Publicidad

Cinco recetas de tapeo que puedes hacer con sobras para un picoteo del finde de aprovechamiento (y barato)

Cinco recetas de tapeo que puedes hacer con sobras para un picoteo del finde de aprovechamiento (y barato)
Sin comentarios

Aunque no se suele hablar de una cuesta de septiembre, es un mes que también se puede hacer muy largo para muchos, especialmente en un año complicado como este. Es el momento de recuperar las buenas viejas costumbres, de simplicar la vida en la cocina y de recuperar la cocina de aprovechamiento. Para un buen picoteo del finde podemos darnos un festín con sobras de lo que hayamos cocinado durante la semana.

La manera más sencilla de aprovechar las sobras que rondan por la nevera es, simplemente, servirlas en mini porciones para el aperitivo. Es algo que hacen en muchos locales de hostelería con recetas que podrían servir de plato principal: un arroz, callos, algún guiso de legumbres, consomé, etc. Los profesionales obviamente no usarán sobras, salvo que el lugar ofrezca una calidad dudosa en su oferta.

Pero podemos ir un poco más allá dándole una vuelta a esos platos para crear aperitivos nuevos, pues siempre apetece más picotear con algo diferente y bien presentado. Hay que recordar las normas básicas de higiene y seguridad alimentaria, conservando correctamente las sobras, o podemos optar por utilizar una envasadora al vacío a corto plazo.

1. Pimientos rellenos de rabo de toro

Rabo de toro

Un guisote como el rabo de toro a la cordobesa se merece aprovechar al máximo hasta la última gota de salsa. Por eso es buena idea hacer el doble de cantidad, y guardar las sobras para un plato de picoteo tan sabroso y fácil como este. También es una buena receta para dar salida a sobras de salsa española, pero podemos usar también salsa de tomate.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Rabo de toro (sobras del guiso) 400 g
  • Pimientos del piquillo 8
  • Salsa española (unas 8 cucharadas) o salsa de tomate, y un poco más para curbrir 120 ml

Cómo hacer pimientos rellenos de rabo de toro

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 10 m

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Mezclamos la salsa con la carne y procedemos a rellenar los pimientos con ayuda de una cuchara. Los colocamos en una fuente de barro redonda y los cubrimos con más salsa o del propio guiso.

Una vez rellenos, solo falta darles un buen golpe de temperatura en el horno, y dejar unos 15 minutos hasta que el calor llegue al centro de los pimientos, y la salsa empiece a burbujear.

Más detalles en la receta completa.

2. Buñuelos de sobras de pasta

Buñuelos de pasta

¿Quién no come pasta alguna vez a la semana? Es un alimento muy socorrido que usamos en multitud de recetas, aunque sea simplemente cocida como guarnición -aunque los italianos se echarían las manos a la cabeza-. No es raro que sobre, pero no aguanta muy bien el recalentado. Pero estos buñuelos le dan una nueva vida a la pasta fría, y son adictivos.

  • Ingredientes para 4 personas. 250 g de sobras de un plato de pasta, mejor si es corta y con parte de su salsa, 1,5 vasos de harina, 1/2 vaso de leche, 1 yema de huevo, 1 clara de huevo, aceite de girasol o de oliva virgen extra para freír.
  • Elaboración. En un bol vierte las sobras de pasta. Añade la leche, la harina y la yema y mézclalas con la pasta hasta que no haya grumos. Bate la clara al punto de nieve e incorpórala a la mezcla. Remueve todo bien hasta formar un engrudo homogéneo. Calienta en una sartén abundante aceite. Cuando alcance una buena temperatura para freír, con ayuda de dos cucharas vierte porciones de la mezcla. No es necesario darle forma redonda a los buñuelos, que aguantan bien con forma plana. Dóralos por ambos lados y retíralos sobre papel de cocina.

Más detalles en la receta completa.

3. Garbanzos crujientes con hierbas frescas

Garbanzos

Siempre merece la pena cocer abundantes cantidades de legumbres para tener sobras que aprovechar. Los garbanzos se prestan mucho a ser reutilizados, pues conservan mejor su forma y se pueden añadir a multitud de platos. Nos encanta aderezarlos bien y tostarlos en la sartén o el horno para hacer un picoteo la mar de sano; en esta receta, además, podemos aprovechar las hierbas frescas que peligren en la nevera.

  • Ingredientes para 4 personas de picoteo. 400 g de garbanzos cocidos, 2 dientes de ajo machacados o picados, 1 limón, 1/2 cucharadita de comino en grano, 1/2 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de pimentón picante, 1/4 cucharadita de comino molido, pimimienta negra, sal, hierbas frescas al gusto y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Enjuagar y escurrir los garbanzos si tienen líquido. Secar con suavidad con papel de cocina. Calentar dos o tres cucharadas de aceite en una cazuela o sartén amplia y echar los ajos con las semillas de comino y dejar que se doren un poco. Añadir los garbanzos, salpimentar y remover bien. Añadir un poco de ralladura de limón y las especias. Saltear a fuego medio unos 10-15 minutos, hasta que estén bien dorados y crujientes. Lavar, secar y picar muy bien las hierbas frescas. Cuando los garbanzos estén en su punto, retirar del fuego y mezclar bien con las hierbas y un poco de zumo de limón.

Más detalles en la receta completa.

4. Tiradito de salmón marinado con sésamo

Tiradito

Preparar salmón marinado en casa es tan fácil como delicioso, todo un lujo que merece la pena el tiempo necesario de maceración. El esfuerzo es mínimo y los resultados, imbatibles. Pero si nos hemos pasado con las cantidades de salmón, siempre podemos darle otra vida presentándolo en forma de tiradito, ligero y fresco, perfecto para cualquier aperitivo. Si ya lo tenemos hecho solo queda cortarlo y presentarlo adecuadamente, y añadir el nuevo aliño.

  • Ingredientes. 600 g de lomo de salmón fresco limpio, 500 g de azúcar, 500 g de sal, 1 naranja, 1 limón, 1 trocito de jengibre fresco, 15 g de salsa de soja, 5 g de aceite de sésamo, semillas de sésamo y harissa o salsa picante al gusto.
  • Elaboración. Mezclamos la sal y el azúcar y extendemos una fina capa en un recipiente en el que quepa el lomo de salmón. Lo colocamos encima (piel hacia abajo) y cubrimos con el resto de la sal y el azúcar. Cubrimos con film y dejamos en la nevera 24 horas. Retiramos la capa de sal y azúcar. Lavamos el lomo bajo un chorrito de agua fría. No queremos darle un baño, así que en cuanto esté limpio lo retiramos, lo secamos con papel y lo colocamos sobre una tabla de cortar. Con un cuchillo jamonero bien afilado, laminamos el salmón en lonchas finas y al bies. Las mantenemos todas juntas para que no se sequen. Las disponemos sobre una fuente alargada, formando un tiradito. Exprimimos la naranja y la mezclamos con su ralladura. Rallamos un poco de la piel del limón y otro poco de jengibre y se lo añadimos. Añadimos la harissa, con prudencia pues pica mucho, la salsa de soja, el aceite de sésamo y las semillas de sésamo. Regamos el salmón con la salsa y lo servimos inmediatamente.

Más detalles en la receta completa.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

5. Quesadillas crujientes de pollo, papaya y provolone

Quesadillas

Las tortillas de trigo de la cocina mexicana son un recurso muy versátil para preparar almuerzos, cenas y picoteos. Solo hay que buscar un relleno sabroso y jugoso, que, en el caso de las quesadillas, necesitarán también buenas dosis de queso. En esta receta aprovechamos sobras de pollo asado o cocido, una papaya abierta y queso provolone, pero se puede usar otro que funda bien.

  • Ingredientes para 2-4 personas. 4 tortillas de trigo, unos 150-180 g de pollo asado o cocido, 1 pimiento verde pequeño picante o dulce, 1 pimiento rojo picante o guindilla, 1/2 cebolla morada, 1 tajada de papaya madura, 60 g de queso provolone, 1 lima, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Trocear la carne o cortar en tiras finas y colocar en un plato hondo. Lavar y cortar en rodajas finas los pimientos, desechando las semillas, y picar la cebolla o cortar en juliana fina. Quitar la piel de la papaya, desechar las semillas y cortar en tacos pequeños. Picar fino el queso. Mezclar todos los ingredientes con el pollo, añadir un poco de zumo de lima o limón y salpimentar. Repartir en las tortillas, colocando la mezcla en una de las mitades sin llegar a los bordes, y cerrar con cuidado formando medias lunas. Calentar una cantidad generosa aceite en una buena sartén antiadherente y cocinar las quesadillas por ambos lados hasta que queden doradas y crujientes. Cortar en triángulos y servir inmediatamente.

Más detalles en la receta completa.

En Directo al Paladar | La técnica definitiva para envolver alimentos con plástico film transparente (que alargará la vida de tus sobras)
En Directo al Paladar | Cocina 'zero waste': seis formas de reducir los residuos y diez recetas fáciles para aprovechar las sobras más comunes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios