Publicidad

28 recetas que puedes hacer en gran cantidad para utilizar en varias elaboraciones (y ahorrar tiempo y dinero)

28 recetas que puedes hacer en gran cantidad para utilizar en varias elaboraciones (y ahorrar tiempo y dinero)
Sin comentarios

La desescalada sigue su curso y cada vez tenemos más libertad y posibilidad de salir de nuestras casas, pero el teletrabajo sigue siendo la realidad de muchos de nosotros. Dedicarle sus ocho horas de rigor no deja mucho tiempo para cocinar y es posible que no estemos comiendo lo bien que quisiéramos.

Muchos restaurantes se han subido al carro de la comida a domicilio. Una opción que nos ahorra tiempo, pero cara. Afortunadamente hay recetas que puedes hacer en gran cantidad y utilizar en varias elaboraciones que permiten ahorrar tiempo y dinero al tiempo que se gana en salud. Porque la cocina casera permite controlar al 100% los ingredientes y procesos.

No hace falta dedicar una tarde o mañana entera a cocinar para el resto de la semana, esto no es batch cooking, pero sí tener en mente qué elaboraciones podemos cocinar en mayor cantidad, guardar sus sobras y usar más adelante para preparar otros platos.

Arroz y otros cereales

Ensalada de arroz con salmón y verduras Ensalada de arroz con salmón y verduras

El arroz cocido o arroz en blanco, que podemos preparar de varias maneras: en olla exprés, microondas u olla tradicional, es un salvavidas. Duplicar las cantidades que normalmente haces supone poder montar una ensalada, unos arancine, una sopa de arroz en un abrir o, simplemente, apañar una guarnición en un abrir y cerrar de ojos.

Cuscús con vegetales Cuscús con vegetales

Y lo mismo ocurre con el cuscús, el bulgur, la quinoa y otros cereales. Algunos de ellos, como el cuscús, apenas requieren tiempo o esfuerzo, pero mucho mejor si lo tenemos preparado y solo tenemos que sacarlo de la nevera, mezclar con otros ingredientes ¡y listo!

Legumbres

Ensalada de lentejas crujientes Ensalada de lentejas crujientes

La conveniencia de contar con legumbres cocidas en la nevera o el congelador es enorme por el tiempo que se tarda en hacerlas. El remojo, la cocción,... Por eso cocinar un kilo de legumbres del tirón y aprovecharlas en otras recetas es una excelente manera de economizar tiempo y esfuerzo.

Crema de lentejas, puerro y cebolla Crema de lentejas, puerro y cebolla

Pisto y otras verduras salteadas, sofritas o asadas

Huevos al plato al estilo vasco-francés Huevos al plato al estilo vasco-francés

Tener a mano pisto y otras verduras salteadas, sofritas o asadas, como los pimientos rojos o la calabaza (que solemos asar entera), puede salvar muchas comidas y cenas. Con ellas podemos preparar una tortilla o un revuelto en poco tiempo. También combinarlas con legumbres, arroz u otros cereales como acabamos de ver.

Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo

Pollo asado o cocido y otras carnes

Quesadillas crujientes de pollo, papaya y provolone Quesadillas crujientes de pollo, papaya y provolone

El pollo asado es una receta muy de fin de semana que suele dejar sobras en la nevera. Perfectas para usar en otras elaboraciones, entre las que las croquetas dominan el panorama. También podemos cocer unas pechugas en agua con cebolla, laurel y unos granos de pimienta, deshilachar y guardar en porciones para usar como relleno de bocadillos, sándwiches, quesadillas y mucho más.

Bocadillo de pulled pork con aguacate Bocadillo de pulled pork con aguacate

Entre las carnes que más dán de sí y cunden está el pulled pork. Se pueden usar las sobras para preparar unos deliciosos bocadillos de pulled pork con aguacate o una hamburguesa de ternera con pulled pork. Un festín para los amantes de las carnes.

Salsas varias

Uno de los recursos más utilizados cuando no contamos con tiempo para la cocina es tirar de pasta seca. Cocerla no tiene ciencia alguna, ni tampoco requiere de tiempo. Si tenemos boloñesa, pesto o salsa de tomate listos para añadir a nuestra pasta, el plato nos sabrá a gloria. Hacer grandes cantidades de salsa nos salva de muchos apuros ¡y no solo para casarlas con pasta!

Crostini de pesto, burrata y tomates al balsámico Crostini de pesto, burrata y tomates al balsámico

Huevos duros

Sándwich de ensalada de huevo Sándwich de ensalada de huevo

Ya sea para rellenar, para picar y añadir a un salmorejo o gazpacho, para usar como ingrediente en una ensalada, el huevo duro es un as que tener en la manga. Para el punto perfecto cocer en agua hirviendo durante 10-11 minutos, retirar y refrescar en agua helada antes de pelar y ¡listos para consumir o guardar en la nevera dentro de un recipiente con agua!

Caldos

Arroz con pollo Arroz con pollo

De pollo, carne, verdura, pescado o marisco, los caldos caseros no son solo un buen recurso para preparar sopas y cremas, sino que sirven para dar sabor a salsas, arroces, estofados y mucho más. Además son una buena receta de aprovechamiento para la que podemos usar restos de verduras, carnes, huesos y espinas y cabezas de pescados y mariscos.

Masa para pizza, quebrada y de empanada

Tarta salada de tomate y tres quesos Tarta salada de tomate y tres quesos

Hay un mundo de diferencia entre una masa industrial y una casera. Mucho más sencillo de preparar de lo que imaginas. Si preparas nuestra masa de pizza, quebrada o de empanada en gran cantidad y la guardas porcionada, bien envuelta en film en la nevera (o congelador), no tardarás nada en terminar cualquiera de estas recetas.

Masa de pizza casera Masa de pizza casera

En Directo al paladar | 57 recetas de cocina fáciles y rápidas
En Directo al paladar | Comer en cuarentena: cómo organizar el menú para enfrentarse al coronavirus (y las ocho medidas de higiene que hay que seguir)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios