Publicidad

13 recetas de estrella Michelin que puedes cocinar en casa (y son mucho más fáciles de lo que parece)

13 recetas de estrella Michelin que puedes cocinar en casa (y son mucho más fáciles de lo que parece)
2 comentarios
8 votos

Instagram se ha puesto a cocinar y donde antes había playas y piscinas, ahora hay cazuelas y hornos. A nosotros, debemos reconocerlos, nos gusta más esta segunda versión aunque sea una consecuencia del coronavirus, de la covid19 y del dichoso confinamiento.

La única parte positiva es que estamos desentrañando cocinas de alto copete, aprendiendo mucho e incluso viendo a chefs con estrella Michelin darnos auténticas clases magistrales de cocina, como Dani García.

Algo que también ha llegado a la cuenta oficial de la Guía Michelin, la Biblia de los restaurantes mundiales, que ha propuesto a varios de sus chefs animarse con recetas bajo el hashtag #MichelinGuideAtHome.

Hoy aprovechamos el guante que tiende la guía para traeros una selección de ellas, tan fáciles y tan sabrosas que en cualquier momento podemos resolver en casa.

1. La salsa marinara de Gordon Ramsay

Uno de los chefs más mediáticos del mundo da una pista de cómo hacer más divertidas nuestras pastas con su particular versión de la salsa marinara. Este clásico de la cocina italiana es muy sencillo de ejecutar y muy resultón.

Versátil y acompañable de macarrones, espaguetti, tagliatelle o la pasta seca -y fresca- que tengas por casa. Sólo tendrás que elegir tu pasta favorita, añadir la salsa y buscar algún queso italiano para completar el festín como una buena mozzarella.

Ingredientes

Para personas
  • Tomates en conserva natural 800 g
  • Tomate concentrado cucharadas soperas 2
  • Cebolla 1
  • Dientes de ajo 6
  • Albahaca hojas 6
  • Vino tinto 200 ml
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer salsa marinara de Gordon Ramsay

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h 40 m

En una olla alta, saltear a fuego medio-bajo la cebolla picada en juliana y sazonar con sal y pimienta para que sude bien sin que coja color durante 10 o 12 minutos. Añadir el ajo en láminas finas y cocinarlo durante 3 minutos sin que se tueste.

Añadir las hojas de albahaca y, si se quiere, una pizca de cayena y cocinar un par de minutos. Añadir la pasta de tomate, cocinar entre 3 y 5 minutos. Subir el fuego a medio-alto y desglasar con la copa de vino tinto. Reducir a la mitad 3 o 5 minutos.

Bajar el fuego a medio-bajo, añadir los tomates (mejor un Sanmarzano pero también vale el tomate pera) en conserva partidos en cuartos y cocinar 90 minutos a fuego bajo. Una vez listo, triturar con la batidora de mano hasta alcanzar la textura deseada y sazonar con sal y pimienta.

8 votos

2. Gazpacho de espárragos verdes de Jean-François Rouquette, del restaurante Pur.

Salgamos del tomate y descubramos otras sopas frías, que ya van apeteciendo, y con las que podemos sacarle todo el partido a la temporada de los espárragos.

Pocos ingredientes, rápida y la mar de pintona, esta receta de gazpacho te puede valer tanto como primer plato como de coqueto aperitivo. Ideal para conquistar a cualquier paladar.

  • Ingredientes para 2 personas: 500g de espárragos verdes y 2 espárragos verdes para la presentación, medio puñado de estragón fresco (opcional pero recomendable), 4 rebanadas de pan de molde, un puñado de almendras frescas peladas, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración: Picar finamente los 500g de espárragos y añadirlos en una olla con agua salada hirviendo junto al estragón. Dejar hervir 10 minutos, separa el estragón y escurre los espárragos, llevándolos a un bol con agua con hielo para que mantengan el color. Tritura los espárragos -reservando dos- con 5cl de agua de cocción y el chorrito de aceite y mételo en la nevera. Cuando esté listo, emplata: tuesta circulitos de pan en una sartén con una pizca de aceite a modo de croutons, vierte el gazpacho en pequeños boles y decora con los espárragos enteros cortados a lo largo, las almendras y con un poco de estragón fresco.

3. El risotto de los hermanos Manuel y Christian Costardi

Otro clásico de la cocina italiana con el que sorprender a tus comensales con tus recetas de arroz. Con pocos ingredientes y un poco de paciencia, tendrás un platazo de auténtica fiesta.

Es barato, es versátil y a esta receta básica le puedes añadir a voluntad los ingredientes que prefieras: setas, verduras, pescado... pero con los ingredientes de los Costardi el triunfo está garantizado.

  • Ingredientes para 4 personas: 320g de arroz carnaroli, 200ml de aceite de oliva virgen extra, 5 dientes de ajo, 1 litro de caldo de verduras, chili en polvo, ralladura de limón y sal marina.
  • Elaboración: Pelamos los ajos, quitamos la parte verde y los añadimos a una cazuela con aceite de oliva a 60º. Retiramos del calor, tapamos y dejamos infusionar toda la noche para tener un aceite de ajos. A la mañana siguiente, mezclar con suavidad, verterlos en una hielera y llevarlos al congelador. Una vez listo, empezamos con el risotto. Calentamos una cazuela ancha a fuego medio-alto y tostamos durante dos o tres minutos el arroz. Sazonamos con la sal y vamos añadiendo a poquitos el caldo caliente, hasta que el arroz lo vaya absorbiendo, así durante unos 15 o 20 minutos. Fuera del fuego, añadimos dos o tres cubitos de hielo con el aceite de ajos y removemos con suavidad para buscar la textura cremosa. Emplatamos el arroz y espolvoreamos el chili en polvo, la ralladura de limón y otra pizca de sal marina.

4. Los espaguetti con guisantes verdes y jamón ibérico de Stéphanie Le Quellec, del restaurante La Scene.

Frescos, divertidos y cargados de sabor. Quizá nunca pensases que en una pasta podías hacer convivir al jamón ibérico y a los guisantes pero sí, se puede, y dan muy buen resultado.

Además, es perfecto para darle juego a los guisantes frescos que ahora estén en temporada -aunque puedes usar en conserva- y para darte un caprichito ibérico.

  • Ingredientes para 8 personas: Para la salsa: 160g de jamón ibérico en daditos, 1 cebolla en daditos, 1 tomate picado, 7 cucharadas de mantequilla, 2 vasos de agua, 100g de crema, sal y pimienta. Para la pasta: 600g de espagueti, 500g de guisantes frescos y 200g de jamón ibérico en lonchas finas y cortado en tiras.
  • Elaboración: Sudar a fuego bajo el jamón en daditos con la cebolla hasta que estén bien tierno. Añadir el tomate y dejar cocinar durante un minuto antes de añadir os dos vasos de agua. Llevar a ebullición y cuando llegue, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar 20 minutos o hasta que se haya reducido a la mitad. Retirar del fuego y añadir la crema, la mantequilla y el punto de la sal y la pimienta y apartarlo. En una cazuela alta llevar a hervor mucho agua con sal y cuando hierva, apagar el fuego y añadir los guisantes. Cocinarlos un minuto y retirarlos a un bol con una espumadera. Recuperar el hervor del agua y añadir la pasta, cociendo según las instrucciones del fabricante. Una vez lista, escurrir bien. Mezcla la pasta con los guisantes y con la salsa y añadir las tiras de jamón finas sobre el conjunto.

5. El shakshuka de Julia Komp, del restaurante alemán Schloss Loersfeld

No te dejes impresionar por el nombre del plato y déjate guiar por la vista porque esta receta de huevos, típica de Oriente Medio, es muy sencilla y sabrosa, a la que podríamos asimilar -con ciertos matices- a los huevos a la flamenca.

Tiene ciertas especias, que puedes sustituir por las que tengas en casa, o prescindir de ellas si no te gusta la cocina muy especiada pero el resultado de estos huevos al plato es perfecto para comidas y cenas.

  • Ingredientes para 6 personas: 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 2 cebollas picadas, 2 pimientos rojos picados, 3 dientes de ajo picados, 1 cayena picada, 2 cucharadas soperas de salsa de tomate, baharat (mezcla de especias con comino, semillas de cilantro y pimentón picante), 400g de tomate en conserva picado, 2 cucharadas soperas de perejil o menta picadas, 6 huevos grandes, 100g de queso feta, 100g de garbanzo cocido y 50g de aceituna negra sin hueso.
  • Elaboración: Calentar aceite en una sartén grande y añadir la cebolla, el pimiento, el ajo y la cayena. Cuando esté blandito, añadir la salsa de tomate y las especias y cocinarlo un poco. Añadir entonces el tomate en conserva, cocinar unos minutos, salar y dejar que reduzca un poco. Cuando haya reducido, añadir los garbanzos, el queso feta desmenuzado, el perejil o la menta picados y las aceitunas, enteras o picadas, como prefieras. Cuando el conjunto esté bien integrado, rompe los huevos directamente sobre la sartén y deja que se hagan poco a poco, sin mezclar, hasta que encuentres el punto deseado.

6. Los dumpling de cerdo de Vicky Lau, del restaurante Tate Dining Room de Hong Kong

Si siempre lo has tenido en mente pero nunca te has atrevido, puede que hoy sea el día con el que te lances al mundo de los dumplings. La masa, si ya has hecho panes o repostería, no implica mucha dificultad y será más divertido de comer que si la compras ya hecha, que puedes hacerlo. Además, las salsas las puedes encontrar en cualquier ultramarinos oriental.

Un golpe de hervor, un relleno jugoso y varias salsas orientales son los artífices de este recetón, que seguro que te incitará a seguir probando distintas mezclas para este plato tan oriental.

  • Ingredientes para 20 dumplings: Para la masa: 380g de harina y 190cl de agua. Para el relleno: 300g de carne de cerdo picada, 300g de tocino de cerdo picado fresco, 35g de cebolleta picada, 35g de jengibre picado, 6g de sal, 1g de pimienta blanca molida, 12g de azúcar, 11g de salsa de soja, 9g de salsa de ostra, 150ml de agua tibia y 1g de aceite de sésamo -opcional-.
  • Elaboración: Para la pasta: Mezcla despacio el agua con la harina hasta hacer una masa uniforme y ligeramente pegajosa. Guardarla en la nevera una hora y después dejarla otra hora a temperatura ambiente. Una vez fuera, separa pequeños pellizcos, como de unos 5 gramos y dales forma plana y circular -de un grosor de un milímetro- con un rodillo. También puedes aplanar una superficie mayor e ir cortando masa con un molde pero de esta forma se secan más. Para el relleno: En un bol mezcla la sal, la pimienta, el azúcar, la salsa de ostra, la salsa de soja y el aceite de sésamo. Reserva y en otro bol mezcla la cebolleta con el jengibre. En un bol más grande, mezcla las carnes de cerdo y añade poco a poco la mezcla de salsas, la de cebolleta y jengibre, y el agua. Amasa con las manos hasta tener una mezcla ligeramente elástica. Ve poniendo pequeños montoncitos en cada círculo de pasta, ciérralos y presiona la unión con un tenedor. Una vez listos, ten agua hirviendo con sal a mano y deja allí cada dumpling alrededor de dos minutos. Si lo prefieres, puedes hacerlos al vapor y los deberás tener en la vaporera entre 15 y 20 minutos.

7. Pan de patata de Paulo Airaudo, del restaurante donostiarra Amelia

Ahora que todo el mundo está con las manos en la masa, quizá sea un buen momentos para salirnos de la ortodoxia y probar con esta curiosa receta, que os enganchará, y que podrás acompañar como prefieras.

Le va bien como bocadillo o como superficie sobre la que untar un queso, un poco de mantequilla, una pizca de sobrasada o directamente, para convertirla en tus tostadas favoritas. El resultado no te decepcionará.

  • Ingredientes para 8 o 10 bollos: 550g de patata para cocer, 350g de creme fraîche, 450g de harina panificable, 42g de mantequilla fundida, 16g de levadura fresca, 30g de sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Pela y cuece las patatas en abundante agua hirviendo hasta que estén hechas. Sazónalas y machácalas. Mezcla la creme fraîche, la levadura y la patata machacada en un bol y luego añade la mezcla a un bol más grande con la harina. Sazona y amasa hasta que esté todo bien integrado y deja reposar la masa dos horas a temperatura ambiente o hasta que haya triplicado su volumen. Pasado ese tiempo, enharina una superficie de trabajo y crea 8 o 10 bolas con la masa, luego aplánala y déjala descansar otros 20 minutos. Mientras, precalienta el horno a 230º y calienta una pizca de aceite en una sartén a fuego medio, donde tendrás que tostar cada bollo por ambas caras hasta que esté dorado, después de los 20 minutos de reposo. Horneálo durante 10 minutos sobre una bandeja, dándole la vuelta a los cinco minutos y consume aún caliente.

8. Sopa de guisantes de Emma Bengtsson, del restaurante neoyorquino Aquavit

Aprovechar las verduras de temporada y darse un capricho con una sopa fresca y ligera, perfecta para algún día fresquito de primavera, es un placer muy asequible con el que hoy os sorprendemos.

Decide qué verduras pueden formar parte de tu sopa o cíñete a la receta original. Sea cual sea tu apuesta, el resultado será perfecto en cualquiera de las dos versiones.

  • Ingredientes para 6 personas: 140g de bacon, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 170g de zanahorias, 425g de guisantes frescos, 470ml de agua, 950 de caldo de pollo, el verde de una cebolleta y hierbas aromáticas.
  • Elaboración: Pica en tiras el bacon y la zanahoria en círculos, además, pica finamente la cebolla y el ajo. Añade el bacon a una sartén amplia y deja que se tueste, cuando lo esté, añade el ajo y la cebolla. Cuando se ablanden, añade la zanahoria. Déjala que se cocine unos minutos y entonces añade los guisantes, el agua y el caldo. Lleva a ebullición y luego baja el fuego al mínimo durante 25 minutos. Sazona con sal y pimienta y decora con el verde de la cebolleta finamente picado y las hierbas aromáticas.

9. Gambas al ajillo de Rubén Mosquero, del restaurante Mini Bar by José de Washington

El toque español nos viene de un chef español que ha hecho las Américas junto a José Andrés. En este caso, apostamos por una tapa muy clásica pero siempre resultona.

El toque ligeramente picante, la jugosidad de la gamba y la potencia del ajo hacen de esta receta un clásico para el que siempre hace falta pan con el que deleitarse con el aceite del fondo.

  • Ingredientes para 3 personas: 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 7 dientes de ajo laminados, 450g de gambas limpias y peladas, 2 guinduillas laminadas en aros, 1 cucharada sopera de brandy o de vino de Jerez, 1 cucharada sopera de perejil fresco picado, 2 hojas de laurel y sal.
  • Elaboración: Calienta a fuego medio-alto el aceite en una sartén y añade los ajos, hasta que se doren, durante un minuto o minuto y medio. Añade las gambas, el laurel, la guindilla y la sal. Deja que las gambas se hagan durante un par de minutos, añade el vino y mueve la sartén para que las gambas se hagan por todas partes y cojan ese sabor. Añade el perejil, sirve la gamba en un plato y vierte el aceite aún caliente sobre ellas.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

10. Pollo de Cornualles asado de Aurélien Braguier, del restaurante parisino La Truffiere

No te dejes impresionar por la estridencia del concepto "pollo de Cornualles". Este tipo de pollos, raros en España, son muy sabrosos y tiernos, ya que se sacrifican con apenas 4 o 6 semanas de vida y no superan, por regla general, el kilo de peso.

Son un híbrido entre dos razas de cría, que han propiciado un animal de mucha pechuga pero que puedes sustituir por un buen pollo pequeño que tengas en casa puedes sustituir por un par de pollos picantones o por un pollo tomatero.

La gracia de la receta no está sólo en el tipo de pollo, sino en el relleno, sencillo pero efectivo, que lleva.

  • Ingredientes para 3 personas: Un pollo entero de unos 750g (lo que llamaríamos pollo tomatero), 1 patata grande cortada en dados hermosos, medio manojo de tomillo, 6 dientes de ajo enteros y con su camisa, 5 espárragos verdes cortados a lo largo, 5 champiñones botón cortados en medios o en cuartos, aceite de oliva, escamas de sal y pimienta blanca molida.
  • Elaboración: Precalentar el horno a 180º y mientras ir sazonando el pollo con la sal en el exterior y en el interior e introducir dentro del pollo el tomillo y los ajos. Poner en una bandeja la patata, los espárragos y los champiñones e introducirla en la parte inferior del horno. Poner el pollo sobre la rejilla del medio o, si tenemos el ensartador, en él. Asar durante 30 o 45 minutos, en función del tamaño del pollo, y dejar reposar fuera del horno otros 20 minutos antes de trinchar.

11. Panacotta con café de Guy Lassausaie, del restaurante francés Guy Lassausaie, en Chasselay

Un postre típicamente italiano, muy fácil, muy barato y que además te permite hacerlo por anticipado, son las señas de identidad de esta receta a la que darle un puntito extra.

Si no te gusta el café, la corona final la puedes sustituir por un caramelo o por chocolate pero con café le va genial.

  • Ingredientes para 4 raciones: 2 láminas de gelatina, 150ml de leche entera, 30g de granos de café machacados, 125g de chocolate blanco, 200g de nata, 4 cafés solos y cortos.
  • Elaboración: Hidrata la gelatina en agua fría mientras en otro cazo calientas la leche -sin hervor-. Cuando esté caliente, la retiras del fuego y añades los granos de café machacados durante 10 minutos para que se infusionen. Una vez hecho, vuelves a calentar la leche, añades la gelatina y filtras la mezcla con un tamiz -para quitar restos de café y gelatina- a otra cazuela. Viertes el chocolate blanco en la nueva cazuela mientras remueves para que se deshaga y añades la nata hasta que todo se integre bien. Una vez listo, viertes la mezcla en cuatro moldes y dejas reposar en la nevera para que cuaje durante 6 horas. Mientras, haz cuatro cafés solos y cortos, quítales la espuma superior, déjalos enfriar y corona la pannacotta cuando aún esté en la nevera y sirve frío.

12. Tarte Tatin de Marie Robert, chef del restaurante suizo Le Café Suisse

Un clásico de la repostería internacional para el que puedes recurrir a manzanas, que es la receta tradicional, pero que puedes sustituir por la fruta carnosa que te apetezca como pera o melocotón.

Aunque la receta tiene una parte delicada -el volteo- no es tan complicada de ejecutar y sobre todo luce muy bien en una mesa con su parte frutal, su caramelo y su masa crujiente.

  • Ingredientes para 8 raciones: 2kg de manzanas, 250g de azúcar en polvo o azúcar glas, 100g de mantequilla sin sal, 40g de mantequilla salada (opcional pero recomendable), 1 hoja de pasta de hojaldre y canela en polvo.
  • Elaboración: Pela las manzanas, quítales el corazón y pártelas en cuartos. Coge una sartén amplia, apta para horno, y haz en ella el caramelo (si no tienes una sartén apta para horno, haz el caramelo en una cazuela y luego añádelo a un recipiente para horno) con el azúcar en polvo a fuego alto, cuando empiece a coger temperatura, añade la mantequilla y menea con vigor con una varilla hasta que empiece a coger el tono deseado de marrón oscuro y la textura espesa y pegajosa que buscamos. Cuando eso ocurra, enfría el fondo de la cazuela en la pila con agua fría para frenar la cocción. Una vez listo, coloca los trozos de manzana en esa cazuela, sazona con la canela y distribuye a voluntad los cubitos de mantequilla salada. Mete en el horno a 180º durante 5 minutos. Retira del horno y cubre con el hojaldre, recortando los sobrantes de masa. Hornea otros 25 minutos a 180º y deja atempera la tarta después. Para darle la vuelta, como si de una tortilla de patata se tratase, coloca un plato más grande que la sartén encima y voltéala con suavidad para que la fruta esté arriba y el hojaldre abajo.

13. Tiramisú de Pier Paolo Picchi, del restaurante Picchi de Sao Paulo

Posiblemente, el más famoso de los postres italianos y más sencillo y barato de lo que pensarías. Es cierto que hace falta cierta maña para bordarlo pero no es complicado y gusta a todos los públicos.

Seguro que tienes los ingredientes a mano y los que no, como el mascarpone, los puedes sustituir por algún otro queso crema, aunque no queda igual. Además, puedes sustituir el alcohol de esta receta si no tienes cognac por un brandy, un licor de café, por un oloroso u otro destilado oscuro o, si lo prefieres, prescindir del alcohol.

  • Ingredientes para 10 raciones: 1.170g de queso mascarpone, 150g de azúcar glas, 250g de crema de leche o nata espesa, 9 yemas de huevo, 200g de café espresso, 10gr de coñac, 2 cajas de bizcochos largos y cacao en polvo.
  • Elaboración: Mezcla en un bol grande el azúcar con las yemas de huevo y añade poco a poco el mascarpone. Unta las paredes y el fondo de otro bol con la crema de leche pero de forma que quede ligera. Mezcla el coñac y el café en un bol y empapa en ella los bizcochos, luego dísponlos sobre una fuente de horno en paralelo y dejando un dedo de hueco entre cada bizcocho. Cubre con la mitad de la mezcla del mascarpone y repite la operación con otra capaz de bizcochos empapados. Corona con cacao en polvo y deja enfriar en la nevera y tapado durante 10 o 12 horas. Extrae unos minutos antes de consumir para que se atempere y disfrutar de tu recetón italiano.

Imágenes | iStock e Instagram de Michelin Guide
En Directo al Paladar | Los chefs se vuelcan en Instagram para ofrecer recetas caseras fáciles con las que pasar la cuarentena
En Directo al Paladar | Estas son las 13 únicas mujeres que han conseguido tres estrellas Michelin en más de 80 años de historia de la guía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios