Salmón crujiente con almendras y gruyère. Receta

Síguenos

Salmón crujiente con almendras y gruyêre

La receta de hoy, salmón crujiente con almendras y gruyère, demuestra lo fácil, rápido y original que podemos hacer un plato de diario sin que nos lleve más de cinco minutos que de la forma habitual. Y es que muchas veces acabo comiendo lo mismo y de la misma manera, así que por lo general ando a la búsqueda de recetas que hagan distinta mi comida del día a día, y creo que con esta forma de preparar el pescado lo he conseguido.

El salmón, al ser de acuicultura, es un pescado habitual durante todo el año y prácticamente sin oscilaciones de precio, por eso de vez en cuando forma parte de mis menús semanales. En este caso debéis pedirle al pescadero que os prepare lomos sin la espina central, pues para la receta queda mejor así que en forma de la clásica rodaja. Además, al ir hecho en el horno, no nos va a oler la casa como cuando lo hacemos a la plancha, y eso se agradece, ya que si no parece que estamos comiendo salmón durante varios días.

Ingredientes para cuatro personas

  • 4 lomos de salmón sin espina, 50 g de almendras fileteadas, 50 g de queso gruyère rallado grueso, 4 cucharaditas de perejil picado, 30 g de mantequilla derretida, sal y pimienta.

Cómo hacer salmón crujiente con almendras y gruyère

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. En un cacito derretimos la mantequilla despacio y pincelamos con parte de ella una fuente para horno. Disponemos los lomos de salmón en la bandeja y los salpimentamos, barnizándolos con la mantequilla sobrante.

En un bol mezclamos la almendra fileteada, el queso gruyère rallado lo repartimos por encima de los lomos de salmón cubriéndolos totalmente. Espolvoreamos el perejil y los horneamos durante quince o veinte minutos dependiendo del tamaño del lomo. Les damos cinco minutos de grill para que se dore la superficie y nos quede crujiente.

Salmón crujiente con almendras y gruyere

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El salmón crujiente con almendras y gruyère debido a la naturaleza de este tipo de pescado, ya bastante graso, se debe de acompañar con una refrescante ensalada o si sois de bastante comida, con unas patatas simplemente cocidas. Os va a sorprender su cubierta crujiente con la jugosidad del salmón, pero para ello es imprescindible vigilar los tiempos de horno y que no se nos pase de cocción quedando el pescado seco. Es en este contraste donde está el truco del plato.

En Directo al Paladar | Salmón con verduras al vapor. Receta
En Directo al Paladar | Receta de tartar de salmón con un toque asiático

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario