Compartir
Publicidad
Publicidad

Comer sano en Directo al Paladar (XLVII): el menú ligero del mes

Comer sano en Directo al Paladar (XLVII): el menú ligero del mes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestro menú ligero de cada mes pretende ayudarnos a comer más sano y proteger de esta forma el cuerpo tanto por dentro como por fuera. Si tras las vacaciones tienes unos kilos de más, te proponemos perder peso comiendo platos de mejor calidad, caseros y ligeros durante el nuevo curso como los que incluimos en el menú de esta ocasión.

El menú ligero del mes

Como siempre decimos, el menú sirve como guía para planificar nuestra alimentación diaria. Por lo tanto resulta imprescindible adaptar raciones, recetas, horarios y demás a las características de cada uno.

A continuación mostramos las sugerencias para desayuno y/o merienda de la semana:

Recuerda que puedes incrementar o reducir raciones, modificar ingredientes de los platos propuestos así como también, escoger una opción y repetirla cada día o bien, ir variando las mismas si rápidamente te aburres comiendo lo mismo.

1366 20003

Ahora toca dejar las propuestas para las comidas principales de cada día de la semana excepto el domingo, momento en el cual dejamos a vuestro criterio la elección del menú:


1366 20001

Aquí también puedes adaptar recetas, raciones y demás aspectos del menú de manera de volverlo más personalizado y adecuado a nuestras necesidades. Asimismo, es posible cambiar la preparación de una comida por otra recomendada para igual momento del día, pues los platos se escogen en función de sus nutrientes para el mediodía o la cena.

1366 20002

Consejos para completar el menú ligero del mes

Dado que con el nuevo curso no son pocos los que desean perder peso o recuperar los hábitos sanos en lo que a alimentación respecta, proponemos además de organizar un menú ligero y nutritivo como el que ya hemos mostrado, acompañar los mismos con comportamientos que ayudan a comer menos y mejor.

Por ejemplo, recomendamos comer siempre sentados a la mesa, en lo posible sin distractores, es decir, sin música, televisión o frente al ordenador, de manera que podamos tomar conciencia de cada sabor que ingresa a nuestra boca y de la cantidad consumida.

Asimismo, es siempre aconsejable comer despacio, masticando bien, bebiendo agua entre bocados y usando los cubiertos, para favorecer la saciedad y evitar excesos en las cantidades consumidas.

También recomendamos comer siempre de nuestro plato y llevar los mismos servidos a la mesa, ya que si comemos de un envase o llevamos un recipiente familiar a la mesa las probabilidades de comer más se incrementan.

Con estos consejos y un menú sano que nos permita cuidar la calidad de los platos será mucho más fácil recuperar los buenos hábitos alimenticios tras las vacaciones y perder los kilos de más así como proteger la salud durante el nuevo curso.

En Directo al Paladar | Menús ligeros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos