Compartir
Publicidad
Publicidad

Ossobuco al vino tinto con alcachofas. Receta

Ossobuco al vino tinto con alcachofas. Receta
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé cómo he podido pasar tanto tiempo sin cocinar alcachofas frescas. Son deliciosas como ingrediente principal, y un excelente acompañamiento para legumbres y platos de carne. Este fin de semana, un paseo por el mercado hizo que me decidiera por un ossobuco al vino tinto con alcachofas para alimentar a mi prole y disfrutar de los guisos largos a fuego lento.

Ingredientes para cuatro personas

  • Un kilo y medio de ossobuco, dos zanahorias grandes, dos ramitas de apio, un puerro grande, dos vasos de vino (300 ml.), agua, seis alcachofas, harina, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. 

Cómo hacer ossobuco al vino tinto con alcachofas

Las piezas de ossobuco suelen tener un gran tamaño, ya que tienen un hueso central, razón por la cual es probable que necesitemos cocinar este plato en dos cazuelas, como ha sido el caso.

Salpimentamos la carne y la enharinamos, cuidando de eliminar la harina sobrante. Calentamos una sartén y freímos la carne durante tres minutos por cada lado. Reservamos en un plato. Picamos la zanahoria, el puerro y el apio muy fino, y lo ponemos a pochar con un chorreón de aceite durante quince minutos a fuego suave, en la misma sartén en la que hemos salteado la carne. Pasado ese tiempo, ponemos encima la carne y regamos con el vino tinto, dejando que reduzca a la mitad.

Preparación

Cubrimos la carne con agua y avivamos el fuego hasta que hierva, en ese momento bajamos el fuego, tapamos la cazuela, e iniciamos una cocción a fuego lento que puede durar entre dos y tres horas, según sea la calidad de la carne. Preparamos un recipiente con agua y dos cucharadas de harina y pelamos y torneamos las alcachofas, las partimos en cuatro cuartos, y las vamos dejando en el agua para que no se oxiden. Cuando estén todas preparadas, las escurrimos y añadimos al guiso de carne.

Rectificamos de sal durante la cocción, comprobamos la ternura cada cierto tiempo, y cuando la carne resulte melosa, dejamos reposar media hora y servimos.

Tiempo de elaboración | entre tres y cuatro horas Dificultad | media

Degustación

Este ossobuco al vino tinto con alcachofas es un guiso de carne contundente y reconfortante. Puede ser un plato completo, ya que lleva carne y verdura en su composición.

En Directo al Paladar | Judías arrocinas con alcachofas y costillas. Receta En Directo al Paladar | Ossobuco al brandy. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio