Compartir
Publicidad

Caballa a la plancha con ensalada cremosa de remolacha y jengibre: receta fácil y saludable para comer bien de temporada

Caballa a la plancha con ensalada cremosa de remolacha y jengibre: receta fácil y saludable para comer bien de temporada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me he propuesto dar más variedad a los menús de casa apostando sobre todo por el pescado de temporada, especialmente los azules, que tengo algo abandonados. En plena época de caballa os animo a sacarle mucho partido; es un pescado muy económico, nutritivo y sabroso, fácil de preparar en recetas como esta a la plancha con ensalada cremosa de remolacha y jengibre.

La combinación de estos dos productos no es idea mía, me la he encontrado en multitud de recetas en páginas y libros británicos. Tenía curiosidad por probar la mezcla y me ha encantado, además la remolacha también está ahora en uno de sus mejores momentos. Un plato lleno de color y texturas diferentes para comer bien cualquier día de la semana.

La remolacha la podemos comprar cruda y cocinarla en casa, asada o cociéndola, aunque también queda muy bien si la adquirimos ya cocida. Buscadla de buena calidad y al natural, y siempre recordad que hay que tratarla con cuidado, pues tiñe todo lo que toca.

La ensalada se puede preparar con antelación y ajustar los sabores sobre la marcha al gusto. Al ser dulzona, le van muy bien los contrapuntos ácidos y algo picantes del jengibre, el limón y el cilatro, pero podéis animaros a probar con otros aderezos. El punto cremoso lo puede aportar yogur natural tipo griego, crème fraîche, queso fresco batido o nata espesa.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Caballa limpia en filetes 2
  • Remolacha cocida o asada 1
  • Jengibre fresco 1 trocito al gusto
  • Cilantro fresco un manojo pequeño
  • Limón 1
  • Mostaza de Dijon 5 ml
  • Yogur griego o nata espesa o queso fresco batido (aproximadamente) 40 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Canónigos u otra hoja verde tierna

Cómo hacer caballa con ensalada cremosa de remolacha

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 5 m

Podemos hacer la ensalada de remolacha con antelación. Escurrir bien del líquido de cocción, secar con papel de cocina y picar en cubos pequeños. Pelar el trocito de jengibre y picar o rallar muy fino. Lavar, secar y picar el cilantro.

Mezclar estos ingredientes en un cuenco, añadir un chorro de la mitad del limón y salpimentar ligeramente. Agregar la mostaza, el yogur o alternativa y mezclar bien. Probar y ajustar los ingredientes al gusto, corrigiendo la acidez o el punto cremoso. Reservar.

Lo más fácil es pedir en la pescadería que nos limpien las caballas, separando cada unidad en dos filetes. Limpiar antes de cocinar, retirando posibles restos de aletas, y enjuagar con suavidad con agua fría. Secar con delicadeza.

Calentar aceite de oliva en una buena sartén o plancha, salpimentar ligeramente y cocinar los filetes de caballa a fuego medio-fuerte, primero por la parte de la piel. Hay que dejarla bien crujiente. Dar la vuelta con una espátula adecuada y cocinar lo justo por el otro lado, apenas uno o dos minutos más.

Aderezar con un poco de zumo de limón por la parte de la carne y servir los platos repartiendo la ensalada de remolacha con los filetes de caballa, siempre con la piel hacia arriba. Acompañar de unos canónigos o de otras hojas verdes, y más cilantro fresco si se desea.

Caballa con Remolacha. Pasos

Con qué acompañar la caballa

Este plato de caballa a la plancha con ensalada cremosa de remolacha y jengibre es bien completo, saludable y nutritivo, con una deliciosa combinación de texturas y sabores. Podemos añadir a la mesa un poco de buen pan y servir fruta de temporada de postre para redondear la comida o cena. Otra opción es preparar una ensalada un poco más completa para compartir aparte junto al pescado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio