Publicidad

Albóndigas con melocotón y albahaca: receta para celebrar que septiembre aún es verano

Albóndigas con melocotón y albahaca: receta para celebrar que septiembre aún es verano
Sin comentarios
2 votos

Cuando ya nos hemos hartado -en el buen sentido- de devorar melocotones, llega el momento de recordar su delicioso valor como ingrediente de platos salados. Esta simple pero sabrosísima receta de albóndigas con melocotón y albahaca aún sabe a verano, pero al mismo tiempo nos inspira ya hacia una cocina otoñal, más de chup-chup, de táper y de mojar mucho pan.

Hemos adaptado un poco esta receta de The New York Times, simplemente alargando la cocción para que la fruta se deshaga, creando una salsa muy aromática y fresca que abraza con jugosidad las albóndigas de carne. La albahaca sin duda termina de redondear el cojunto, tanto en el interior de las albóndigas como en el remate final, aunque sin duda los amantes del cilantro podrían agradecer también unas cuantas hojas de la jabonosa hierba.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Carne picada de cerdo, ternera o mezcla 450 g
  • Diente de ajo medianos, pelados 3
  • Jengibre fresco pelado 10 g
  • Comino molido (cucharaditas) 1.25
  • Sal (1 cucharadita colmada) 6 g
  • Pan rallado (aproximadamente) 30 g
  • Albahaca en hojas 10
  • Vino blanco 30 ml
  • Melocotón mediano muy maduro 3
  • Cebolleta o cebolla morada 0.5
  • Lima o limón pequeño 1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer albóndigas con melocotón y albahaca

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 25 m

Rallar o picar muy finos los ajos y el jengibre. Lavar y secar muy bien las hojas de albahaca, separar tres o cuatro y picarlas a cuchillo dejándolas finitas. Lavar los melocotones, pelar y picar en trocitos pequeños.

Disponer la carne en un recipiente, dar un golpe de pimienta negra y añadir los ajos, el jengibre, el comino y la sal. Mezclar un poco y echar el pan rallado con la albahaca picada. Combinar hasta tener una masa homogénea, procurando no trabajarla en exceso. Agregar más pan rallado si hiciera falta.

Formar las albóndigas tomando pequeñas porciones con una cucharilla, de unos 3 cm de diámetro. Calentar aceite de oliva en una cazuela o sartén amplia, y dorar las albóndigas unos 7-10 minutos, procurando que se cocinen por todos lados.

Albondigas Melocoton Albahaca Pasos

Echar el vino en la sartén para desglasar un poco y apartar a un lado todas las albóndigas. Rascar el fondo con una espátula y echar el melocotón con una pizca de sal. Añadir un chorrito ligero de agua, tapar, bajar el fuego y dejar cocer unos 10 minutos. Cortar mientras la cebolleta en juliana fina.

Revisar el melocotón. Aplastar con la espátula para ayudar a que se deshaga. Remover toda la sartén para integrar con la carne, y echar la cebolleta y el zumo de la lima. Volver a tapar y continuar la cocción hasta que la fruta esté al gusto. Servir con más albahaca fresca y comino al gusto, y cebolleta cruda si se quiere un toque crujiente.

2 votos

Con qué acompañar las albóndigas

La imagen de portada de esta receta de albóndigas con melocotón lo dice todo: nada como un buen arroz largo de grano suelto para completas platos de salsa aromáticos. Además del basmati también podríamos usar arroz integral, para darle más saciedad y cierto toque rústico, reconfortante. El cuscús, el mijo y la quinoa serían igualmente buenas guarniciones, o, sencillamente, unas buenas rebanadas de pan de masa madre.

Quien prefiera una guarnición más vegetal podría usar calabacín a la plancha o crudo, en carpaccio, u optar por las siempre infalibles patatas cocidas o en puré. Un poco de picante en forma de chile picado o en juliana fina le iría también de maravilla.

En Directo al Paladar | Todo sobre la albahaca, planta aromática imprescindible no solo en la cocina mediterránea (y siete recetas para disfrutarla)
En Directo al Paladar | 43 recetas de albóndigas en salsa, jugosas y fáciles

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios