Publicidad

Receta de torrijas de chocolate: las de toda la vida, de leche, pero con cacao

Receta de torrijas de chocolate: las de toda la vida, de leche, pero con cacao
3 comentarios
15 votos

Las torrijas clásicas de leche son nuestras favoritas, precisamente por clásicas, aunque no nos podemos resistir a probar otras variedades, como las de natillas o de horchata. Sin embargo, las moderneces no terminan de convencernos mucho, y puestos a elevar este humilde postre de Semana Santa, qué mejor que entregarnos a la gula con unas gozosas torrijas de chocolate caseras. Que no es lo mismo que las torrijas con chocolate.

Es tan sencillo como enriquecer la leche con chocolate y cacao, sirviéndolas después con una salsa sencilla de chocolate fundido espeso, o con azúcar mezclado con más cacao en polvo. Además, cambiamos los aromáticos tradicionales de la infusión (canela y piel de cítricos) por la infalible vainilla, y reducimos un poco el azúcar de la leche para no empalagar demasiado, dejando el mayor protagonismo al sabor del cacao más intenso.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Leche entera (con o sin lactosa) 1 l
  • Chocolate negro picado 40 g
  • Cacao en polvo natural 30 g
  • Azúcar 70 g
  • Vainilla (vaina) 0.5
  • Pan para torrijas del día anterior 1
  • Huevo L 3
  • Aceite de girasol o de oliva virgen extra
  • Chocolate negro para fundir de intensidad media 150 g
  • Nata líquida para cocinar (cantidad aproximada) 60 ml
  • Azúcar para rebozar (opcional)
  • Cacao en polvo para rebozar (opcional)

Cómo hacer torrijas de chocolate

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 45 m

Poner la leche a calentar en un cazo o cazuela. Añadir la media vaina de vainilla abierta y sus semillas sacadas con un cuchillo afilado (o usar un poco de esencia), el azúcar, el chocolate picado y el cacao. Remover suavemente con unas varillas hasta el chocolate se funda y el cacao se integre, sin dejar que llegue a hervir.

Una vez tengamos una leche chocolateada homogénea, retirar del fuego y dejar infusionar, tapado, al menos 15 minutos, o hasta que esté casi fría. Mientras, cortar el pan en rebanadas de algo más de 1 cm de grosor, y no más de 2 cm, o al gusto. Disponer en una o dos fuentes profundas y regar con la leche, colándola.

Torrijas de Chocolate. Pasos

Dar la vuelta a las rebanadas para que se empapen bien por ambos lados, dejándolas que absorban toda o casi toda la leche. Si aún está tibia tardarán menos tiempo. Conviene dejarlas en remojo, al menos, 30 minutos. También depende del tipo de pan y del grosor, pues podrían llegar a deshacerse demasiado si nos pasamos.

Preparar una sartén amplia con abundante aceite, un recipiente hondo con los huevos batidos, y una o dos fuentes con papel de cocina para ir sacando las torrijas. Calentar el aceite hasta que alcance unos 170ºC (180ºC con aceite de oliva), pasarlas por el huevo cubriéndolas bien, y freír hasta que estén bien doradas, volteándolas con cuidado.

Retirar con una espumadera a la fuente para que escurra el aceite en el papel, y continuar cocinando todas las rebanadas del mismo modo. Recortar las rebanas de huevo que hayan podido quedar en las torrijas, y preparar el acabado los acabados.

Fundir unos 150 g de buen chocolate negro con la nata líquida hasta homogeneizar, mezclando con varillas. Se puede ajustar la textura al gusto, teniendo en cuenta que espesará a medida que se enfríe. Para el otro acabado, mezclar abundante azúcar con una o dos cucharadas de cacao tamizado, y espolvorear o rebozar las torrijas.

15 votos

Con qué acompañar las torrijas de chocolate

En familias indecisas lo mejor es ofrecer torrijas de chocolate con los dos acabados propuestos, con la mezcla de azúcar y cacao tamizado por un lado, y la salsa de chocolate caliente por otro; combinar ambas nos parece ya un poco excesivo. Son un postre, merienda o desayuno bien contundente, por lo que aconsejamos disfrutarlas sin más añadidos que algo de fruta fresca y una bebida al gusto para acompañar, como café, té o un sencillo vaso de leche sin endulzar. Aunque, si nos controlamos para tomar solo una ración, tampoco pasa nada por permitirnos un día coronar la torrija con helado de vainilla o nata montada casera.

En Directo al Paladar | Las tres mejores recetas de pan para torrijas (para hacer todo el proceso sin salir de casa)
En Directo al Paladar | Torrijas: consejos y trucos para que te queden perfectas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio