Cómo hacer cous cous para guarnición: la receta más tradicional de la cocina magrebí

Cómo hacer cous cous para guarnición: la receta más tradicional de la cocina magrebí
Sin comentarios
2 votos

Pensemos en el plato que pensemos cuando hablamos de la cocina magrebí siempre se nos acaba yendo la vista y la imaginación al cous cous (o cuscús, si lo castellanizamos), esos diminutos granos de sémola de trigo cocidos que acompañan a tantas y tantas recetas.

Aunque es muy común encontrarlo en casas y restaurantes como cous cous de pollo o cous cous de cordero, la realidad es que este derivado del trigo es un acompañamiento y no tanto un plato, porque su función es secundar con mucha frecuencia a carnes, verduras o garbanzos en sus tajine.

De origen beréber, ya incluso los antiguos pobladores musulmanes de España consumían cuscús, incluso dejando una herencia andalusí el nombre, pues lo conocían como 'alcuzcuz'. Como vemos, llevamos más tiempo con esta sémola de trigo en nuestra cocina de lo que pensamos.

Trasladada al siglo XXI, veréis que hacer un cuscús como guarnición es realmente sencillo y os va a permitir dar un toque norteafricano a vuestra cocina con muy poco esfuerzo, incorporando hidratos de carbono y una gran versatilidad como complemento de infinidad de platos como un pescado a la plancha, alguna carne en salsa o unas verduras salteadas.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cuscús 100 g
  • Caldo de verduras 100 ml
  • Ras el hanout cucharadita 1
  • Canela molida cucharadita 1
  • Cúrcuma molida cucharadita 1
  • Canela molida cucharadita 1
  • Cebolla roja 0.5
  • Tomate 1
  • Cilantro fresco ramillete 1
  • Hierbabuena ramillete 1
  • Uvas pasas sultanas 25 g
  • Anacardos 25 g
  • Zumo de lima 1
  • Aceite de oliva virgen extra cucharada 1 ml
  • Sal

Cómo hacer cous cous como guarnición

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m

Al contrario que en otras elaboraciones con pasta seca, el cuscús no se prepara cociéndose en agua hirviendo, sino que se deja rehidratar. Puede ser en un caldo de verduras —mejor, porque tendrá más sabor— o en agua —algo más sosa—, pero ambas opciones valen.

Empezamos hirviendo el caldo o agua que tengamos y agregamos las especias. Cuando hierva, añadimos la sémola de trigo al caldo, añadimos una cucharada de aceite y tapamos la cazuela, ya fuera de fuego, con papel film para que la sémola empiece a hidratarse.

Aparte picamos la cebolla, el tomate, las pasas y los anacardos en brunoise y las hierbas aromáticas, finamente, mientras el cous cous sigue hidratándose, más o menos unos 15 minutos.

Tras ese tiempo, los granos de sémola habrán absorbido el agua o caldo y estarán más o menos apelmazados, así que los tenemos que ir soltando con un tenedor. Añadimos la picada de hortalizas y las aromáticas, mezclamos bien y servimos, ya sea templado o frío.

2 votos

Beka Tajine 28 Cm.

Con qué acompañar el cous cous (cuscús)

Realmente la pregunta es: qué podemos acompañar con cuscús y la respuesta, aunque suene obvia, es casi todo. Es una perfecta alternativa para almuerzos o cenas rápidas donde queramos prescindir del arroz blanco, de la pasta, de las patatas cocidas o de los fideos.

Buen amigo de los pescados a la plancha y a la parrilla, pero también de ciertos platos de carne como pueden ser las recetas en salsa o de las albóndigas, un cuscús puede complementar a cualquier tipo de sartenada o salteado de verduras, de carnes o de pescado con la misma facilidad.

En DAP | Tajine de verduras al ras el hanout con cuscús: receta fácil y rápida
En DAP | Guiso de cordero a la marroquí: receta sencilla en tajine

Temas
Inicio