Compartir
Publicidad

Siete bebidas primaverales y siete utensilios para prepararlas de manera sencilla

Siete bebidas primaverales y siete utensilios para prepararlas de manera sencilla
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la primavera nos empieza a regalar días soleados, nos apetecen bebidas refrescantes, zumos sanos y revitalizantes y nos acordamos más de que la alimentación es la base de nuestra salud. Por eso hoy os ofrecemos estas siete bebidas primaverales y siete utensilios para prepararlas de manera sencilla.

Para tal objetivo hemos seleccionado cinco bebidas sin alcohol aunque también hemos incluido dos recetas de bebidas con alcohol para las ocasiones o celebraciones en las que queráis incluir su toque. Zumos, smoothies, limonadas, granizados o cócteles, y sus recetas, están a vuestra disposición.

Cinco bebidas primaverales sin alcohol

1. Zumo verde de Kale con frutas

1366 2000 5

Una gran dosis de vitaminas a nuestro alcance, es lo que podemos conseguir con ayuda de un buen extractor de zumos en frío, exprimiendo frutas y verduras para conseguir un delicioso smoothie o batido vegetal como este.

  • Ingredientes: Un manojo de Kale, 3 Mandarinas, 60g de Espinacas frescas, 2 Zanahorias, 1 Lima y 500 ml de agua muy fría
  • Elaboración: Lo ideal es utilizar un extractor de zumo, ya sea una licuadora centrifugadora o una buena turmix que a la vez extraiga el zumo y separe la pulpa. Carla recomienda los de masticación o Extracción en frío por presión ya que no oxida tanto el zumo ni le añade temperatura. Lava bien los ingredientes, en especial las hojas de kale y los brotes de espinacas y mételos en el vaso de la batidora. Añade también la lima y las mandarinas peladas y las zanahorias peladas y troceadas en pedazos de tamaño mediano. Incorpora el agua y tritura en varias sesiones cortas hasta obtener un batido con la textura perfecta, sin grumos ni trozos grandes. Para hacer el zumo más sabroso, puedes añadirle un poco de jengibre, o un pellizco de especias japonesas para darle un agradable toque picante. Si quieres puedes colar el zumo resultante, pero es preferible incluir también la fibra de la pulpa, -o al menos una parte- en nuestra ingesta. Sirve inmediatamente para disfrutar del zumo antes de que se oxide. Si te sobra, guarda el zumo en una botella de vidrio cerrada dentro de la nevera.

Receta completa aquí

2. Smoothie de arándanos y plátano

1366 2000 6

Un batido de frutas es siempre una gran elección para refrescarnos o para desayunar con energía saludable. Con ayuda de una batidora de vaso eficaz podemos preparar todo tipo de batidos y smoothies como este.

  • Ingredientes: 200 g de Arándanos, 1 Plátano, 30 g de Copos de avena, 125 g de Yogur griego, 15 g de Mermelada de arándanos, 200 ml de Agua de coco, 200 ml de Nata líquida para montar, 20 g de Azúcar glasé y hojas de menta y arándanos para decorar
  • Elaboración: Lavamos los arándanos y los introducimos en el vaso de una batidora americana. Añadimos el plátano, los copos de avena, el yogur, la mermelada y el agua de coco. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea, subiendo la intensidad de la batidora poco a poco para que no sufran las cuchillas. Vertemos la mezcla en tres vasos. Batimos la nata, que habrá de estar bien fría, con unas varillas (mejor si son eléctricas, así no tendremos que hacer mucho esfuerzo). Cuando empiece a tomar cuerpo agregamos el azúcar glasé y terminamos de montar. Introducimos en una manga pastelera y terminamos los vasos de smoothie con un poco de nata montada azucarada, arándanos y menta fresca.

Receta completa aquí

3. Limonada casera, receta americana

1366 2000 1

Una buena limonada es una bebida sana y refrescante que siempre nos cae bien. Para prepararla, bastará con preparar un almíbar y hacer un zumo, mezclando ambos ingredientes en la proporción que os indicamos. Para servirla podéis usar una jarra, o probar estos dispensadores de bebida con grifo y casi 4 litros de capacidad, que encontramos en Amazon por menos de 24 euros.

  • Ingredientes: 5 limones, 2 Limas, 400 ml de agua, 100 g de azúcar y la ralladura de 2 limones más 10 cubitos de hielo.
  • Elaboración: El secreto fundamental de esta limonada casera es no utilizar agua y azúcar mezclado con el zumo de los cítricos sino en su lugar preparar primero un jarabe con el agua y el azúcar. Al proceder de esta manera, el azúcar quedará perfectamente disuelto.Por eso, veréis que resulta muy estable esta limonada, que incluso un día después de prepararse, sigue perfectamente equilibrada, sin que el azúcar se precipite en el fondo de la jarra ni se "corte" el líquido separándose el agua del zumo de limón. Ponemos el agua y el azúcar en un cazo con unas cortezas de lima y de limón y llevamos a ebullición removiendo hasta disolver el azúcar. Tras unos diez minutos a fuego muy lento, obtendremos un jarabe ligero, que prácticamente no habrá espesado. Dejamos enfriar el jarabe y lo guardamos. Habremos obtenido aproximadamente unos 450 ml de jarabe. Para hacer una jarra de limonada, ponemos la mitad del jarabe (225 ml) en el fondo de una jarra amplia. Cortamos los limones y las limas por la mitad y a cada uno le quitamos una rodaja muy finita que también añadimos a la jarra para decorar. Exprimimos el zumo de los cítricos y lo echamos sobre el jarabe de agua y azúcar, rellenando la jarra con un poco más de agua fría y removiendo ligeramente. Añadimos el hielo y metemos cinco minutos la jarra a la nevera para que se termine de enfriar antes de servir.

Receta completa aquí

4. Té verde helado al estilo moruno

1366 2000 8

Una tetera que filtre, un poco de tiempo y paciencia para que se haga la infusión y unas ramitas de menta o hierbabuena fresca, son las claves de esta bebida, que además de bien caliente, también podemos tomar en frío con esta receta.

  • Ingredientes: té verde, azúcar moreno, unas ramas de hierbabuena.
  • Elaboración: Calienta agua hasta que hierva para limpiar la tetera. Enjuaga un par de minutos y tira el agua. Calienta agua hasta hervir en un cazo y apaga el fuego. Pon una cucharada de azúcar moreno y una cucharada de té verde por cada persona dentro de la tetera. Vierte un poco de agua en la tetera y deja reposar un minuto. Tira el agua y el té ya no tendrá notas amargas. Ahora añade el resto del agua que habíamos hervido que estará aproximadamente a 85º y deja que infusione. Añade también un manojo de hierbabuena y deja reposar 4 minutos. Pasa el té resultante a una jarra y deja que se enfríe. Sirve en vaso ancho con 3 piedras de hielo y un ramillete de hierbabuena. No se te olvidará.

Receta completa aquí

5. Granizado de café

1366 2000 4

Un buena cafetera tradicional es todo lo que necesitamos para hacer este delicioso brebaje, el granizado de café, que nos refresca, nos espabila y sobre todo nos recuerda que el tiempo soleado ya nos acompaña.

  • Ingredientes: 500 ml de café cargado, 60 g de Azúcar, 8 ml de zumo de limón
  • Elaboración: Lo ideal para tomar un buen granizado de café es utilizar café cargado, por lo cual yo comienzo preparando una buena cafetera alimentada con un buen café. Si lo preferís podéis utilizar también café soluble y agua pero yo prefiero el sabor auténtico del café recién hecho. Mientras sube el café, calentamos 100 ml de agua y disolvemos en ella 3 cucharadas de azúcar. Removemos y dejamos reducir durante 5 minutos hasta obtener un jarabe o almíbar que mezclamos con el café. Añadimos el zumo del limón y mezclamos bien. Probamos y rectificamos de azúcar. Colocamos la mezcla en un tupper o en una bandeja y lo congelamos durante 2 horas. Transcurrido ese tiempo, rompemos los cristales de hielo que se habrán empezado a formar utilizando un cuchillo afilado o un tenedor. Volvemos a introducir en el congelador y repetimos la operación cada 30 minutos, hasta que todo el contenido sean pequeños cristales, similares a hielo picado. Cada vez el color de la mezcla será más dorado y menos oscuro. Servimos los granizados de café en copas altas de cristal que permitan disfrutar de la visión de los cristales y opcionalmente lo decoramos con ralladura de limón.

Receta completa aquí

Bebidas con alcohol

6. Dry Martini

1366 2000 7

El Dry Martini es un cóctel sencillo pero que tiene sus complicaciones, como buena receta icónica. Con este juego de utensilios de coctelería que hemos encontrado por menos de 25 euros y la receta del Barman Javier de las Muelas, este clásico no se te resistirá.

  • Ingredientes: una copa de ginebra, dos golpes de vermut seco (preferiblemente Nolly Prat o Martini Extra Dry), un twist de limón (opcional)
  • Preparación: Para elaborar este cóctel se necesitas un vaso mezclador y una copa Martini, que previamente habremos metido en el congelador. El coctelero Javier De las Muelas deposita la copa con suavidad en una bandeja de plata cubierta con un paño de hilo, añade una aceituna (manzanilla o verde sevillana son las adecuadas) y, a continuación, escancia sobre el vaso mezclador lleno de cubitos de hielo una copa de ginebra helada y dos golpes del vermut seco. Remueve todo ello suavemente durante 15 segundos con una cuchara, lo agita dos segundos más y lo sirve en la copa. Tras un twist o no de piel de limón se deja que los invitados tomen su copa de la bandeja.

Receta completa aquí

7. Sangría clásica

1366 2000 2

La sangría es una de las bebidas que más se identifican con nuestro país. La mezcla de vino, refrescos y fruta es una mezcla infalible que siempre nos cae bien. Con una de estas elegantes jarras que tienen tapa con filtro, podremos servirla sin que caigan tropezones en las copas.

  • Ingredientes: 1 litro de Vino tinto, 2 Melocotones, 2 Naranjas, 1 Limón, 2 Plátanos, 1 Manzana, 60g de Azúcar, una lata de refresco de 33cl
  • Elaboración: Para hacer esta bebida típica veraniega, comenzamos disolviendo el azúcar en 75 ml de agua caliente para formar un almíbar y lo que facilitará su disolución en el vino. En un recipiente amplio o un bol grande, ponemos el vino y el almíbar y añadimos el zumo de una naranja removiendo para que se mezcle bien. Vamos pelando las frutas y cortándolas en trozos pequeños, lo que facilitará su posterior maceración. Hacemos esa operación con todas a excepción de la otra naranja que no pelamos sino que cortamos en gajos o medias rodajas. Echamos todos los pedazos de fruta al bol con el vino y añadimos el zumo de un limón y un palo de canela, dejando que repose entre dos y tres horas para su maceración. Una vez haya macerado nuestra pócima, se vuelca a una jarra transparente y se sirve la sangría acompañada de unos cubos de hielo, adornando si se quiere con una larga peladura de naranja como adorno. Si se desea se puede añadir una bebida carbónica tipo gaseosa azucarada o un refresco de naranja o de limón, aunque conviene añadirlos en el momento de servir para que conserven su gas y no al principio porque ralentiza la maceración. Normalmente se sirve en vasos o copas amplias con alguna fruta que también se puede comer.

Receta completa aquí

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio