Compartir
Publicidad

Bocaditos dulces de almendra y mermelada de fresa: receta sin gluten para el café

Bocaditos dulces de almendra y mermelada de fresa: receta sin gluten para el café
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El día que preparé estos bocaditos de almendra y mermelada de fresa buscaba la receta de algún dulce para ofrecer con el café a las visitas. Me encontré con unas pastas italianas que tenían muy buena pinta pero terminé modificando casi por completo la preparación original, quedándome con la idea de la delicada masa de almendra.

La almendra molida combinada con azúcar glasé, un toque cítrico y clara de huevo nos recuerda irremediablemente al mazapán, pero aquí adquiere notas distintas. Es una masa muy suave perfecta para estirar y cubrir con una buena mermelada casera; he usado fresas pero con albaricoque, mora o arándanos quedaría también exquisita.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Almendra molida 200 g
  • Azúcar glasé 180 g
  • Ralladura de limón o naranja 2 g
  • Clara de huevo 100 g
  • Sal 2 g
  • Clara de huevo (unas tres unidades) 100 g
  • Coco rallado
  • Copos de avena
  • Almendra laminada
  • Mermelada de fresa o de otro sabor, mejor casera

Cómo hacer Bocaditos de almendra y mermelada de fresa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 30 m

Mezclar en un recipiente mediano la almendra molida con el azúcar glasé, la ralladura de limón y una pizca de sal, mejor si usamos varillas. Aparte batir las claras de huevo hasta casi montarlas del todo -deben haber crecido mucho y estar espesas, pero sin llegar a punto de nieve-.

Incorporar las claras a la masa y combinar bien hasta tener una consistencia homogénea, suave y maleable, no excesivamente pegajosa. Envolver en plástico film y dejar reposar en la nevera un mínimo de 30 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC y cubrir una bandeja con papel sulfurizado. Estirar la masa con un rodillo dejando forma rectangular, con unos 4-5 mm de grosor. Cubrir generosamente con mermelada y repartir por encima copos de avena, almendra laminada y coco rallado al gusto.

Hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que los bordes estén dorados. Dejar enfriar fuera del horno sobre una rejilla. Una vez fría la masa, cortar en cuadraditos o rectángulos pequeños.

Bocaditos de almendra y mermelada. Pasos

Con qué acompañar los bocaditos de almendra

Los bocaditos de almendra son un dulce suave, tierno y muy aromático, para degustar en pequeñas porciones con el café o un té. Aguantan bien varios días en un recipiente hermético -aunque la almendra y la avena superiores se pueden reblandecer- pero si hace mucho calor mejor tener dentro de la nevera.

En Directo al Paladar | Cake de almendra y mermelada de fresa: receta para desayunos y meriendas de primavera
En Directo al Paladar | Galletas de mantequilla tostada con chips de chocolate y centeno. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos