Probamos el nuevo gazpacho de Lidl, con receta de Pepa Muñoz (y de la misma empresa que hace el de Belén Esteban)

Probamos el nuevo gazpacho de Lidl, con receta de Pepa Muñoz (y de la misma empresa que hace el de Belén Esteban)
2 comentarios

El verano viene cargado de recetas fresquitas y de novedades, tiñendo de rojos y naranjas los lineales de los supermercados. Cada temporada, las grandes cadenas se reinventan para colarse en nuestras casas y opciones no faltan.

Posiblemente recordaremos 2021 como el año en que Belén Esteban se metió hasta la cocina con su colección de gazpachos y salmorejos, pero no es la única sorpresa del año, a pesar de que las recetas de salmorejo y gazpacho en casa son fáciles, baratas y gustan a casi todo el mundo.

Lidl se suma a poner a famosos en su etiquetado, pero esta vez lo hace con la cocinera cordobesa Pepa Muñoz (un sol Repsol en El Qüenco de Pepa, Madrid), iniciando así la categoría de Origen y Tradición, avalando con la denominada 'chef del tomate' su debut en una categoría de productos más gourmet.

La ciencia es poca, la verdad, y es que cualquiera de estas sopas frías andaluzas tiene ingredientes fácilmente reconocibles, aunque en este caso se ha apostado por multiplicar el localismo, poniendo nombres y apellidos a cada producto, en especial para este gazpacho de tomate rosa.

De Murcia viene el tomate, de Almería el pimiento lamuyo, de Las Pedroñeras (Cuenca) el ajo, el aceite es cordobés y luego se le pone una puntita de vinagre y una pizca de sal. Clásico y para todos los gustos aparece el gazpacho de Lidl,

Lo hacen apostando por producto local y, si nos fijamos en el etiquetado, nada más que naturaleza: tomate rosa, pimiento de Almería, aceite picual andaluz, ajo de Las Pedroñeras, cebolleta, vinagre y una pizca de sal. Como veréis, se orienta hacia un por un gazpacho canónico y que no presenta ni pepino ni comino, generalmente dos enemigos de los gazpachos generalistas.

Qué nos cuenta su etiqueta

Pocos supermercados tienen la variedad de gazpachos y salmorejos que tiene Lidl, la verdad, sobre todo en lo que a marca blanca se refiere, siendo esta la primera intentona gourmet que hacen con el gazpacho de tomate rosa, que elabora la empresa murciana Vega Cool Company (B73510174).

La casualidad es que es la misma empresa que fabrica el gazpacho de Belén Esteban, diferenciándose de los gazpachos y salmorejos Chef Select que elabora para la distribuidora alemana la empresa también murciana AMC Natural Drinks.

Hay otro perfil, también dentro de Lidl, pero ya ajeno a la compañía como son los gazpachos y salmorejos de García Millán, que elabora la empresa sevillana Salsas de Salteras, y que está en un perfil de precio entre ambos ejemplos de marca blanca.

Ya de entrada vemos que al precio se diferencian, valiendo el gazpacho de tomate rosa 3,29 euros el litro (y disponible solo en este formato), mientras que el Chef Select habitual se queda en 1,49 euros el litro (teniendo además otros formatos disponibles).

Físicamente la diferencia también es notable, ya que el Chef Select parece más emulsionado, siendo de color naranja, mientras que el gazpacho de tomate rosa se va a un tono de rojo más vivo, y también vemos como la separación del aceite y el agua en el segundo es más notable.

El Gazpacho De Tomate Rosa No Lleva Ningun Tipo De Aditivo Conservante O Espesante Exigiendo Conservacion En Frio Y Consumo En 24 Horas Despues De Abierto
El gazpacho de tomate rosa no lleva ningún tipo de aditivo, conservante o espesante, exigiendo conservación en frío y consumo en 24 horas después de abierto.

Los ingredientes son naturales, no hay aditivos ni conservantes y exigen que, una vez abierto, el gazpacho de tomate rosa se consuma en 24 horas, agitado antes de consumir y evidentemente frío. 71% de tomate rosa, 8% de aceite de oliva virgen extra y luego cebolla, pimiento, agua, vinagre, sal y ajo morado.

La comparativa

Visualmente es bonito, aunque tiende a separarse una vez servido respecto al Chef Select, lo cual me parece algo positivo porque nos indicaría un gazpacho menos emulsionado y por tanto menos sometido a mucha trituración o calor durante su elaboración.

Físicamente tienen un punto parecido, siendo gazpachos bastante líquidos y muy filtrados (no hay grumos, ni pepitas), pero de nuevo vemos que dejándole cierto reposo en el vaso, el gazpacho de tomate rosa tiende a separar más el agua del aceite.

El Gazpacho Origen Y Tradicion De Tomate Rosa Es Algo Mas Liquido Y Menos Emulsionado Que El Resto De Gazpachos De Lidl
El gazpacho Origen y Tradición de tomate rosa es algo más líquido y menos emulsionado que el resto de gazpachos de Lidl.

Dicho esto, la nariz es más aromática en el gazpacho Origen y Tradición, notándose un dulzor natural del tomate rosa, aunque el Chef Select en nariz también es interesante, quizá no tan goloso. Donde sí cambian bastante los perfiles y, donde más nos interesa, es en el trago.

Yo concibo el gazpacho como una bebida y no como una comida, aunque para esto hay mucha liturgia, y prefiero tomarlo en vaso y como acompañamiento que en plato y con cuchara, por eso los probé así, y también es más cómodo porque nos permite mejor ver cómo se cortan.

gazpacho tomate rosa lidl pepa munoz belen esteban
El gazpacho de tomate rosa Origen y Tradición está menos triturado y emulsionado que el Chef Select de Lidl

En el caso del Chef Select encontramos un gazpacho con una presencia de aceite mayor en el trago, notando esa emulsión que caracteriza a los gazpachos más triturados y es más suave en el paso por boca. Está bueno y es asequible, pudiendo sacarte de un apuro, pero no será un gazpacho casero, aunque tiene un regusto a pimiento interesante.

El Origen y Tradición del gazpacho de tomate rosa es otra cosa. Es algo más ligero y se nota en la forma de manchar el vaso, percibiéndose un triturado no tan intenso, se nota la presencia del pimiento y de la cebolla -no tanto del ajo, casi testimonial- y un puntito amable de vinagre que lo refresca y que a mí me parece interesante.

La conclusión

Son accesibles, son relativamente baratos y te ahorran tiempo en cocina, pero pecan de ser un poco planos si buscáis algo de potencia en los gazpachos. Están buenos, pero para mí gusto les falta alguno de los elementos habituales del gazpacho como pepino o su pizca de pan (imagino que para no entrar en intolerancias alimenticias).

También el que les escribe hoy es más partidario de una puntita de comino, de algo más de ajo o de vinagre, así que siempre he sido de gazpachos fuertes, pero entiendo que un gazpacho para todos los públicos no puede permitirse esas veleidades.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

De cualquier modo, es un buen gazpacho, correcto y amable, y entra a competir en una franja de gazpachos prémium superior a los tres euros -que es un precio frecuente cuando nos vamos a esta franja gourmet- muy equilibrado y que perfectamente podría dar el pego por un gazpacho casero, cortito de sal, eso sí, pero podría darlo.

En Directo al Paladar | 49 recetas de sopas y cremas frías para el verano alternativas al gazpacho y el salmorejo
En Directo al Paladar | Seis claves para hacer el mejor salmorejo según Pepa Muñoz, la reina del tomate

Temas
Inicio