Publicidad

Receta de mini albóndigas de pavo especiadas con calabacín, un aperitivo para toda la familia

Receta de mini albóndigas de pavo especiadas con calabacín, un aperitivo para toda la familia
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El versátil y saludable calabacín tiene la virtud de poder degustarse de mil maneras -incluso en crudo-, y también se camufla en recetas dulces y saladas. En este caso emplearmos la hortaliza para enriquecer unas mini albóndigas de pavo especiadas, un picoteo estupendo que también puede solucionarnos la cena, también si tenemos niños.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Carne picada de pavo 400 g
  • Calabacín no muy grande 1
  • Cebolleta pequeña 1
  • Diente de ajo 1
  • Jengibre fresco (trocito) opcional 1
  • Perejil fresco (un puñadito) picado 1
  • Pan rallado 2-3 cucharadas
  • Zumo de limón 15 ml
  • Comino molido 1 cucharadita
  • Cilantro molido 1/2 cucharadita (opcional)
  • Nuez moscada molida 1 pizca
  • Cayena 1 pizca
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer mini albóndigas de pavo con calabacín

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

Lavar el calabacín, desechar los extremos y quitar la piel, mejor si empleamos un pelaverduras, ya que así sale con facilidad y apenas nos llevaremos parte de su carne.

Rallar el calabacín en un cuenco, empleando un rallador fino. Rallar también la cebolleta y un trocito de jengibre pelado. Picar bien el diente de ajo e incorporarlo junto con el perejil. Añadir la carne picada y las especias. Salpimentar al gusto.

Empezar a mezclar todo e ir incorporando el pan rallado poco a poco, hasta conseguir una consistencia homogénea y maleable, no demasiado seca ni pegajosa.

Con las manos bien limpias o usando guantes, tomar pequeñas porciones de masa y formar las mini albóndigas, procurando que sean más o menos del mismo tamaño. Disponerlas en un plato o bandeja hasta el momento de cocinarlas.

Mini Albondigas

Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén antiadherente e ir cocinando las mini albóndigas en varias tandas, a fuego medio, removiendo bien para que se doren correctamente por todos los lados. Retirar y dejar sobre papel absorbente para escurrir el exceso de grasa.

Con qué acompañar las mini albóndigas

Las mini albóndigas de pavo especiadas con calabacín ofrecen muchas opciones a la hora de degustarlas. Son por ejemplo un estupendo aperitivo si las convertimos en mini pinchos, acompañadas de un variado de salsas para que cada comensal elija a su gusto. Pero también podemos emplearlas en platos más contundentes, guisos o sopas, o sencillamente repartirlas en raciones con una guarnición de patatas.

En Directo al Paladar | Las albóndigas suecas de pavo que superan en mucho a las del Ikea
En Directo al Paladar | Albóndigas de merluza en salsa verde. Receta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios