redondo, sin excesivas pretensiones y con una más que correcta relación calidad-precio, algo que, por desgracia, no siempre se puede encontrar en tan excelsa mancha vitivinícola.

A la vista se presenta con un marcado color picota de capa alta bastante compensado y ligero ribete amoratado

En nariz, con intensidad, se manifiestan los vapores de frutos del bosque (frambuesas y moras frescas principalmente), herbáceas y suaves notas lácticas, avainilladas que lentamente ceden protagonismo a tímidos aunque nítidos tostados y ahumados, matices especiados y sucintos dejes balsámicos.

En boca penetra con intensidad, con buena entrada, la fruta madura de la que hace gala precede un paso goloso, aunque ligero, la ajustada carga tánica, da paso a un vino de trago fácil, sin excesiva profundidad ni complejidad, pero con un fresco final balsámico, a regaliz.

Hito 2008

Bodega: Cepa 21 Zona: Ribera del Duero Uva: Tinto fino Vino: Tinto con crianza (8 meses) Precio: 7 Euros aproximadamente Puntuación: 8

En Directo al Paladar l Dominio de Atauta En Directo al Paladar l Alonso del Yerro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos