Compartir
Publicidad

Pastel de zanahoria sin gluten, receta para celiacos

Pastel de zanahoria sin gluten, receta para celiacos
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La receta de este pastel de zanahoria sin gluten tiene una historia que me apetece mucho compartir con vosotros. Junto con el brownie clásico, los cupcakes de plátano con cobertura de mascarpone al cacao y las tartaletas de limón y merengue, formó parte de mi proyecto de fin de ciclo en Dirección de Cocina que giró en torno a la pastelería para celiacos.

Siempre he pensado en la dureza de ser celiaco siendo goloso, pues la mayoría de dulces y pasteles sin gluten que encontramos en el mercado son bastante mejorables. Por eso me enfrenté a mi proyecto con el propósito de demostrar que la pastelería sin gluten puede ser tan buena como cualquier otra y, sinceramente, con este pastel de zanahoria sin gluten puedo confirmar que así es.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Almendra molida o harina de almendra 100 g
  • Azúcar moreno 100 g
  • Mezcla de harinas para elaboraciones sin gluten (ver más abajo) 33 g
  • Levadura química sin gluten 5 g
  • Canela molida 4 g
  • Comino molido 4 g
  • Nuez moscada molida 2 g
  • Zanahoria 100 g
  • Huevos "M" 1
  • Mermelada de naranja amarga (opcional) 15 g
  • Nueces peladas 10 g
  • Dátiles sin hueso 20 g
  • Queso crema 30 g
  • Crême fraîche 15 g
  • Azúcar glasé 10 g

Cómo hacer pastel de zanahoria sin gluten

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 50 m
  • Reposo 3 h

En la lista de ingredientes veréis que aparece mezcla de harinas para elaboraciones sin gluten de la que necesitamos 33 gramos. Esta es una mezcla base que podemos elaborar en gran cantidad y tener guardada para cuando la necesitemos en nuestras recetas sin gluten. Se prepara con 95 g de harina de arroz, 25 g de fécula de maíz y 15 g de harina de tapioca.

Comenzamos preparando un molde desmoldable de 14-16 cm de diámetro y encendiendo el horno a 175 ºC para que, cuando la mezcla esté lista, la podamos cocer sin esperas. Para ello, engrasamos con mantequilla el molde, base y laterales. Cortamos un círculo de papel de horno de la misma medida que la base del molde y lo colocamos sobre esta. Quedará adherido por efecto de la mantequilla. Reservamos.

Pelamos, lavamos y rallamos la zanahoria, con un rallador fino (si tenemos Thermomix, podemos utilizarlo para este fin y nos ahorramos tiempo y trabajo). Reservamos. A continuación, picamos las nueces en trozos finos, al igual que los dátiles. Reservamos los frutos para más adelante.

En un cuenco amplio, mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina de almendras, el azúcar moreno, la mezcla de harinas para elaboraciones sin gluten, el impulsor y las especias. En otro cuenco, batimos el huevo junto con la mermelada de naranja amarga. Le incorporamos la zanahoria rallada y la nuez y el dátil picados.

Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos y removemos hasta obtener una masa honogénea. La vertemos en el molde que tenemos reservado, extendemos la masa por toda la superficie, con ayuda de una espátula, o con el reverso de una cuchara, e introducimos el molde en el horno. Dejamos cocer durante, aproximadamente, 50 minutos. Enfriamos completamente antes de cubrir y decorar.

Para elaborar la cobertura de queso crema, con ayuda de unas varillas metálicas mezclamos el queso y la crême frâische en un cuenco hondo. Tamizamos el azúcar glas y lo agregamos a la mezcla. Removemos nuevamente hasta incorporar. Pasamos la crema a una manga pastelera y dejamos enfriar para que tome cuerpo antes de extenderla por toda la superficie del pastel.

Si optamos por decorar el pastel con unas zanahorias de fondant, podemos moldearlas mientras la cobertura de queso crema se enfría. Para ello necesitaremos fondant naranja y verde y un poco de maña. También podemos comprarlas o no usar nada. Al gusto.

Pasteldezanahoriasingluten650ma

Con qué acompañar el pastel de zanahoria sin gluten

Poco necesita este pastel de zanahorias sin gluten para ser degustado y, sobre todo, disfrutado. Tan sólo ganas de dulce y, si sois amantes de las bebidas calientes como yo, una tacita de humeante café o té. Es un pastel jugoso en boca, dulce en su justa medida y muy esponjoso. Perfecto para una merienda o para rematar una comida no muy copiosa.

En Directo al Paladar | Las cookies de chocolate más saludables del mundo
En Directo al Paladar | Pastel de chocolate y queso de la abuela, una receta muy especial a la que hemos quitado el gluten

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio