Compartir
Publicidad

Receta de ropa vieja del cocido madrileño

Receta de ropa vieja del cocido madrileño
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los mayores placeres de hacer un buen cocido madrileño, -además de disfrutar sus tres vuelcos- es poder disfrutar de las sobras. Merece la pena hacer cocido de más para preparar un plato delicioso, la ropa vieja, una receta de aprovechamiento que puede estar igual, o mejor, que el plato original.

Este plato es una receta de consumo muy habitual en Madrid, en Castilla-La Mancha e incluso en Canarias, todas ellas comunidades autónomas donde esta receta se prepara frecuentemente. La base puede ser el cocido madrileño o cualquier variedad de puchero de garbanzos, recetas tradicionales de las que se consumen en cada zona.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla 1
  • Sobras del cocido madrileño (garbanzos, carnes, verduras) 300 g
  • Pimentón dulce 1 cucharada sopera
  • Aceite de oliva virgen extra 3 cucharadas
  • Diente de ajo 2

Cómo hacer ropa vieja del cocido madrileño

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Cocción 40 m

Partimos de las sobras de un cocido madrileño tradicional, o como os decía de cualquier otro puchero tradicional con garbanzos de vuestra zona. De esas sobras, vamos a utilizar sobre todo los garbanzos cocidos, los restos de las carnes y de las verduras -repollo, zanahoria y patata- que hayan quedado. Todo tiene que estar muy picado para que no haya trozos más grandes que los garbanzos. Incluso vamos a usar también un par de cucharones del caldo de cocido, para dar un toque más meloso al resultado final como os explicaré más tarde.

Comenzamos pochando una cebolla muy muy picada, dándole su tiempo hasta que quede bien dorada, como cuando hacemos cebolla caramelizada. Reservamos. Continuamos picando bien finitos dos dientes de ajo y los echamos en la sartén con dos cucharadas de aceite de oliva, dejando que se doren a fuego muy bajo. Cuando el ajo esté dorado retiramos la sartén del fuego y echamos una cucharada sopera de pimentón dándole vueltas para que se mezcle bien con el aceite y no se queme o no se arrebate, como dice mi madre.

Incorporamos a la sartén los garbanzos, la verdura y la carne del cocido muy picada. Mezclamos bien y dejamos que el conjunto se cocine a fuego mínimo durante unos diez minutos, removiendo para que el aceite con el sofrito de ajo, cebolla y pimentón impregne todos los alimentos. El sabor de la ropa vieja dependerá sobre todo de lo que haya sobrado, si hay más o menos chorizo, tocino, morcillo, etc.

El toque final, dependerá de nuestros gustos. Hay quien prefiere dejar que los garbanzos se cocinen hasta quedar sequitos y crujientes y quien prefiere -como yo-, añadir uno o dos cucharones de caldo de cocido al final del proceso de elaboración, si queremos que la ropa vieja nos quede más melosa o untuosa.

Ropa Vieja Pasos

Con qué acompañar la ropa vieja del cocido madrileño

Este plato o receta de aprovechamiento de sobras, la ropa vieja del cocido está pensada para tomar como plato único porque tiene un gran efecto saciante como casi todas las recetas de legumbres. Puedes darle un toque especial, añadiendo un chorreón de vinagre -en especial uno aromático- si te gusta como a mí su sabor en este tipo de recetas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio