Compota o salsa de arándanos rojos frescos (cranberries): receta rápida en 20 minutos para platos dulces o salados

Compota o salsa de arándanos rojos frescos (cranberries): receta rápida en 20 minutos para platos dulces o salados
Sin comentarios
14 votos

Hemos visto mil veces la famosa cranberry sauce en películas y series estadounidenses, casi siempre ligada al menú de Acción de Gracias. Es tan popular que la venden envasada, igual que las mermeladas y compotas tan populares en el centro y norte de Europa. En España es más fácil encontrar arándanos rojos frescos con los que podemos hacer en menos de media hora una versátil versión muy fácil.

La elaboración tiene poco misterio y nos va a servir para acompañar asados y quesos, pero también es deliciosa por sí misma, con un punto ácido perfecto para contrastar sabores más fuertes. Lograremos una textura más gelatinosa y espesa añadiendo una mínima cantidad de líquido y aprovechando el corazón de una manzana, que libera pectinaa al cocerse.

Si prefieres una textura más líquida y fluida para salsear carnes o postres solo tienes que añadir más agua, zumo o un vino tipo Jerez, Oporto o incluso algo de brandy. Otra opción sería hacerla tal cual y luego añadirla a un ragout o estofado, o combinarla con los jugos de un asado.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Arándanos rojos frescos (aproximadamente) 125 g
  • Zumo de naranja (o mandarina, limón o lima) 15 ml
  • Azúcar moreno o blanquilla o panela 30 g
  • Manzana (el corazón) 1
  • Agua o vino dulce o más zumo (según el punto que se desee)

Cómo hacer compota o salsa de arándanos rojos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 20 m

Lavar con suavidad los arándanos frescos y escurrir con ayuda de un colador. Aprovechar un corazón de manzana ya usado o abrir una pieza nueva para cortarlo con cuidado, sin romperlo para que no salgan las semillas. Se puede sacar con un descorazonador. Quitar el rabito y pinchar un poco con un tenedor.

Poner los arándanos en un cazo y regar con el zumo; añadir el azúcar y colocar el corazón de manzana. Remover, calentar y llevar a ebullición. Bajar el fuego y cocer suavemente sin que hierva a borbotones; añadir agua a cucharadas o más zumo de naranja -si se prefiere más dulce- para que no se pegue al fondo. Incorporar más o menos líquido en función del uso que queramos darle, salsa más licuada o compota más espesa.

Compota Arandonos Rojos Pasos

Al cabo de unos 10-15 minutos casi todas las piezas se habrán roto por sí mismas; machacar con un tenedor las más grandes o aplastarlas más si se desea una textura más homogénea. A los 20-25 minutos ya habrá espesado bien; probar con cuidado el punto de acidez para ajustar al gusto.

14 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la compota de arándonos rojos

La compota o salsa de arándanos rojos se adapta fácilmente tanto a acompañamientos dulces como salados. Los que estén cansados de mermeladas empalagosas disfrutarán untándola en tostadas de buen pan y mantequilla, o con un toque de miel de calidad. Es deliciosa combinada con lácteos como quesos frescos, yogur o el cremoso skyr, y sin duda hace un contraste mágico con otros quesos más fuertes, especialmente curados y azules, y es perfecta para postres con frutas o una tarta de queso gracias a su contrapunto ácido. Por esas mismas características será un acompañamiento estupendo para carnes asadas como pollo o también ternera.

En Directo al Paladar | Compota de manzana al Bourbon: receta versátil para dulce y salado
En Directo al Paladar | Salsa de frutos rojos para carne: la receta definitiva

Temas
Comentarios cerrados
Inicio