Publicidad

RSS lactosa

11 quesos aptos para intolerantes a la lactosa muy queseros

1 Comentario
11 quesos aptos para intolerantes a la lactosa muy queseros

Tengo un amigo al que no le gusta el queso, y eso para mí es algo casi tan falto de sentido como la gente a la que no le gusta el chocolate. Me pareció muy injusto cuando se me diagnosticó intolerancia a la lactosa y el médico me dijo que los evitara a toda costa, pero por suerte descubrí que sí hay quesos que un intolerante a la lactosa puede disfrutar.

Después de tratar el tema con otros afectados, diría que renunciar al queso es de lo que más cuesta cuando te apasiona de verdad. Considero que es uno de los grandes inventos de la humanidad, parte de nuestra cultura y toda una delicia muy versátil en la cocina. Pero no todos los quesos son iguales; ¿cuáles son los mejores quesos para un intolerante a la lactosa?

Leer más »

Cómo ser intolerante a la lactosa y seguir disfrutando de los lácteos sin morir en el intento

1 Comentario
Cómo ser intolerante a la lactosa y seguir disfrutando de los lácteos sin morir en el intento

El día que oficialmente descubrí que soy intolerante a la lactosa empecé a recibir reacciones de condolencia y lástima. ¿Cómo podía renunciar a los lácteos, con lo mucho que siempre me habían gustado? Afortunadamente, la intolerancia a la lactosa no te “condena” a una vida sin lácteos, se puede seguir disfrutando de ellos, con ciertas consideraciones.

La situación ha cambiado mucho en los últimos años y ya no te miran raro cuando avisas de tu condición. Si bien es cierto que sigue habiendo mitos y falsas creencias, hoy hay una mayor conciencia general y disponemos de muchos productos específicos sin lactosa en el mercado. Pero, ¿podemos consumir otros lácteos? ¿Y qué pasa cuando salimos a comer fuera?

Leer más »
Publicidad

"Leche" de soja, almendra, arroz... ¿para cuándo "leche de unicornio"?

4 Comentarios
"Leche" de soja, almendra, arroz... ¿para cuándo "leche de unicornio"?

Si hace algunas décadas hubiésemos explicado a nuestros abuelos que la industria alimentaria llegaría a elaborar "leche" a partir de almendras, avena o arroz se habrían echado unas risas. ¿Leche de qué? Ya desde los años 90, el Codex Alimentarius o “Código alimentario” de la FAO advertía que "leche es la secreción mamaria normal de animales lecheros obtenida mediante uno o más ordeños". Por si no quedaba claro, la Unión Europea prohibió llamar "leche" a las bebidas vegetales en un decreto de 2013, aunque con matices por cada país, que puede hacer excepciones para denominar "leche" al extracto de almendras, por ejemplo. En líneas generales: "leche" debería ser procedente de animal. Fin. No hay más.

Bueno, en realidad sí que hay mucho más. En concreto, una extraordinaria variedad y picaresca en la moda de las bebidas vegetales que ha llegado incluso a los tribunales, por no respetar la normativa europea sobre el uso de la denominación "leche". Lo que empezó siendo una alternativa a los lácteos -sobre todo para atender las necesidades de los intolerantes a la lactosa o veganos- se ha convertido en una escalada creativa en torno al ingrediente y el nombre. Señores, ¿para cuándo leche de unicornio o barra libre de leche de amapola?

Leer más »

Darwin sigue muy vivo en el tema de la nutrición. Enzimas y evolución

4 Comentarios
Darwin sigue muy vivo en el tema de la nutrición. Enzimas y evolución

Uno de los argumentos más escuchados para justificar comer o no comer cierto tipo de alimentos, es que estamos o no estamos adaptados a su ingesta. Así, hay quien recomienda la dieta paleolítica o la paleodieta, o evitar el glúten o los lácteos o el alcohol, etc, etc... Sin embargo, todos esos argumentos parten de un supuesto que la evidencia empírica ha demostrado falso. A sabar. Que nuestra evolución, la del propio ser humano, se paró en algún momento de nuestro pasado. Así, si hay algo en la alimentación moderna que no exístia en el pasado, queda automáticamente excluído o en cuarentena.

Lo cierto es que el ser humano sigue evolucionando, como no podría ser de otra forma, puesto que no es más que un animal más dentro de la Tierra. Además, esta evolución y estas adaptaciones, según los últimos estudios han demostrado ser tremendamente rápidas. Sin duda, la primera presión de selección natural fuerta hacia nuestros organimos fueron la aparición de la agricultura y la ganadería. Y fue esta presión, la que más afecto en tres aspectos claves, nuestra tolerancia al almidón, nuestra tolerancia a la lactosa, y nuestra tolerancia al alcohol.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos