Seis recetas de albóndigas marineras para un picoteo del finde redondo

Seis recetas de albóndigas marineras para un picoteo del finde redondo
Sin comentarios
22 votos

Lo que nos gusta un picoteo no está escrito, más aún si lo acompaña el buen tiempo y la posibilidad de disfrutarlo al aire libre. Para este fin de semana proponemos como protagonista del momento aperitivo a un clasicazo de nuestra gastronomía: la albóndiga. Tremendamente popular y siempre aclamada cuando llega a la mesa.

¿Acaso hay alguien en la sala a quien no le gusten estas bolitas de felicidad? Hoy les damos una vuelta de tuerca y las preparamos con productos del mar: merluza, salmón, bacalao y sepia. Os dejamos seis recetas de albóndigas marineras que están tan (si no más) ricas que las tradicionales de carne. Vamos al lío.

Albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Ingredientes

Para 4 personas
  • Salmón fresco 500 g
  • Mostaza a la antigua 15 ml
  • Huevo 1
  • Pan rallado 15 g
  • Eneldo fresco un par de ramas
  • Mayonesa 60 ml
  • Zumo de limón 30 ml
  • Agua 15 ml

Cómo hacer albóndigas de salmón noruego en salsa de eneldo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Para la mezcla para las albóndigas, picamos el salmón con un cuchillo hasta que obtengamos una carne muy picadita. A continuación la ponemos en un bol y la mezclamos con un huevo, una cucharada de pan rallado, una cucharada de mostaza antigua y una ramita de eneldo picada. Moldeamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en aceite caliente hasta que se doren por fuera.

Para hacer la salsa de eneldo, batimos la mayonesa con el agua y el zumo de limón y añadimos el eneldo bien picado. Servimos las albóndigas de salmón con un poco de salsa por encima y el resto aparte.

22 votos

Más información sobre la receta de albóndigas de salmón con salsa de eneldo.

Albóndigas de merluza en salsa verde

Albóndigas de merluza en salsa verde
  • Ingredientes: 500 g de merluza, 1 huevo, 100 ml de leche, 100 g de miga de pan, harina de trigo, aceite de oliva virgen extra, 1 cebolla, 1 diente de ajo, perejil al gusto, 50 ml de vino de Jerez, 500 ml de caldo de pescado o fumet, sal y pimienta al gusto.

  • Elaboración: para formar nuestras albóndigas, cortamos el pescado en tiras y éstas en cuadraditos, picando como si hiciéramos carne picada con la merluza. La colocamos en un bol junto al perejil picado, 1 diente de ajo, la miga de pan remojada con la leche y el huevo, trabajando hasta formar una masa. Formamos unas bolas con la masa, las pasamos por harina y las freímos hasta dorarlas levemente en una sartén con aceite de oliva. Escurrimos las bolas en papel absorbente para retirar el exceso de aceite y las reservamos. Preparamos una salsa picando una cebolla en trozos muy pequeños y los pochamos en aceite de oliva hasta que se ablanden. Añadimos dos dientes de ajo picados y un poco de perejil y lo removemos con la cebolla durante dos minutos. Añadimos el vino de Jerez y dejamos que evapore. Incorporamos 500 ml de caldo de pescado y bajamos el fuego, dejando que se cocine durante 10 minutos. Metemos las albóndigas en el caldo, teniendo en cuenta que el nivel inicial de caldo no debe superar la mitad de su altura y dejamos que se haga el conjunto, dando un suave hervor durante cinco minutos. Tras espolvorear con un poco más de perejil picado, las tenemos listas para servir.

Más información sobre la receta de albóndigas de merluza en salsa verde.

Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco

Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco
  • Ingredientes: 1 Cebolla pequeña, Aceite de oliva virgen extra, 600 g Merluza (puede ser congelada), 2 Dientes de ajo, Perejil fresco, 1 Panecillo remojado en leche y escurrido, 1 Huevo, Vino blanco, Sal, Pimienta negra molida, Harina para rebozar. Para la salsa: 2 Dientes de ajo, Perejil fresco, 150 g Cebolla troceada, Aceite de oliva virgen extra, 50 g Harina, 80 g Vino blanco, 450 ml Caldo de pescado o fumet, Sal.

  • Elaboración: hervimos la merluza y la dejamos enfriar, después retiramos la piel y las espinas. Trinchamos la cebolla muy menuda y la sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Agregamos los ajos picados y dejamos que se hagan sólo ligeramente. Añadimos la merluza desmigada y el perejil picado. Removemos para que se una todo. Escurrimos el pan de la leche y lo añadimos.Incorporamos el huevo, el vino blanco, la sal y la pimienta y lo removemos todo al fuego hasta conseguir una masa blanda pero firme. Si queda demasiado blanda le podemos añadir un poco de pan rallado. Cuando la masa haya enfriado, formamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos. A medida que las vayamos sacando las ponemos sobre un plato con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante. Para elaborar la salsa, troceamos los ajos, el perejil y la cebolla. Calentamos un poco de aceite en una sartén y sofreímos primero la cebolla y luego añadimos los ajos y el perejil, con cuidado de que no se quemen. Añadimos la harina y removemos rápidamente para integrar. Agregamos el vino blanco, el caldo, la sal y la dejamos reducir un poco. Agregamos las albóndigas a la salsa y lo dejamos cocer todo junto hasta que la salsa espese, removiendo con mucho cuidado de vez en cuando para que no se peguen las albóndigas pero para que no se deshagan.

Más información sobre la receta de albóndigas de merluza en salsa de vino blanco.

Albóndigas de sepia o choco

Albóndigas de sepia o choco
  • Ingredientes: 600 g de sepia, 1 cebolla, 100 g de pan duro, 1 huevo, 3 ramas de perejil fresco, 1 diente de ajo, azafrán, caldo de pescado o fumet y patatas para la guarnición.

  • Elaboración: limpiamos bien la sepia, por dentro y por fuera retirando el hueso, las tripas y el pico. Cortamos en trozos la vaina, aletas y tentáculos, retirando las partes duras. Con un robot de cocina picamos la sepia con el pan duro, el perejil, el ajo y el huevo, con un punto de sal y dos vueltas de molinillo de pimienta. Procesamos ligeramente para obtener una masa con la que haremos las albóndigas. No debe quedar una papilla sino que se deben reconocer los trozos de sepia. Formamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en aceite sin dorarlas en exceso para que no se resequen. Las escurrimos bien y las reservamos mientras hacemos la salsa, para la cual necesitamos un fumet o caldo de pescado. Picamos una cebolla muy fina, para que al pocharse quede casi como una crema. La ponemos a freír a fuego muy lento en el mismo aceite en el que hemos dorado las albóndigas, en el cual habremos dejado el poso de harina de la fritura, que ayudará a dar cuerpo a la salsa. Añadimos el fumet de pescado en el que habremos diluido el azafrán y dejamos que cueza durante unos minutos para que reduzca y espese un poco. Incorporamos las albóndigas a la cacerola y damos un hervor de unos diez minutos, removiendo de vez en cuando para que las albóndigas no se nos peguen por abajo. Servimos con una guarnición de arroz blanco o de patatas paja muy finas.

Más información sobre la receta de albóndigas de sepia o choco.

Albóndigas de salmón en salsa de trigueros

Albóndigas de salmón en salsa de trigueros
  • Ingredientes: 1 manojo de espárragos trigueros, 3 chalotas, 500 gramos de salmón fresco, una cebolla pequeña, cebollino, 1 huevo, pan rallado, salsa Perrins, vino blanco, aceite, harina, sal y pimienta.

  • Elaboración: tomamos el manojo de espárragos y le cortamos la parte inferior, aprovechando los tallos más tiernos. Troceamos los espárragos dejando las yemas algo más largas. Picamos las chalotas y las pochamos en la sartén con un chorreón de aceite. Incorporamos los espárragos troceados y dejamos que pochen cinco minutos. Añadimos un chorro de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Agregamos sal y 250 grs. de agua, y dejamos cocer 30 minutos. Reservamos las puntas enteras y trituramos el resto de la preparación. Colamos, añadimos más agua si fuera necesario y volcamos en la sartén junto a las puntas de espárrago. Probamos y rectificamos el punto de sal. Troceamos finamente la carne de salmón. Se puede utilizar una máquina picadora, pero yo he preferido hacerlo a cuchillo. Picamos la cebolla y el cebollino, y los mezclamos con el salmón troceado. Añadimos un huevo entero, un chorro de salsa Perrins, sal y pimienta y mezclamos. Para conseguir que la masa ligue lo suficiente para poder formar las bolas con facilidad, vamos espolvoreando con pan rallado y removiendo hasta conseguir que la masa compacte bien. Formamos las albóndigas enharinándolas para que queden firmes y freímos en aceite a temperatura media. Una vez fritas las colocamos sobre la salsa y calentamos antes de servir. Emplatamos y adornamos con cebollino.

Más información sobre la receta de albóndigas de salmón en salsa de trigueros.

Albóndigas de bacalao con pasas y piñones

albóndigas de bacalao con pasas y piñones
  • Ingredientes: 500 g de bacalao desalado, 1 hoja de laurel, 200 g de pan duro del día anterior, 200 ml de leche, 2 dientes de ajo, perejil, un chorrito de zumo de limón, 2 cucharadas de pan rallado, 70 g de pasas sultanas, 40 g de piñones, 2 cucharadas de harina de trigo, 1 cebolla, 1 tomate, 1/2 vaso de vino blanco, 15 avellanas, unas hebras de azafrán, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: ponemos el pan cortado en rebanadas en un plato hondo y lo bañamos con la leche dejando que se empape bien. Escaldamos el bacalao durante unos tres minutos en un cazo con agua hirviendo con una hoja de laurel. Lo escurrimos reservando el agua de cocción. Cuando esté tibio lo desmenuzamos y lo ponemos en un bol. Añadimos al bol el pan remojado un poco escurrido, los huevos ligeramente batidos, un diente de ajo y el perejil picados, un buen chorro de zumo de limón y la mitad tanto de las pasas como de los piñones, mezclamos bien y añadimos pan rallado hasta que quede una masa manejable pero aún jugosa. La cantidad de pan rallado es orientativa. Formamos unas bolas del tamaño que más nos guste, las pasamos por harina y las freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén un poco doraditas. Las reservamos en un plato. Ponemos un chorrito de aceite en una cazuela y sofreímos la cebolla picada, cuando esté pochada añadimos el tomate rallado o troceado y sofreímos durante unos diez minutos. Mientras tanto picamos en el mortero el otro diente de ajo con las avellanas y las hebras de azafrán. Cuando el tomate y la cebolla estén bien sofritas, añadir las albóndigas, diluir la picada en el vino blanco y verterlo todo en la cazuela, añadir un poco del agua de cocción del bacalao y el resto de las pasas y piñones. Dejar cocer durante una media hora, añadiendo un poco más de agua si vemos que la salsa está demasiado espesa. Probamos y rectificamos de sal y pimienta.

Más información sobre la receta de albóndigas de bacalao con pasas y piñones.

En Directo al paladar | 43 recetas de albóndigas en salsa, jugosas y fáciles
En Directo al paladar | Tapas: 57 ideas fáciles para comer de picoteo

Temas
Inicio