Compartir
Publicidad

Comer sano en Directo al Paladar (LIII): el menú ligero del mes

Comer sano en Directo al Paladar (LIII): el menú ligero del mes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada principio de mes, hoy dejamos nuestra ayuda para todos aquellos que buscan comer más sano: el menú ligero con recetas incluidas que te ayudará a planificar tus comidas habituales, cada día de la semana.

El menú ligero del mes

Como siempre decimos, es fundamental usar este menú ligero como guía para crear nuestro propio menú saludable, para ello, recomendamos adaptar recetas, raciones y demás características del mismo a las particularidades de cada uno, pues sólo así lograremos una alimentación adecuada.

Para comenzar dejamos nuestras propuestas para el desayuno y/o merienda de cada día de la semana:

Es posible escoger una opción y repetirla cada día o bien, si no quieres caer en la monotonía, variar los platos cada día. Puedes aumentar o reducir las raciones propuestas así como cambiar ingredientes de las preparaciones sugeridas acorde a tus necesidades, preferencias y demás características personales.

Porridge

Ahora sí, toca dejar las sugerencias para las comidas principales de cada día de la semana excepto el domingo, momento en el cual dejamos a vuestro criterio la selección del menú:


Pasta

Aquí también recomendamos modificar el tamaño de las raciones acorde a nuestras necesidades y costumbres previas, así como también adaptar las recetas si fuese necesario a nuestras particularidades.

Es posible cambiar un plato por otro, siempre respetando el momento del día para el que fue propuesto, pues se escogen las preparaciones para la comida o la cena en función de sus nutrientes.

Salteado

Consejos para completar el menú ligero del mes

Además de dejar nuestro menú ligero con recetas incluidas, siempre dejamos algunos consejos que permiten complementar el mismo en el logro de una dieta más sana.

En este caso, proponemos lograr una alimentación de mejor calidad acudiendo a más alimentos frescos y evitando los productos con etiquetas siempre que sea posible, sobre todo, reduciendo los ultraprocesados que poco tienen para ofrecer a nuestra dieta y la salud del organismo.

En su reemplazo, siempre será mejor acudir a frutas y verduras de temporada, carnes y pescados frescos, legumbres, cereales integrales, semillas, frutos secos o alimentos con un mínimo grado de procesamiento como por ejemplo: quesos, leches fermentadas u otros lácteos pasteurizados, vegetales congelados, conservas de legumbres o pescados, entre otros.

Evitando los productos altamente procesados y escogiendo los minimamente procesados pero sobre todo, alimentos frescos, siempre lograremos más nutrientes, menos agregados químicos que pueden perjudicarnos y además, estaremos cuidando el medio ambiente.

En Directo al Paladar | Menús ligero

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos