Compartir
Publicidad

Pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones. Receta

Pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones. Receta
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es rara la semana en la que no entra al menos un plato con pechugas de pollo en los menús de casa. Siempre digo que hay mil formas de cocinarlas, aunque es verdad que a veces, con los trajines diarios, caigo en repetir las mismas recetas. Por eso me lanzo a probar nuevas ideas en cuanto las veo, como esta receta de pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones.

Se trata de una manera de cocinar esta carne magra muy sencilla pero que añade mucho más sabor. Como explica la autora del blog donde ví la receta, Zoomy Yummy, un buen marinado hace maravillas. Las pechugas terminan de cocinarse en el horno bajo una capa de champiñones, panceta y queso, aunque creo que cualquier otra verdura también quedaría deliciosa.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 pechuga de pollo cortada en dos, 3 cucharadas de mostaza de Dijon, 3 cucharadas de miel, 1 cucharadita de zumo de limón, 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire, 1 pizca de pimentón, 50 g de panceta ahumada, 100 g de champiñones, queso rallado al gusto, sal, pimienta negra, perejil y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones

Mezclar en un cuenco la mostaza con la miel, el zumo de limón, la salsa Worcestershire y una pizca de pimentón. Colocar en un plato hondo o en una fuente pequeña las dos mitades de pechuga de pollo y cubrir bien con la mezcla. Tapar y dejar marinar como mínimo una hora.

Precalentar el horno a 180ºC. Trocear la panceta y cocinarla en una sartén sin engrasar, hasta que quede medio hecha. Retirarla y reservar. Cocinar en la misma sartén las pechugas, descartando lo que sobre de la marinada. Cocinarlas unos minutos por ambos lados, no deben quedar totalmente hechas. Retirar y reservar.

Saltear en la misma sartén los champiñones troceados o laminados. Engrasar con aceite una fuente y disponer encima las pechugas. Salpimentarlas. Distribuir sobre ellas la panceta, los champiñones y cubrir con queso rallado al gusto. Hornear unos 20 minutos, hasta que la carne esté bien cocinada y el queso fundido. Añadir un poco de perejil por encima.

Pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones. Pasos

Tiempo de elaboración | 45 minutos más el marinado Dificultad | Fácil

Degustación

Estas pechugas de pollo a la mostaza y miel gratinadas con panceta y champiñones suponen un plato bien completo y saciante por los ingredientes que lleva y el toque final de queso, así que lo mejor es servirlas con algún vegetal de guarnición, como unas judías verdes cocidas o unas verduras a la plancha. Con una ensalada o un caldo de primero, y algo de fruta de psotre, tendremos un menú completo saludable.

En Directo al Paladar | Brochetas de pollo marinadas con yogur griego y harissa. Receta En Directo al Paladar | Receta de pollo asado caramelizado con ciruelas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio