Compartir
Publicidad

Siete originales cremas de calabaza con un toque especial, para aprovechar un ingrediente que está en plena temporada

Siete originales cremas de calabaza con un toque especial, para aprovechar un ingrediente que está en plena temporada
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada año por estas fechas, encontramos la calabaza en los mercados en su mejor momento y somos muchos los que aprovechamos para preparar bizcochos, tartas y otras recetas dulces, y por supuesto para preparar platos de cuchara con este ingrediente. Por eso hemos recopilado siete originales cremas de calabaza con un toque especial, para aprovechar un ingrediente que está en plena temporada, de forma que las tengáis a mano cuando queráis prepararlas en casa.

Todas tienen en común el estar preparadas con algún toque especial en sus ingredientes que le da el matiz perfecto para disfrutarla, ya sea sola o con su guarnición o complemento especial. Así estamos usando esta cucurbitácea como ingrediente básico, que se completa e integra perfectamente con el resto de productos utilizados en la receta.

Crema de calabazas con toque anisado

1366 2000 1

Esta crema de calabaza, zanahoria y patata resulta muy reconfortante, gracias al toque anisado de anís estrellado e hinojo y a una cobertura a base de tropezones de pollo y cebolla frita crujiente para obtener un plato lleno de matices y contrastes.

  • Ingredientes para 4 raciones: 500 gr de calabaza, 2 patatas, 4 zanahorias, 1 trozo de hinojo, anis estrellado, 400 ml de caldo de verduras, 20 ml de nata líquida, cebolla frita crujiente y pechuga de pollo cocida.
  • Elaboración: Comenzamos preparando la calabaza, que asamos con su piel metiéndola en uno o varios paquetes de papel aluminio. En cada paquete introducimos una estrella de anís que aportará un sabor sutil pero muy interesante a la calabaza. La dejamos en el horno a 190 durante 30 minutos. Pelamos la calabaza una vez asada y la picamos en trocitos. Hacemos lo mismo con el hinojo, las zanahorias y las patatas, cosa que podemos hacer con ayuda de un robot de cocina. Una vez triturados los ingredientes, añadimos el caldo y dejamos que se cocine a fuego lento durante unos 25 minutos. Una vez haya cocido, trituramos la crema con una batidora y la pasamos por un chino para dejarla con una textura perfecta. Si utilizáis una Thermomix o un robot similar, podéis preparar la crema en velocidad 3 o 4 durante 30 minutos a temperatura 90º y después triturarla con la función turbo o velocidad 10 para que quede bien cremosa. Terminada la crema, añadimos la nata líquida, damos un hervor final y servimos bien caliente con unos croutons o con unos tropezones de aprovechamiento, como estos copos de cebolla frita y un trozo de pechuga de pollo cocida que corté en trocitos.

Enlace | Crema anisada de calabaza asada, zanahoria y patata

Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

1366 2000 3

El toque especial en esta receta lo aporta la sidra. La manzana combina muy bien con la calabaza y el topping de avellanas y rúcula aporta los contrastes perfectos para la degustación. No dejéis de probarla.

  • Ingredientes para cuatro-seis personas: 700 g de calabaza pelada y sin semillas, 1 cebolla dulce, 1 trocito de jengibre fresco, 1 nabo o 1 patata mediana, 350 ml de sidra, 300-400 ml de caldo de verduras o agua, 1 hoja de laurel, 50 g de brotes de rúcula, 1 puñado de avellanas, cúrcuma molida, comino molido, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Pelamos y picamos la cebolla dulce. Troceamos la calabaza y el nabo o patata pelados en cubos. Calentamos un poco de aceite de oliva en una olla o cazuela y pochamos la cebolla a fuego medio unos minutos. Añadimos el jengibre pelado y picado y damos unas vueltas. Agregamos la calabaza y el nabo o patata, salpimentamos ligeramente y sazonamos con comino y cúrcuma. Cubrimos con la sidra, dejamos cocer 3 minutos y añadimos el caldo. Echamos la hoja de laurel, llevamos a ebullición, tapamos y dejamos cocer a fuego medio-bajo durante unos 20 minutos. Retiramos el laurel y trituramos con una batidora ajustando el nivel de líquido al gusto. Corregimos de sal y damos otro golpe de pimienta negra. Pelamos unas avellanas, tostamos ligeramente en una sartén sin engrasar y picamos groseramente. Servimos la crema de calabaza a la sidra en cuencos individuales y acompañamos de los brotes de rúcula y las avellanas para que cada comensal se sirva a su gusto.

Enlace | Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

Crema de calabaza con brochetas de pulpo a la brasa

1366 2000 2

Esta receta la podéis hacer con cualquier crema de calabaza de vuestro agrado, rematándola con unas pequeñas brochetas de pulpo. Sirviéndola en vasos de chupito, es excelente para entonar el cuerpo a la hora del aperitivo o para servirla como entrante seguida de un plato de pescado.

  • Ingredientes para 4 personas: 200g de calabaza, 2 patatas, 2 zanahorias, 1 cebolla, hinojo, pulpo cocido, pimentón de la Vera, aceite de oliva virgen extra y nata líquda
  • Elaboración: El día anterior, congelamos el pulpo para que así esté bien tierno cuando lo vayamos a preparar. Lo congelamos la víspera y lo descongelamos lentamente y lo cocemos en agua caliente con sal y unas hojas de laurel. Después lo escurrimos y lo reservamos ya cocido. Para hacer la crema de calabaza, cortamos la calabaza y dos patatas en trozos y los asamos en el horno envueltos en papel aluminio. Luego los pelamos y reservamos mientras preparamos la base de cebolla e hinojo. Para ello, picamos una cebolla y la salteamos en la sartén junto a un trozo de hinojo picado. Cuando esté todo bien pochado, añadimos a la sartén los trozos de calabaza y patata asados, damos una vuelta y trituramos añadiendo un poco de nata líquida para llegar a la textura cremosa que nos guste. En el momento de servir, repartimos la crema de calabaza en vasos de chupito. Salteamos en una sartén los trozos de pulpo -yo prefiero hacerlo pata por pata y cortar después- y espolvoreamos escamas de sal y con pimentón de la Vera picante o agridulce. Después los cortamos en rodajas con unas tijeras, los ensartamos de tres en tres y los servimos sobre los chupitos de crema de calabaza.

Enlace | Chupitos de crema de calabaza con pulpo a la brasa

Crema de calabaza y manzana con miso: receta con y sin Magimix Cook Expert

1366 2000 4

La mezcla de calabaza y manzana resulta perfecta con el toque ácido y dulce y la aportación del miso le da una elegancia especial que notaréis en cada cucharada. Ideal para una cena ligera, nos encanta esta receta de Liliana.

  • Ingredientes para 4 personas: Calabaza tipo cacahuete, pelada sin semillas, 700 g, Verduras variadas (puerro, col, cebolleta, zanahoria, apio...), 150 g, Manzana (alguna variedad ácida), 1, Caldo de verduras o agua, 600 ml, Tomate triturado, 100 ml, Cilantro en grano, 5 g, Semillas de mostaza, 5 g, Tomillo seco, 2 g, Miso, 15 ml, Nata líquida para cocinar al gusto (opcional), Semillas de mostaza negra para servir (opcional), Huevas servir (opcional), Cilantro fresco o perejil, Pimienta negra molida, Sal, Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración con robot Magimix Cook Expert: Preparar la calabaza pelándola y retirando las semillas, troceándola hasta obtener unos 650-750 g, aproximadamente. Pelar y picar también las demás verduras; podemos aprovechar para dar salida a restos de la nevera. Zanahoria, apio, puerro o cebolleta y alguna col siempre van bien con la calabaza. Pelar, descorazonar y trocear la manzana. Introducir en la olla las verduras picadas, la manzana, la calabaza, el tomate y las semillas. Salpimentar, echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra y cerrar. Programar SOPA CREMOSA. Cuando el programa haya terminado de triturar la crema, comprobar el punto de la textura y añadir un poco de nata o leche si se desea. Agregar entonces el miso, tapar y programar EXPERTO, 1 minuto/velocidad 12/0 ºC (sin calentar), para incorporarlo bien. Servir con una cucharada de huevas o sucedáneo de caviar, semillas de mostaza negra o sésamo y algunas hierbas frescas picadas.
  • Elaboración tradicional: Preparar de la misma manera todos los ingredientes. Pochar unos minutos las verduras menos la calabaza en una olla o cazuela con un poco de aceite de oliva. Añadir la manzana, la calabaza troceada, el tomate y las semillas. Salpimentar y cocinar a fuego fuerte un par de minutos removiendo bien, cubrir con el caldo, llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocinar durante unos 30 minutos, hasta que la calabaza esté muy tierna. Triturar con ayuda de una batidora o procesador de alimentos y comprobar la textura, añadiendo más caldo, agua o nata al gusto. Agregar el miso y triturar bien fuera del fuego con cuidado, hasta incorporarlo de forma homogénea. Servir con una cucharada de huevas o sucedáneo de caviar, semillas de mostaza negra o sésamo y algunas hierbas frescas picadas, cilantro o perejil.

Enlace | Crema de calabaza y manzana con miso

Crema de calabaza al eneldo

1366 2000 5

El uso de hierbas aromáticas resulta muy agradecido al hacer sopas y cremas. En este caso, el toque especial lo aporta el uso del eneldo, una aromática que frecuentemente usamos para recetas con salmón y que aquí funciona estupendamente.

  • Ingredientes para 4 raciones: 500 g de calabaza, un manojo de eneldo y 400-500 ml de caldo de verduras.
  • Elaboración: Pelamos la calabaza, retiramos las pipas y los bigotes que tiene en su interior y la cortamos en pedazos de igual tamaño para que la cocción sea homogénea. Pesamos y utilizamos 500 gramos. La colocamos en una cacerola amplia y colocamos sobre ella el eneldo, sin los tallos (que desechamos). Regamos con caldo de verduras y llevamos a ebullición el conjunto. Cuando arranque el hervor, bajamos el fuego y cocemos a temperatura suave durante, aproximadamente, 20 minutos. El tiempo dependerá del tamaño de los trozos de calabaza. Si tenemos prisa, los cortamos más pequeños y se cocerán antes. Si nuestro caldo de verduras no está condimentado, será necesario salpimentar la crema en condiciones. De lo contrario, solo necesitaremos ajustarla ligeramente. Probamos primero para asegurarnos de no pasarnos con el punto. Cuando la calabaza está tierna, la trituramos y servimos inmediatamente.

Enlace | Crema de calabaza al eneldo

Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes

2560 3000

En esta ocasión hemos tomado una receta de Vitónica que nos encanta por el toque de contraste de las puntas de espárragos trigueros, que aportan un crujiente y sabor ligeramente amargo que va muy bien con el dulzor de la calabaza.

  • Ingredientes para 4 personas: Calabaza pelada, 800 g, Dientes de ajo, 1 Cebolla dulce, 1, Puerro, 1, Caldo de verduras o de pollo, 500 ml, Miso (opcional), 15 ml, espárragos verdes finos, 15, Huevas de pescado al gusto (salmón, mújol, sucedáneo...), Cúrcuma molida o fresca al gusto, Pimienta negra, Sal, Aceite de oliva virgen extra, Cebollino
  • Elaboración: Pelar la calabaza y retirar las semillas. Cortar en cubos y pesar para separar los 800 g que necesitamos. También se puede completar el peso con una patata pequeña o zanahoria. Picar la cebolla y el diente de ajo, cortar el puerro lavado en rodajas. Calentar un poco de aceite de oliva en una olla grande y añadir la cebolla con una pizca de sal. Cocinar a fuego suave hasta que esté tierna y transparente. Añadir el ajo y remover bien para que suelte su aroma sin quemarse. Incorporar el puerro y sofreír el conjunto un par de minutos. Agregar la calabaza con cúrcuma al gusto (si usamos), salpimentar y cubrir con el caldo. Llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocinar durante unos 30 minuto, o hasta que la calabaza esté muy tierna. Añadir el miso, y triturar muy bien. Lavar los espárragos y separar las puntas. Saltear en una plancha con una pizca de sal a fuego fuerte, brevemente, dejándolas bien crujientes sin quemarse. Servir la crema de calabaza con las puntas crujientes, añadir unas huevas de pescado al gusto (o sucedáneo de caviar vegetal). Agregar pimienta molida y cebollino lavado bien picado.

Enlace | Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes

Crema de calabaza y jengibre

1366 2000 7

Nuestros compañeros de Directo al Paladar México también son aficionados a las recetas reconfortantes y allí hemos encontrado esta versión de la crema de calabaza con un toque especial de jengibre y de yogur que sin duda os gustará.

  • Ingredientes para 2 personas: 500 gramos calabaza sin semillas, pelada y cortada en cubos pequeños, 10 centímetros de jengibre fresco rallado, 1 taza caldo de verduras, ½ taza yogur griego natural sin azúcar añadida
  • Elaboración: En una olla coloca la calabaza, el jengibre y el caldo de verduras. Pon a fuego medio-alto y lleva a ebullición. Reduce el fuego y deja hervir a fuego medio por 20 minutos, moviendo ocasionalmente. Vacía el contenido de la olla al vaso de una licuadora. Agrega el yogur griego y licua hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Sazona al gusto y sirve espolvoreada con unas semillas de sésamo.

Enlace | Crema de calabaza y jengibre

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio