Publicidad

Tarta de queso y calabaza. Receta

Tarta de queso y calabaza. Receta
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Creo que mi pasión - o más bien obsesión - por la calabaza empezó al mismo tiempo que mi afición por la cocina. Cuando era adolescente me moría de ganas de probar una típica tarta de calabaza, de las que se ven en las películas. Aunque la primera que hice era muy mejorable, tengo desde entonces una especie de tradición de hornear un pastel de este tipo para celebrar el otoño. Este año la elegida ha sido una receta de tarta de queso y calabaza.

Como siempre digo cuando comparto una receta dulce con calabaza, recomiendo hacer el puré casero asando la hortaliza y escurriendo bien el agua, como os mostré el año pasado, así se gana en sabor y textura. Para la base podéis elegir las galletas que más os gusten, u optar por preparar una masa quebrada o similar en su lugar.

Ingredientes para un molde de unos 22 cm

  • 150 g de galletas de desayuno, 60 g de mantequilla, 450 g de queso crema, 120 g de azúcar moreno, 1/2 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de jengibre, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1/4 cucharadita de clavo, 1 pizca de sal, 3 huevos L, 250 ml de puré de calabaza.

Cómo hacer tarta de queso y calabaza

Sacar todos los ingredientes de la nevera una media hora antes de comenzar. Precalentar el horno a 175ºC y engrasar o forrar con papel sulfurizado un molde redondo desmontable. Triturar las galletas, añadir la mantequilla derretida y mezclar. Cubrir el fondo del molde.

Batir el queso crema en un recipiente amplio, con una batidora de varillas, hasta dejarlo muy suave. Añadir el azúcar moreno, la canela, el jengibre, la nuez moscada, el clavo y la sal, y batir. Añadir los huevos de uno en uno, batiendo un poco después de cada adición. Incorporar la calabaza y batir un poco más.

Llenar el molde con la mezcla, igualando la superficie, y hornear durante 30 minutos. Bajar la temperatura a 160ºC y seguir horneando unos 20-30 minutos más, o hasta que al pinchar con un palillo salga prácticamente limpio. Dejar enfriar unos minutos fuera del horno y desmoldar con cuidado.

Tarta de queso y calabaza. Pasos de la receta

Tiempo de elaboración | 90 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Sé que es difícil resistirse a probarla enseguida por el delicioso olor que inunda la cocina al salir del horno, pero es mejor esperar a que la tarta de queso y calabaza se enfríe antes de servirla. Se puede preparar con horas de antelación y guardar en la nevera, aunque hay que procurar que no esté demasiado fría para saborearla bien. La podemos tomar tal cual o acompañarla de nata montada, chocolate fundido o una bola de helado.

En Directo al Paladar | Tarta de queso y yogur griego. Receta En Directo al Paladar | Tarta rústica de calabaza y murciélagos. Receta de Halloween

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir