Tajine marroquí de pollo y cilantro. Receta

Síguenos

tajine

El tajine es un recipiente tradicional de la cocina marroquí, hecho de barro, que tiene una tapa de forma cónica que permite que los alimentos se cuezan con sus propios vapores, haciendo un efecto similar a un pequeño horno de convección. Desde que me regalaron uno hace unos años soy un gran aficionado a los tajines, que en Marruecos son muy variados, de cordero, pollo, pescado o verduras. El Tajine de Pollo y Cilantro que hoy cocinamos es sencillo y fácil de hacer, pero el resultado es sorprendente.

Ingredientes (4 personas): 1 pollo, 1 cebolla, 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 ramillete de perejil, 1 ramillete de cilantro, 1 diente de ajo, pizca de jengibre molido o fresco rallado, 2 ramas de canela, 3 huevos, hebras de azafrán, pizca de colorante alimentario, 1 limón, sal, pimienta negra recién molida.

Preparación: Deshuesa el pollo con cuidado, reservando la carne en trozos medianos. El resto se guarda o se congela, ya que nos puede servir para hacer un caldo.

Pica
la cebolla, el ajo, el cilantro y el perejil, todo por separado. Calienta el aceite en el tajine o una cazuela de fondo grueso, y saltea la cebolla picada hasta que quede tierna y transparente, sin que se dore. Añade el pollo y cubre con el cilantro picado, la mitad del perejil, sal, pimienta y el ajo picado. Remueve un poco e incorpora el jengibre, el azafrán, el colorante, la canela y el zumo de limón, colado. Mezcla y deja cocer a fuego muy lento, tapado, unos 40 minutos. Si el recipiente no es muy hermético, será necesario añadir una pizca de agua si vemos que se queda muy seco, pero lo ideal es no tener que añadir nada, para que se cueza en sus propios jugos.

tajine_pasos

Aparte bate los huevos con el perejil picado restante. Cuando cumplan los 40 minutos de cocción, destapa, separa las ramas de canela y cubre el guiso con la mezcla de huevos. Vuelve a tapar el tajine y deja que cuajen los huevos unos 10 minutos. Sirve en la misma fuente al momento, acompañado de un poco de ensalada o sémola. Si no dispones del recipiente, puedes hacerlo en alguna olla de fondo grueso con tapa hermética, aunque pierde el sabor delicado que aporta el barro natural al plato.

La carne de pollo de este tajine es ligera y baja en grasas. Es un plato apto para celiacos y también adecuado para diabéticos. Los hipertensos pueden reducir el contenido en sal o usar sal baja en sodio. Por el huevo que contiene no es recomendable para personas con el colesterol alto.

En Directo al Paladar | Tajine marroquí.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios