Estas bolsas de patatas fritas Lay's cuestan 1.900 euros, pero tienen truco

Estas bolsas de patatas fritas Lay's cuestan 1.900 euros, pero tienen truco
Sin comentarios

La situación de crisis económica global que vivimos actualmente nos puede hacer olvidar que sigue habiendo lugar para los excesos de ricos. Y no hablamos ya de lo que uno esté dispuesto a pagar por el nuevo menú de Dabiz Muñoz o por llevar percebes a la mesa de las próximas navidades, sino de excentricidades como chuletones y sándwiches cubiertos de oro. O, como en este caso, una bolsa de patatas Lay's de casi dos mil euros.

El récord Guinness de las patatas fritas más caras del mundo lo ostenta el restaurante Serendipity 3 de Nueva York, que ha hecho del lujo pasado de vueltas su gran reclamo, pero el mundo de la comida rápida puede ir más allá que colarse en una carta de alta cocina. Ya no es el alimento en sí lo que tiene valor, sino el diseño y la marca convertidos en un icono. Un icono de la moda, como no podía ser menos.

Fue el pasado verano cuando Demna Gvasalia, actual director creativo de la firma Balenciaga, se hizo viral en el mundo de la moda al aparecer en un evento en Amberes con una bolsa de patatas fritas Lay's a modo de bolso de mano. Pocas explicaciones hubo entonces al respecto, aunque tampoco era de extrañar teniendo en cuenta el peculiar estilo del diseñador, que renuncia por completo a seguir ningún canon convirtiendo lo más mundano en objeto de deseo de quien pueda permitirse sus precios.

Tras presentar su última colección de primavera/verano 2023, se ha confirmado que Demna ha firmado una colaboración especial con la marca Lay's para lanzar una serie limitada de bolsos de mano tipo clutch, sin asas ni correas, replicando cuatro variedades de las famosas patatas fritas. A tamaño natural, imitando la textura arrugada de las mismas y con un cierre de cremallera, pero eso sí, elaboradas en cuero. Y al módico precio de casi dos mil euros.

Baleciaga2

En concreto, las exclusivas bolsas reproducen, con todo lujo de detalles, los sabores de patatas chip clásicas, picantes, sal y vinagre y cebolla y crema agria, jugando así con los cuatro colores tan reconocibles (amarillo, rojo, azul y verde, respectivamente). Cada una con el nombre de Balenciaga en el frente, para que no haya dudas de su autoría y exclusividad.

Aunque todavía no se han puesto a la venta, se estima que saldrá una serie limitada de esta colección para convertirlas aún más en objetos de deseo exclusivos y de coleccionista, a unos 1.900 euros. Diríamos que no parece difícil hacerse una versión casera reutilizando una bolsa de patatas corriente, bien limpia, aunque intuimos que el único interés de usar tal complemento de moda -bastante incómodo, por otro lado- es precisamente lucir el nombre de la firma.

Lay'S Patatas Fritas Al Punto de Sal, 160g

Fotos | Balenciaga
En DAP | Probamos las nuevas Lay's Horno: unas patatas (no) fritas que se promocionan con la mitad de grasa
En DAP | Qué son las patatas chips, quién las inventó y cómo se pueden hacer en casa

Temas
Inicio