Compartir
Publicidad
Publicidad

Delta del Ebro, un vergel gastronómico

Delta del Ebro, un vergel gastronómico
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Delta del Ebro es la zona húmeda más extensa del territorio catalán. Tiene una extensión de 320 km2, siendo el hábitat acuático más importante del Mediterráneo occidental. Su parque natural tiene una extensión de 7802 ha, pertenecientes a las comarcas del Montsià y del Baix Ebre. Siendo su paisaje único en Cataluña, con su terreno totalmente llano, digno de ver y disfrutar de cerca.

Gastronómicamente hablando, que es el tema que nos ocupa en este momento, sorprende comprobar que el Delta del Ebro es un vergel gastronómico, por su riqueza y variedad, dispone de una fértil huerta mediterránea, olivares, viñedos, cultivos de arroz, pastoreo de reses y ovejas, animales de corral y, por supuesto, pesca de mar, de marisma, de río, de lagunas, canales y marisqueo.

Su antiguo aislamiento, consiguió que las gentes de la comarca aprovecharan desde siempre todos los recursos de los que disponían, cocinando desde antaño las que ahora se consideran exquisiteces, ranas, angulas, lampreas y anguilas.

Disfrutan de una gran variedad de platos típicos, siendo uno de los principales protagonistas el arroz, cocinado de infinidad de maneras, aunque no se debe desmerecer a ninguno sus los distintos estofados, escudellas o suquets.

En el litoral la cocina marinera presume de sus rossejats (arroz tostado guisado con caldo de pescado), arroces con pescados y mariscos, o distintas preparaciones con moluscos y crustáceos.

Un poco más al interior disfrutan de esturiones, lampreas, anguilas, angulas, mariscos y por supuesto ancas de rana, gracias a la pesca de rio.

Cuando se habla de carne o aves, se puede hablar de pato y de oveja también. De su huerta salen platos tan sabrosos como la sanfaina, arroz con col, espinacas a la catalana o habas ahogadas.

Para postres, dejando a un lado las naranjas o cualquier otra fruta, y centrándonos sobre todo en la repostería podemos encontrar los populares cocs, pastisets y borraines, entre otros tradicionales de los distintos pueblos de la zona.

Sobre la oferta de restaurantes en toda la zona del Delta del Ebro, también se puede decir lo mismo, es un vergel gastronómico, es muy extensa y con una carta tan variada, que da igual el pueblo en el que paremos a comer, seguro que encontraremos un montón de locales y va a ser muy difícil equivocarnos en nuestra elección, ya que la mayoría suelen conocer y trabajar muy bien los productos de la zona.

Foto | Flickr
En Directo al Paladar | Rossejat de arroz. Receta
en Directo al Paladar | Coca de San Juan. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos