Publicidad

Dos formas de hacer dulce de leche casero y siete recetas en que utilizarlo (si es que no os lo coméis antes a cucharadas)

Dos formas de hacer dulce de leche casero y siete recetas en que utilizarlo (si es que no os lo coméis antes a cucharadas)
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Desde hace 25 años, cada 11 de octubre se celebra el Día Mundial del Dulce de Leche o World Dulce de Leche Day. Homenaje a uno de los productos más representativos de Argentina, reconocido como Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico del país, muy popular también en otros países de América Latina e, incluso, en Francia.

Este icono de la gastronomía argentina está cargado de mitos sobre su origen. Unos defienden que el dulce de leche fue creado por casualidad en 1829, cuando una criada del general Juan Manuel de Rosas corrió a avisarle que su enemigo Lavalle se encontraba en la casa, olvidando una olla con leche y azúcar en el fuego.

Otras teorías sobre el origen del dulce de leche aseguran que el libertador José de San Martín degustó el dulce durante su estancia en Chile y también hay quienes sitúan su origen en la Francia de Napoléon, en 1815, donde se consumía confiture de lait, un dulce muy similar al dulce de leche latinoamericano actual.

Sea cual fuere su origen, el dulce de leche es nos tiene robado el corazón. Es muy fácil de preparar y os lo demostramos con dos maneras de hacer dulce de leche casero, la tradicional y la rápida. Pero la cosa no acaba ahí, también os mostramos siete recetas en que utilizarlo...si es que no os lo coméis antes a cucharadas.

Dos formas de hacer dulce de leche casero

Tradicional

Preparar dulce de leche de manera tradicional lleva su tiempo de elaboración, pero no tiene complicación alguna. La satisfacción personal de lo casero y el resultado tan soberbio lo hacen merecedor de invertir el tiempo que requiere. Es mucho más suave y rico que el comercial.

Dulce de leche tradicional

Arrancamos el proceso calentando un litro de leche (mejor si es entera) con 350 gramos de azúcar. Lo haremos a fuego medio para que este último se disuelva. Añadimos media cucharadita de bicarbonato sódico. Si queremos aromatizar el dulce de leche, podemos incorporar un pizca de esencia de vainilla (extracto o semillas también valdrán).

Cocemos la mezcla durante unas dos horas, a fuego bajo y sin dejar que hierva, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se agarre a la base de la cazuela. El agua que contiene la leche se irá evaporando, el líquido disminuirá y notaremos cómo, poco a poco, se va espesando y tomando color. El tiempo es un poco orientativo, según el fuego de cada uno. La última hora es la más delicada ya que el dulce de leche está más espeso y no debemos dejar de remover para evitar grumos o que se pegue al fondo de la cazuela.

Retiramos del fuego cuando consigamos una consistencia similar a la de una natilla. Fuera del fuego seguimos removiendo durante cinco a diez minutos más para que el dulce de leche se enfríe un poco. Notaremos como todavía se espesa y reduce un poco más. Una vez frío del todo, vertemos en frascos y guardamos en la nevera durante un máximo de dos semanas.

En olla rápida

Este dulce de leche se puede elaborar en una cacerola, pero si lo hacemos en olla rápida (exprés o a presión) reducimos considerablemente el tiempo de cocción y no hace falta prestar atención alguna al proceso. Sólo hay que estar al tanto para apagar el fuego llegado el momento y retirar la olla de la fuente de calor.

Dulce de leche en olla exprés

Está chupado. Introducimos un bote de 740 gramos de leche condensada en la olla y cubrimos con agua, sin pasarnos del tope recomendado. Cerramos, colocamos la válvula en posición 2 y llevamos a ebullición. Cuando el vapor comience a salir por la válvula, contamos 20-30 minutos.

El tiempo de cocción dependerá del punto de caramelizado y de la densidad que le queramos dar al dulce de leche. Cuanto más tiempo, más denso y oscuro, y viceversa.

Transcurrido este tiempo, retiramos la olla de la fuente de calor y dejamos que pierda la presión acumulada antes de abrir. Retiramos el bote con ayuda de unas pinzas y dejamos que enfríe antes de abrir, nunca en caliente.

Cuatro recetas en que utilizar nuestro dulce de leche casero

Alfajores tradicionales

Alfajores tradicionales
  • Ingredientes para 10 unidades: 75 g de mantequilla, 75 g de azúcar glasé, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 4 yemas de huevo, 200 g de harina de maíz refinada (o Maizena), 50 h de harina de trigo, 5 g de levadura química, sal, dulce de leche para rellenar y coco rallado para decorar.

  • Elaboración: En un recipiente hondo mezclamos la mantequilla con el azúcar glasé, removiendo hasta integrar. Añadimos la esencia de vainilla y las yemas de huevo y removemos. A continuación agregamos la levadura química, una pizca de sal, la harina de maíz refinada y la harina de trigo. Removemos bien hasta obtener una masa homogénea. Estiramos la masa entre dos láminas de papel de horno y dejamos enfriar en la nevera 30 minutos. Cortamos en discos de 6 cm y cocemos en el horno, precalentado a 180º C unos 10-12 minutos. Enfriamos antes de rellenar de dulce de leche y rebozar los bordes con coco rallado.

Más detalles de la receta, con vídeo incluido, aquí.

Vasitos de plátano y dulce de leche sin horno

Vasitos de dulce de leche y plátano
  • Ingredientes para cuatro personas: 100 ml de nata líquida para montar, 15 g de azúcar glasé, 50 g de queso crema, 4 galletas tipo Digestive, 100 g de dulce de leche, 30 ml de leche, 1 plátano y chocolate negro para decorar (opcional).

  • Elaboración: Batimos la nata, que habrá de estar bien fría, con unas varillas metálicas y, cuando comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar glasé y el queso crema. Continuamos batiendo el conjunto hasta montar. Pasamos a una manga pastelera con boquilla de estrella (opcional). Machacamos las galletas en un mortero o con un rodillo. Calentamos el dulce de leche junto con la leche y removemos bien hasta homogeneizar para hacerlo más manejable (30 segundos en el microondas será suficiente). Pelamos el plátano, cortamos cuatro discos que reservamos para decorar y picamos el resto en dados. Montamos cuatro vasitos formando capas de la siguiente manera: galleta triturada, dulce de leche, plátano en dados, galleta triturada, dulce de leche y nata montada. Decoramos con virutas de chocolate, cacao en polvo o similar y coronamos con los discos de plátano que tenemos reservados. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Más detalles de la receta, aquí.

Helado de dulce de leche sin heladera

Helado de dulce de leche sin heladera
  • Ingredientes para ocho personas: 400 g de dulce de leche, 350 ml de leche y 200 ml de nata líquida para montar.

  • Elaboración: En una cacerola, calentamos el dulce de leche y la leche a fuego lento. Cuando se hayan integrado bien los dos ingredientes, retiramos la cacerola del fuego y dejamos atemperar antes de introducir en la nevera hasta su completo enfriado.Montamos la nata líquida con ayuda de unas varillas eléctricas. Para que monte bien, la nata ha de estar muy fría. Os recomiendo introducirla en el congelador unos 15 minutos antes de comenzar a batir junto con el recipiente en el que lo haremos. Incorporamos la mezcla del dulce de leche (una vez fría) a la nata montada y removemos bien, pero suavemente, hasta obtener una crema homogénea. Vertemos la mezcla en un recipiente apto para congelador y lo introducimos en el mismo durante, al menos, cinco o seis horas antes de servir.

Más detalles de la receta, aquí.

Magdalenas de dulce de leche

Magdalenas de dulce de leche
  • Ingredientes para ocho unidades: 60 g de dulce de leche, 15 ml de leche entera, 85 g de mantequilla a temperatura ambiente, 40 g de azúcar moreno, 1 huevo L, 100 g de harina de repostería y 1 cucharadita de levadura química.

  • Elaboración: Calentamos el horno a 180º C. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema blanca. Agregamos el huevo sin dejar de batir, la leche y el dulce de leche. Echamos la harina tamizada unida al impulsor. Mezclamos con una espátula hasta obtener una crema homogénea. Vertemos la masa en cápsulas de tamaño medio, para esta cantidad de masa me han salido 8 magdalenas. Ponemos un poquito de dulce de leche por encima de la masa, también se puede poner en medio si os gusta mucho. Horneamos durante unos 15 minutos más o menos, depende del horno. Sacamos las magdalenas a una rejilla y dejamos templar antes de consumir. Si utilizamos una bandeja de las de hornear magdalenas, el tiempo de horneado puede variar. La magdalena estará lista cuando haya subido, esté ligeramente dorada y blandita al tacto.

Más detalles de la receta, aquí.

Panna cotta de dulce de leche

Panna cotta de dulce de leche
  • Ingredientes para cuatro unidades: 300 m de nata líquida para montar (35% M.G.), 260 ml de leche, 6 g de gelatina en láminas (3 unidades), 200 g de dulce de leche a temperatura ambiente, 5 ml de esencia de vainilla y 30 g de azúcar.

  • Elaboración: Hidratamos las hojas de gelatina en un recipiente hondo con abundanta agua fría durante 10 minutos aproximadamente. Calentamos 100 g de dulce de leche, 200 ml de leche, toda la nata liquida, la esencia de vainilla y el azúcar en un cacito. Removemos con unas varillas para que se funda el dulce de leche y se amalgame la mezcla. Cuando comience a hervir añadimos la gelatina hidratada (escurrida), retiramos del fuego, removemos bien y colamos para que quede fina. Repartimos la mezcla en cuatro vasitos y dejamos atemperar antes de pasar a la nevera, donde dejamos que tomen consistencia durante un mínimo de tres horas. Mientras tanto preparamos una salsa calentando los 60 ml de leche y 100 g de dulce de leche restantes, removiendo bien con unas varillas para que quede homogéneo. Dejamos enfriar antes de cubrir con ella las panna cotta y decoramos al gusto antes de servir.

Más detalles de la receta, con vídeo incluido, aquí.

Flan exprés de dulce de leche

Flan exprés de dulce de leche
  • Ingredientes para cuatro personas: 250 g de dulce de leche, 80 g de azúcar, 500 ml de leche entera, 1 huevo y 4 yemas, un chorrito de esencia de vainilla. Para el caramelo: 6 cucharadas soperas de azúcar y 3 cucharadas soperas de agua.

  • Elaboración: En un cacito poner las seis cucharadas de azúcar y las tres de agua y calentar al fuego sin remover hasta que se forme un caramelo oscuro. Bañar la base de la flanera y los laterales con el caramelo. Dejar enfriar. Por otro lado calentar en un cazo la leche, el azúcar y la vainilla sin que llegue a hervir. Batir las yemas y el huevo, añadirle el dulce de leche. Mezclarlo hasta que se disuelva. Añadir poco a poco la leche a la mezcla anterior sin dejar de remover. Echarlo en la flanera y cerrar la tapa. En la olla exprés añadir unos seis dedos de agua caliente, poner una rejilla para cocinar al vapor o una tapa metálica para que la base de la flanera no toque el fondo de la olla. Meter la flanera y contabilizar quince minutos desde que alcance la presión. Cuando pase el tiempo separar la olla del fuego y dejar que pierda la presión poco a poco. Dejar atemperar y refrigerar en la nevera durante unas horas antes de desmoldarlo o mejor de un día para otro.

Más detalles de la receta, aquí.

Bizcocho de dulce de leche

Bizcocho de dulce de leche
  • Ingredientes para seis personas: 260 g de harina con levadura incorporada, 165 g de azúcar, 125 ml de dulce de leche, 155 g de mantequilla, 3 huevos tamaño L y 180 g de crème fraîche.

  • Elaboración: Precalentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo o a 170º C con turbo. Engrasar y enharinar un molde, mejor en forma de corona para que la cocción sea más uniforme. Derretir unos segundos la mantequilla al fuego o al microondas hasta que esté líquida y dejar templar unos minutos hasta que pierda temperatura. Mezclar en un bol la harina con levadura incorporada y el azúcar. En otro recipiente unir la mantequilla, los huevos, el dulce de leche y la crème fraîche. Revolver con unas varillas hasta que los ingredientes estén totalmente mezclados. Añadir la harina y el azúcar y seguir mezclando hasta que no se vean grumos en la masa. Verter la mezcla en el molde y hornear durante cincuenta minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Retirar del horno y dejarlo unos cinco minutos dentro del molde y después desmoldarlo encima de una rejilla hasta que enfríe.

Más detalles de la receta, aquí.

En Directo al paladar | Así se hace el bizcocho más esponjoso: vídeo receta en la que mostramos cómo crece en el horno
En Directo al paladar | Flan de queso sin horno, receta súper fácil (con vídeo incluido)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir