Cuánto cuesta un bogavante, de qué depende su precio y cómo saber si es barato o caro

Cuánto cuesta un bogavante, de qué depende su precio y cómo saber si es barato o caro
1 comentario

Puede parecer una pregunta fácil de responder, pero lo cierto es que no lo es. Ya que dependerá de un montón de factores que la respuesta sea una u otra. Por ejemplo, el precio será muy diferente en función de si está vivo, fresco congelado. Tampoco te va a costar lo mismo uno americano (en realidad es canadiense) que uno europeo (también conocido como gallego). ¿Y el peso? ¿En qué momento te estás planteando llevar a cabo esto? ¡Todo esto también incrementará o reducirá su precio! Y más cosas que te contamos más abajo...

Así que antes de confirmarle a tus amigos que este fin de semana les invitas a casa a comer bogavante como si no hubiera un mañana, igual te tienes que informar bien. Porque esa es otra, a lo mejor te compensa acercarte a un buen restaurante gallego o marisquería que suelan trabajarlo a buen precio.

Pero bueno, vayamos por partes, lo primero será enterarse bien del tipo de producto que puedes encontrar en nuestro país y en función de eso elegir el formato que mejor se adapte a tus necesidades.

Tipos de bogavante

No te asustes porque solo hay dos, o al menos son sólo dos variedades las que debes tener bien fichadas antes de lanzarte a comprar a lo loco.

  • Bogavante europeo (Homarus vulgaris): Lo identificarás rápidamente por su color negro azulado con manchas claras, aunque lo cierto es que esta especie, a la que pertenece el bogavante gallego, es muy escasa.

El precio de un bogavante 100% gallego, procedente de las rías gallegas y capturado por la flota artesanal de entre 0,5kg y 0,75kg es de 85€/kg, pero este precio se va incrementando conforme va aumentando su peso (puede llegar hasta los 3kg). Si quieres que te lo entreguen ya cocido, deberás incrementar el precio 2€ (independientemente del peso de la pieza).

No obstante, también vas a poder encontrar pescaderías que ofrecen bogavante azul a precios más atractivos (en torno a 35€ una pieza similar a la que acabamos de comentar. Por lo que podemos establecer que, a grandes rasgos, el precio del bogavante gallego puede oscilar entre 35€ y 53€.

Istock 467219036
  • Bogavante americano (Homarus americanus): Aunque se le conoce como "American lobster", lo cierto es que es canadiense. Morfológicamente, es muy diferente del gallego, aunque si te fijas bien comprobarás que las pinzas del bogavante canadiense son más grandes, además de que tiene la cabeza un poco más alargada.

En este caso también dependerá del peso del ejemplar. Para que te hagas una idea, un bogavante canadiense fresco, que es lo que venimos comparando en este punto, de tamaño pequeño (600gr) ronda los 24€, mientras que con el grande (1kg) pasaríamos a pagar 46€ aproximadamente.

No obstante, hay establecimientos en los que el precio se dispara hasta los 41€ la pieza en el caso de los pequeños (500-700 gramos) y 53€ si pasamos a la liga de los mayores (700-1000 gramos). Y de nuevo, al pedirlo cocido el precio aumentará ligeramente (entre 1,5€ y 2€)

Istock 1028870058

Insistimos, estos precios son del producto fresco. Obviamente, tienes que tener en cuenta la máxima de que cuanto más cueste llevar el marisco a tu mesa, más caro será. Es decir, cuánto más fresco y reciente sea, mayor calidad y por lo tanto mayor será el precio.

Con esto queremos decir que el precio del bogavante vivo será el más alto de todos, le seguirá el producto fresco y, por último, la versión congelada (aunque no te creas que te vas a ahorrar mucho en este último caso).

Ya, pero cómo puedo diferenciar

Dicho esto, vamos a contarte qué es lo que te va a ayudar a diferenciar uno del otro, porque no es plan de que te timen cuando vas a hacer un desembolso de estas características.

Por un lado, está el tema del color. Mientras que el bogavante canadiense es rojizo, el gallego tiene ese tono azulado que comentábamos antes. Eso sí, al cocerlo, el gallego presenta un color rojo intenso. El canadiense, en cambio, al cocerse tiende más al marrón.

No obstante, la principal diferencia entre ambos está en el sabor. Al degustarlos, te darás cuenta de que el bogavante gallego tiene una textura más fina y un sabor más jugoso si lo comparamos con el canadiense. Ahora bien, éste posee más carne, aunque no de la misma calidad que el bogavante gallego.

Tenacilla Marisco de Acero Inoxidable, Tenazas de Marisco, Corta Marisco Profesional, Pinzas de Acero Inoxidable para Marisco, Cubierto y Utensilio para Marisco, Tenazas para Marisco, Tijeras Marisco

Y poco más que añadir. Bueno, lo que ya sabemos todos. Que debes intentar evitar comprarlo en Navidad, porque es cuando el precio adquiere sus cotas más altas y que tengas siempre presente cuando está de temporada.

Recuerda que los mejores meses para degustarlos son de junio a septiembre, aunque luego hay una segunda temporada de diciembre a febrero. Fuera de esos meses la cosa se complica (en todos los sentidos).

En DAP | Bogavante, el rey del marisco de verano: qué es, cómo diferenciarlo de la langosta y cómo utilizarlo en cocina

En DAP | ¿Sabes por qué la langosta y el bogavante se vuelven rojos al cocinarse?

Temas
Inicio