Compartir
Publicidad

Paseo gastronómico por Córdoba: la cocina de la Capital Iberoamericana de la Gastronomía (I)

Paseo gastronómico por Córdoba: la cocina de la Capital Iberoamericana de la Gastronomía (I)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el pasado fin de semana un grupo de bloggers visitamos Córdoba para conocer la cocina de la Capital Iberoamericana de la Gastronomía y en esos días probamos los platos más típicos, los productos más selectos y visitamos algunos de los más importantes atractivos turísticos de la ciudad.

En el recorrido pudimos conocer tanto los lugares más típicos, --frecuentados por turistas y visitantes de la ciudad--, en los que se puede disfrutar de tapas de calidad mientras se escucha un cante flamenco, los platos más elaborados en escenarios tan impresionantes como el Palacio de Viana.

Además de todo esto, degustamos sus productos más emblemáticos como el jamón ibérico de D.O. Los Pedroches, los aceites de oliva virgen extra de la D.O. Priego de Córdoba o los vinos de la D.O. Montilla Moriles que se producen en la zona. ¿Me acompañáis en este recorrido?

Platos típicos cordobeses

Comenzamos en las Bodegas Mezquita, un lugar situado en el centro de Córdoba, clásica taberna con solera frecuentada por turistas nacionales y extranjeros, donde disfrutamos del cante y el baile de un cuadro flamenco dirigido por Alberto Lucena donde tomamos una cerveza mientras nos íbamos ambientando con el folklore de la tierra.

paseo por Cordoba bodegas Mezquita

Tras disfrutar de la música y aprender unas nociones básicas sobre el compás de las palmas, --una actividad muy entretenida para todos los asistentes--, nos dirigimos a otro local de las Bodegas Mezquita situado en la Calle Céspedes donde nos esperaba un menú compuesto de los platos tradicionales de la gastronomía cordobesa.

El menú estaba compuesto de salmorejo cordobés, unas berenjenas rebozadas a la miel, unas albóndigas mozárabes y finalmente el rabo de toro. Como no podía ser de otra forma, la cena terminó con el pastel cordobés, un postre muy dulce relleno de cabello de ángel que acompañamos con vinos de la tierra.

El Aceite de Oliva Virgen Extra

aceite oliva DO Priego de Córdoba

Al día siguiente, madrugamos para dirigirnos hacia Priego, localidad que visitamos y donde pudimos visitar las instalaciones de la D.O. del Aceite de Oliva Virgen Extra Priego de Córdoba, donde realizamos una cata de aceite de las variedades Picuda y Hojiblanca, y donde aprendimos sus características.

Los aceites de esta Denominación de Origen tienen una gran calidad, han ganado numerosos premios y tienen un sabor dulzón, con notas de manzana y tomatera muy intensos. Una maravilla de producto que disfrutamos con pan de telera y jamón de la D.O. de los Pedroches que visitaríamos al día siguiente.

Otras virtudes de este aceite se perciben en el toque persistente de picor y amargor que se arrastra por la garganta tras la cata, que resulta muy agradable y que potencia los aromas frutales del aceite. En retrogusto, también se notan aromas almendrados y de otros frutos secos.

Los vinos Montilla Moriles

Tras la cata, nos dirigimos hacia Montilla, donde tendríamos ocasión de visitar una bodega de la D.O. Montilla-Moriles, donde tuvimos ocasión de aprender mucho sobre sus vinos, elaborados fundamentalmente con la uva de la variedad Pedro Ximénez. Con esta uva elaboran vino Joven, Fino, Oloroso, Amontillado, y dulce Pedro Ximénez, así como Brandy y otros licores.

bodegas Perez Barquero montilla moriles

En la Bodega Pérez Barquero, visitamos las tinajas de barro, las clásicas barricas de roble donde envejece el vino, vimos el velo de flor en las botas de fino y seguimos con interés las explicaciones que nos dieron.

Después, en la misma bodega comimos un menú tradicional tras la visita. En resumen, una interesante actividad para conocer más de los vinos de esta D.O. que recomendamos realizar ya que además de buen vino, la bodega está llena de encanto y resultará muy atractiva para los aficionados al enoturismo.

El Palacio de Viana

Tras la visita regresamos a Córdoba, donde nos esperaba la visita al Palacio de Viana. Allí tuvimos ocasión de visitar el Museo del Palacio, y tomar parte en la primera Cena-Espectáculo Patios del Palacio de Viena.

Esta cena espectáculo consiste en pasear por los preciosos patios cordobeses del Palacio, --que son auténticamente de ensueño--, mientras se asiste a la representación realizada por un coro de zarzuelas que cuenta cantando la historia del Palacio. Después se sirve un catering que se consume de pie en uno de los patios, elaborado por el estrella Michelín Kisko García.

cena espectaculo palacio de viena

La visita resulta muy interesante, tanto por la riqueza de las colecciones del Museo, como por la excelente representación en el entorno de los diferentes Patios, que satisface a todos. Por desgracia, pese a la calidad de los productos que se sirvieron en el catering, éste resulta escaso y más aún teniendo en cuenta el coste de esta cena espectáculo, que se vende a 80 euros por persona.

Agotados tras dos días muy ajetreados, aún nos esperaban la visita a la zona de Los Pedroches donde visitamos una finca para ver a los cerdos alimentarse en la montanera, donde nos explicarían cómo se debe hacer una cata de jamón ibérico 100% de bellota, y las visitas a otros restaurantes y tabernas, que os contaré en la próxima entrega de este Paseo gastronómico por Córdoba.

En Directo al Paladar | Restaurante El Pegolí, 70 años de arroz de calidad en Dénia En Directo al Paladar | Córdoba, Capital Iberoamericana de la cultura gastronómica 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos