Compartir
Publicidad

Cómo freír pimientos con aceite y agua para que queden tiernos por dentro y dorados por fuera (cómo posiblemente hacía tu abuela)

Cómo freír pimientos con aceite y agua para que queden tiernos por dentro y dorados por fuera (cómo posiblemente hacía tu abuela)
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, mi compañero Miguel Ayuso me regaló unos pimientos verdes de su huerto, -uno de ellos entreverado en rojo- y cuando le conté que los iba a freír con agua se quedó muy sorprendido. Así lo hacía siempre mi abuela y como no todo el mundo conoce esta técnica, os cuento cómo freír pimientos con aceite y agua para que queden tiernos por dentro y dorados por fuera por si os apetece probarlos.

Se trata de freírlos en aceite, para conseguir ese característico dorado exterior, pero al añadir agua, conseguimos que se hagan bien por dentro quedando muy jugosos. Fijaos bien en cómo se hace para evitar que os salpique y no dejéis de probar esta técnica. Además, es ideal para cuando los pimientos tienen formas irregulares o retorcidas, cuando es más difícil freírlos de la forma habitual solo con aceite.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pimiento verde italiano 3
  • Aceite de oliva virgen extra 2 cucharadas
  • Agua 250 ml

Cómo hacer pimientos fritos con aceite y agua, tiernos y dorados

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Cocción 15 m

Como os habréis imaginado, preparamos una sartén y la ponemos al fuego con las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Una vez caliente el aceite, agregamos los pimientos, que podemos espachurrar un poco para facilitar que tengan más superficie de contacto con la sartén.

Cuando lleven un par de minutos, damos la vuelta a los pimientos para que se doren por el otro lado. Como los pimientos suelen salpicar bastante, -y más si lo hacéis tal como os voy a contar ahora- es bueno que uséis una tapadera para colocar sobre la sartén y evitar riesgos de quemaduras.

Es el momento de añadir el agua. Hacedlo sin miedo sobre la tapadera que ella sola entrará en la sartén y subid el fuego. Los pimientos, algo dorados por el aceite comenzarán a cocer en el agua que pronto entrará en ebullición. No levantéis la tapa que estará muy caliente.

Poco a poco, el agua se va a ir evaporando y los pimientos quedarán solos en la sartén con el aceite, que no se evapora. Entonces terminamos de dorarlos a nuestro gusto, damos una última vuelta y los llevamos a la mesa.

Pimientos Fritos Agua Pasos

Con qué acompañar los pimientos verdes fritos con aceite y agua

Como es natural, podéis utilizar estos pimientos verdes fritos con aceite y agua de la misma manera que cuando los hacéis solo con aceite. Son ideales como guarnición para recetas de carne y pescado, o para tomar con una tortilla de patatas. Buen provecho.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio