Publicidad

31 eurodiputados piden que se regule el uso del término “natural” en el etiquetado de alimentos

31 eurodiputados piden que se regule el uso del término “natural” en el etiquetado de alimentos
Sin comentarios

La búsqueda de la palabra “natural” en el buscador de cualquier supermercado online arroja miles de resultados: quesos, café, pienso para mascotas, legumbres, bebidas vegetales, mermeladas… Cualquier alimento (y muchas otras cosas que no se comen) es susceptible de ser etiquetado como “natural”, una palabra que la industria utiliza para asociar elementos positivos a sus productos, pero que en la mayoría de los casos no implica nada en concreto.

Un grupo de 31 eurodiputados, de 5 de los 7 grupos del Parlamento, ha enviado una carta a la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria de la Unión Europea, Stella Kyriakides, para que acaba este uso libre del término y se regule en qué casos puede utilizarse.

Como apuntan los eurodiputados, la regulación europea sobre declaraciones de propiedades nutricionales y saludables en los alimentos apunta que el etiquetado “debe tener como objetivo evitar una situación en la que las declaraciones nutricionales o de propiedades saludables enmascaran el estado nutricional general de un producto alimenticio, lo que podría inducir a error a los consumidores al intentar tomar decisiones saludables en el contexto de una dieta equilibrada”. Y el uso arbitrario de la palabra “natural” podría estar incumpliendo este punto.

Según un estudio reciente de la organización Safe Food Advocacy Europe –el lobby ubicado en Bruselas y financiado en parte por la propia Unión Europea que está impulsando la regulación al respecto– los consumidores asocian el término “natural” a un procesamiento mínimo y la ausencia de aditivos, nada de lo cual debe cumplirse, por lo que basan sus elecciones en supuestos incorrectos.

Los eurodiputados quieren que se regule el uso de la palabra “natural” solo para referirse a alimentos que no lleven transgénicos, ni sustancias de síntesis y sean 100% biodegradables.

El único diputado español que firma la carta es Antoni Comìn I Oliveres, el ex consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña durante el mandato de Carles Puigdemont.

La dificultad de poner puertas al campo

Como explica a Directo al Paladar la experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles, en España el uso de la palabra “natural” en el etiquetado solo está regulada en cuatro supuestos:

  1. En la categoría de yogures para distinguir a los yogures que conocemos como “naturales”.
  2. En la categoría de conservas para referirse a las conservas “al natural” (que no llevan aceites o vinagres).
  3. Para referirse al origen de determinado nutriente, en fórmulas como “naturalmente bajo en grasas” o “naturalmente rico en proteínas”.
  4. Para referirse a “aromas naturales”.

Como ocurre en el resto de la Unión Europea, el término “natural”, entendido como ausencia de sustancias de síntesis o para referirse a alimentos poco procesados, no está legislado.

Etiquetado

En opinión de Robles, tendría sentido definir qué implica etiquetar un alimento como “natural”, pues “es un reclamo que se hace continuamente en muchos productos y al no estar legislado no tiene que cumplir unas determinadas características”.

El problema es que, probablemente, no serviría de mucho, pues una vez regulado el uso de la palabra “natural”, la industria sencillamente optaría por otros reclamos vacíos de significado concreto, muchos de los cuales ya utiliza, como “casero”, “artesanal”, “mediterráneo” o cualquier otro que quisiera promocionarse.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

“En el momento que se legisle en los productos que no lo cumplan ya encontraremos otros términos que se puedan usar igual como reclamo”, explica Robles. “El lenguaje al final puede estrangularse y se pueden utilizar numerosísimos términos, en los que entra la imaginación de cada departamento de innovación o marketing para usar palabras que evoquen algo en el consumidor, aunque no quieran decir nada realmente. No se puede legislar todo lo que no se puede poner en un alimento”.

En cualquier caso, el camino para regular el uso del término “natural” a nivel europeo no ha hecho más que comenzar, y, al ritmo al que se legisla en la Unión, su implantación podría tardar años en llegar.

En Directo al Paladar | El Gobierno da marcha atrás y sacará al aceite de oliva del etiquetado Nutriscore para evitar que lleve una mala nota
En Directo al Paladar | Etiquetas confusas o que llevan trampa: no te dejes guiar por ellas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio