Receta dulce de quinoa con leche: una versión moderna del arroz con leche de toda la vida

Receta dulce de quinoa con leche: una versión moderna del arroz con leche de toda la vida
2 comentarios
28 votos

Mi madre nunca ha sido muy de preparar dulces, pero sí dominaba el arte del postre casero con un trío de ases que siguen recordando a mi infancia: el pan de calatrava, las natillas y el arroz con leche. Postres hogareños donde los haya, típicos de tantas familias, a los que yo ahora me atrevo a probar versiones nuevas como la quinoa dulce con leche. Es una reinvención del postre de toda la vida cambiando el ingrediente base por quinoa, y el resultado nos ha encantado.

En cada casa se sigue su propia receta del arroz con leche y recomendaría probar a cada uno probar a cambiar el grano por este pseudocereal cargado de proteínas vegetales. Por la red se pueden encontrar muchas versiones similares bajo el término pudding o como un porridge, y se puede hacer en versión vegana sustituyendo la leche por alguna bebida vegetal. La quinoa pide, eso sí, un tratamiento distinto al arroz, pero la receta es muy sencilla y solo necesita un poco de mimo en la cocción.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Quinoa 100 g
  • Agua 200 ml
  • Leche 850 ml
  • Limón 1
  • Mantequilla opcional 5 g
  • Azúcar 80 g
  • Sal 2 g
  • Canela en rama 1
  • Canela molida al gusto

Cómo hacer quinoa dulce con leche

Dificultad: Media
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 45 m
  • Reposo 25 m

En primer lugar hay que enjuagar bien la quinoa en un colador hasta que el agua deje de salir turbia. Escurrir y disponer en una olla o cazuela, mejor si es de fondo grueso. Encender el fuego y dejar que se seque unos segundos, añadir el agua, llevar a ebullición, bajar la temperatura y cocer hasta que se evapore el líquido.

Incorporar la rama de canela, la corteza de limón sin parte blanca y una pizca de sal. Agregar unos 750 ml de leche, llevar a ebullición, remover y bajar el fuego. Comenzar la cocción lentamente, removiendo continuamente de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo, durante al menos 45 minutos. Añadir el azúcar a los 40 minutos, removiendo bien.

Vigilar el nivel de líquido ya que puede pedir más leche en función del tipo que hayamos usado, y de la textura que nos guste. La quinoa estará cocida a los 20 minutos pero buscamos que reduzca el líquido y que se quede una textura cremosa, melosa, que además espesará una vez fría. Ajustar también el punto de azúcar al gusto y añadir la mantequilla, si se desea.

Retirar la canela, vigilando que no se hayan quedado trocitos desprendidos de la rama, y el limón. Repartir en cuencos o pequeñas cazuelitas, esperar a que se enfríe y guardar en la nevera. Servir con canela molida o azúcar por encima, que se puede quemar para crear una costra.

Receta dulce de quinoa con leche
Un vistazo a…
LECHE FRITA la receta más fácil y rápida

Con qué acompañar la quinoa con leche

Esta receta de quinoa dulce con leche puede chocar al principio ya que reconoceremos los aromas y sabores del arroz con leche de toda la vida, pero puede resultar extraña la textura. Claro que pronto el paladar lo acepta y es una versión igual de válida para disfrutar de un buen postre casero, que mejora con el reposo en frío de la nevera.

En Directo al Paladar | Galletas de quinoa a la naranja. Receta con Thermomix
En Directo al Paladar | Crema de arroz con leche en olla a presión. Receta

28 votos
Temas
Comentarios cerrados
Inicio