Compartir
Publicidad
Publicidad

Receta de manzanas asadas

Receta de manzanas asadas
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El día que no me coma, al menos, una manzana, será por causa de fuerza mayor. Frescas y crujientes me encantan, pero cocinar con ellas es otro placer, sobre todo cuando bajan las temperaturas. La receta de manzanas asadas es ideal para disfrutar de un postre saludable y muy digestivo, que podemos vestir un poco más de lujo según la ocasión.

Hay debate en torno a qué variedad de manzana es mejor para asar. Se dice que la reineta es perfecta, pero yo cada vez me decanto más por manzanas tipo Fuji. Son naturalmente dulces pero también crujientes y firmes, con la piel fina, así que aguantan muy bien una cocción más prolongada. A mí me gusta rellenarlas con una mezcla de frutos secos y especias.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Manzanas dulces pero firmes 2
  • Dátiles 2
  • Uvas pasas de corinto 10
  • Almendras laminadas o en bastones 30 g
  • Anís en grano o anís estrellado
  • Canela molida
  • Miel (opcional)
  • Vino dulce o zumo de naranja

Cómo hacer manzanas asadas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 40 m

Precalentar el horno a 175ºC. Lavar y secar las manzanas, quitando las etiquetas que puedan llevar. Hay que procurar elegir ejemplares que aguanten de pié sin caerse. Sacar el corazón con un descorazonador o con un cuchillo, sin llegar a atravesar la base. Dejar un hueco redondeado para introducir el relleno.

Picar los dátiles con las pasas y las almendras, añadir las especias, un chorrito de vino o de zumo y miel al gusto. Con buenos dátiles la verdad es que a mí no me hace falta añadir ningún endulzante más. Rellenar las manzanas y practicar un corte ligero en el diámetro de la piel, para que no estalle.

Colocar en una fuente, añadir un poco de agua para cubrir el fondo y hornear durante unos 40-50 minutos. Se pueden dejar más o menos tiempo según el punto que nos guste. Deben quedar bien tiernas por dentro, pero sin convertirse en compota.

Diluir un poco de agua, vino o zumo con los jugos del fondo de la fuente para obtener un poco de almíbar natural con el que servir las manzanas. Espolvorear con más canela si se desea.

Manzanas Asadas. Pasos

Con qué acompañar las manzanas asadas

Las manzanas asadas se pueden tomar tal cual y ya son un postre o merienda delicioso. También podemos acompañarlas de helado, nata o yogur natural, o añadir al plato frutos rojos frescos para crear un contraste ácido de sabores. Si no las hemos preparado muy dulces también se pueden tomar como guarnición de carne.

En Directo al Paladar | Peras en hojaldre rellenas de nueces. Receta
En Directo al Paladar | Manzanas asadas con nata y coñac. Receta

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos