Compartir
Publicidad
Publicidad

Raciones de chiringuito, la sepia a la plancha

Raciones de chiringuito, la sepia a la plancha
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque parezca lo contrario, estoy de vacaciones, y recorriendo algún que otro chiringuito. No todos los días, la verdad, pero sí que de vez en cuando. La verdad que no está nada mal esto de huir de restaurantes caros con nombres interminables de platos y acercarse a algo tan familiar para todos como son las raciones de los chiringuitos.

Hoy vamos con otra de esas raciones que resulta mítica, la sepia a la plancha. Y no me digáis que no es de esas cosas que soléis pedir cuando vais a tomar una caña con los amigos o con la familia. ¡Si es que no se puede dejar escapar la oportunidad!

No siempre es fácil hacer una sepia a la plancha

Sepia a la plancha

Bueno, rectifico el subtitulo. No es que no sea siempre fácil hacer sepia a la plancha, si no lo que es complicado es dejarla bien hecha. Y es que te encuentras cada cosa de vez en cuando que de verdad dan ganas de devolverla a la cocina. Aunque claro, eso en un chiringuito no se suele hacer y terminas por comerte lo que sea.

¿Cómo no debe quedar una sepia a la plancha? No debe quedar dura, así de sencillo. Bueno, además de que tenga un rico sabor a ajo y perejil (si viene perfecta vendría con eso que se suele llamar salsa verde), debería salir acompañada de ali oli y limón. ¿Y por qué suele quedar dura? Pues porque se pasan haciéndola porque están a mil cosas a la vez. Y entonces es cuando viene dura, el ajo pasado y el perejil quemado.

Por lo tanto, el truco de buena sepia a la plancha es hacerlo como con todo lo demás, como mimo y con el tiempo justo. El proceso para esto salga bien es:

  • Limpiar la sepia, no solo agua, si no que hay que cortar y eliminar esas incómodas “telillas” quitar las partes un poco “babosillas” y a continuación cortar en trozos que resulten cómodos de comer sin necesidad de usar cuchillo.
  • Haremos la sepia a la plancha con fuego bien caliente y solo el tiempo necesario, más bien poco tiempo si el fuego está bien alto. A media cocción añadiremos el ajo para que no se queme.
* Al final, sazonaremos y añadiremos el perejil fresco picado. La sal la añadimos al final por el simple hecho de que si la añadimos al principio hará que la sepia suelte agua y en lugar de hacerse a la plancha se cocerá.

Señores de los chiringuitos playeros, de verdad que tras un millón de raciones servidas, seguro que han descubierto la técnica para dejar la sepia a la plancha bien hecha. No sirvan cualquier cosa, que la sepia y el cliente se merecen lo mejor.

En Directo al Paladar | Raciones de chiringuito, las sardinas
En Directo al Paladar | Los chiringuitos de nuestras playas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos