Publicidad

Fabes "cena del cura" con lacón, una receta asturiano-gallega

Fabes "cena del cura" con lacón, una receta asturiano-gallega
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mi abuela paterna era asturiana así que no es de extrañar que también me guste mucho, y tenga especial interés, por la gastronomía de mis "vecinos". Con estas deliciosas fabes "cena del cura", que nos regaló una buena amiga, quise unir las dos regiones y para eso nada mejor que guisarlas con un producto gallego: el lacón.

El resultado fue ¡maravilloso! y es que no podía ser de otro modo con materia prima de calidad como esta. Un guiso de alubias muy sencillo, pero con un sabor exquisito. Animaos a hacerlo porque os sorprenderá lo rica que es esta variedad de legumbre que no había probado hasta el momento y que es delicadísima al paladar.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Fabes de la variedad "cena del cura" 500 g
  • Lacón curado (salado) 500 g
  • Zanahoria grande 1
  • Puerro 1
  • Cebolla 1
  • Diente de ajo 1
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer fabes "cena del cura" con lacón

Dificultad: Media
  • Tiempo total 2 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 2 h

La noche anterior dejamos las fabes en remojo. El lacón, si no está ya desalado, debemos dejarlo en agua bien la noche anterior o dos días antes, depende del grosor.

Al día siguiente en una cazuela amplia ponemos un poquito de aceite de oliva a calentar. Lavamos las verduras, pelamos la zanahoria y la cebolla y las agregamos a la cazuela junto al diente de ajo con piel. Echamos las fabes escurridas, el lacón y cubrimos con agua fría. Llevamos a ebullición a fuego medio, bajamos el fuego y dejamos cocer durante unas dos horas, o hasta que la alubia y el lacón estén en su punto.

Retiramos las verduras, salamos y dejamos cocer otros 10 minutos más. Podemos triturar un poco de las verduras cocidas junto a parte del caldo y alguna alubia. De este forma engordamos un poco más el caldo y damos sabor extra al guiso.

Durante toda la cocción desespumaremos el caldo siempre que sea necesario y meneareamos la cazuela de vez en cuando. Si el guiso se nos queda corto de agua, la agregaremos siempre fría. Una vez hechas las fabes, mejor consumir al día siguiente, una vez haya reposado el conjunto.

Fabes

Con qué acompañar las fabes "cena del cura" con lacón

Estas fabes "cena del cura" con lacón conviene hacerlas el día antes de su consumo porque de este modo, como sucede con todos los guisos de legumbre, estarán reposadas y mucho más ricas. Si además las elaboramos a fuego lento en una buena cazuela, como se hacía antiguamente, os aseguro que el resultado es fabuloso. Haceos con una buena hogaza de pan y ¡a disfrutar!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir