Leche merengada, receta de un clásico del verano (o cualquier otra época del año) que nunca falla

Leche merengada, receta de un clásico del verano (o cualquier otra época del año) que nunca falla
Sin comentarios
62 votos

Atesoro muchos recuerdos gastronómicos de infancia y juventud y uno de ellos es este clasicazo del verano (o cualquier otra época del año) que nunca falla. Me encantaba tomarla con mi abuelo en un local de la calle Alcalá de Madrid. Él siempre se pedía un blanco y negro, yo me decantaba por la leche merengada.

Intuyo que no soy la única a quien la leche merengada evoca recuerdos lejanos y que dará la bienvenida a esta receta con los brazos abiertos. Atentos todos aquellos que se sienten igual, también quienes sientan curiosidad por probarla por primera vez, porque la cosa es bien sencilla.

Solo se necesita un puñadete de ingredientes que suelen estar presentes en las cocinas de la mayoría de cocinillas. Leche, azúcar, canela, limón y huevos (bueno, sus claras). El proceso está chupado y el esfuerzo es mínimo, sobre todo si se tiene en cuenta el disfrute que se obtiene de ello. Al lío.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Leche 500 ml
  • Azúcar 90 g
  • Piel de limón
  • Canela en rama
  • Clara de huevo 2
  • Azúcar glasé 25 g
  • Canela molida

Cómo hacer leche merengada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 2 h

Introducimos la leche en un cacito junto con el azúcar, la rama de canela y la piel de 1/2 limón bien lavado. Calentamos hasta que alcance el hervor, retiramos del fuego y dejamos que enfríe por completo.

Retiramos el limón y la canela, la pasamos a un recipiente amplio y la guardamos en el congelador durante una hora. Cinco minutos antes del tiempo de congelación batimos las claras junto con el azúcar glasé a punto de nieve, hasta conseguir un merengue brillante.

paso a paso leche merengada

Retiramos la leche aromatizada del congelador y removemos para homogeneizar. Mezclamos con el merengue, suavemente y con movimientos envolventes para que no pierda volumen. Servimos inmediatamente en vasitos, espolvoreando la superficie con canela molida.

62 votos

Russell Hobbs Batidora Amasadora Desire - Batidora Varillas, 2 Varillas Batidoras, 2 Ganchos para Masa, 5 Velocidades, Función Turbo, Rojo - 24670-56

Con qué acompañar la leche merengada

Lo ideal es degustar un vaso de leche merengada nada más hacerla, pero si no hay ocasión la podemos congelar. Habrá que dejar que se atempere durante un par de horas en la nevera antes de servir y remover bien para romper los cristales que se formarán, pero el disfrute estará asegurado. Imprescindible servirlo con abundante canela molida.

En DAP | Granizado de leche merengada en cinco minutos, receta con Thermomix
En DAP | Espuma ligera de leche merengada, receta de aprovechamiento

Temas
Inicio
Inicio