Publicidad

Los secretos para hacer un pavo de Navidad de película, jugoso y sabroso (con vídeo receta incluida)

Los secretos para hacer un pavo de Navidad de película, jugoso y sabroso (con vídeo receta incluida)
Sin comentarios

A pocos días de celebrar la Navidad, muchos de vosotros ya estáis preparando todo lo necesario para luciros. Más aún os toca poner casa para la ocasión. Si sois de menú tradicional y estáis pensando en cómo conseguir que el pavo de Navidad salga de película, atentos a nuestros secretos.

A nuestros trucos y recomendaciones para obtener un pavo de Navidad jugoso y sabroso sumamos la receta en vídeo (más abajo y en nuestro canal de YouTube), para que quede todo claro como el agua y no haya lugar a error. Queremos que esta Navidad todo os salga rodado, al menos en la cocina, y que el plato estrella del menú satisfaga a todos vuestros invitados.

Cómo hacer un pavo de película, jugoso y sabroso

La del pavo es una carne seca y tirando a insípida que, con nuestros secretos, se puede transformar en un manjar de carne jugosa y sabrosa. Todos ellos al alcance de cualquiera, no hace falta ser expertos para conseguir un pavo de película.

Istock 1064121460 Condimentar el pavo por dentro y por fuera

Partimos de un pavo limpio. Podemos pedir a nuestro pollero que nos lo de listo para asar, eviscerado y sin plumaje, y ahorrarnos un trabajo. Generalmente es así como se vende, no obstante conviene hacer un repaso por si quedaran restos y retirarlos. Lo mejor es usar un soplete, encendedor o cerilla para chamuscar las plumas o cañones, pero también se pueden usar unas pinzas.

Tal y como recomendamos con otras recetas de carne, carrilleras de cerdo en salsa de cerveza y redondo de ternera asado, al pavo le sienta muy bien pasar unas horas sumergido en salmuera, una solución de agua, sal y azúcar.

Para un pavo de tres a cuatro kilos se necesita una salmuera de tres litros de agua. Se prepara en un recipiente amplio mezclando tres litros de agua con 200 gramos de sal y 100 gramos de azúcar, removiendo hasta diluir. En ella se sumerge el pavo, con la pechuga hacia abajo, y se guarda en la nevera un mínimo de cuatro horas, mejor toda la noche.

Istock 1063690786 Untar el pavo con algún tipo de grasa

Transcurrido este tiempo se retira el pavo de la salmuera, se escurre y seca a conciencia. Después se rellena y/o se marina al gusto y siguiendo la receta de cada cual. La nuestra la tenéis más abajo y os animamos a probarla porque queda de película.

El alcohol también ayuda a convertir carnes duras y secas en tiernas y jugosas. Inyectar el pavo con vino blanco, en nuestro caso, zumo de naranja y/o limón, otros tipos de licor, etc no solo afecta a su textura sino que también aportan sabor.

Conviene elegir un relleno hidratado, que aporte jugosidad a la carne desde el interior. Para ello las frutas son nuestras mejores aliadas. Recomendamos usar manzana fresca, naranja, limón y todo tipo de frutas desecadas rehidratadas. Podemos combinarlas con hierbas y especias para un plus de sabor, y frutos secos para mayor jugosidad.

Embadurnar el pavo generosamente con grasa (mantequilla, manteca o aceite -al gusto-) por todos sitios y no dejar un recoveco sin engrasar. Para los más entregados, también podemos levantar la piel con sumo cuidado, separándola de la carne, e introducir la grasa por debajo.

Istock 93053038 Regar el pavo regularmente con los jugos que suelte en el horno

A la hora de hornear el pavo, precalentamos el horno a 180º C y bajamos levemente la temperatura en el momento de introducirlo. De vez en cuando abrimos el horno y regamos el pavo con los jugos que va soltando. Penetrarán en la carne y quedará más jugoso.

Por último, para evitar que se dore en exceso y se reseque durante el horneado, conviene colocar el pavo en la parte inferior del horno y lo cubrimos con papel de aluminio después de la primera hora de cocción. Las puntas de los muslos tienden a quemarse rápidamente, conviene cubrirlas por completo con papel de aluminio.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Pavo 4 kg
  • Manteca de cerdo 30 g
  • Vino dulce blanco, tipo Moscatel 50 ml
  • Puerro 1
  • Orejones 100 g
  • Uvas pasas 100
  • Nueces peladas 100 g
  • Panceta o beicon en lonchas 300 g
  • Manzana reineta 1
  • Pan rebanadas 4
  • Caldo de pollo 200 ml
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer pavo asado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 3 h 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 3 h

Partimos de un pavo a temperatura ambiente, limpio y bien seco, que ha estado en salmuera durante toda la noche en la nevera. Tal y como os contamos más arriba, con la salmuera conseguimos que la carne quede más suave y tierna.

Preparamos el relleno. Para ello hidratamos las ciruelas pasas y los orejones en un cuenco con agua caliente. Una vez rehidratadas las frutas, troceamos. Lavamos y picamos el puerro. Picamos la panceta y las nueces, pelamos y rallamos la manzana y mezclamos con el resto ingredientes, dejando que el pan se empape del caldo.

Antes de rellenar el pavo encendemos el horno para que se precaliente a 180º C. A continuación salpimentamos el pavo por dentro y por fuera y lo rellenamos con la farsa anterior. Cosemos la abertura para que el relleno no se salga en el horno. Unimos las patas al cuerpo con hilo de cocina, lo que mantendrá la forma del pavo y quedará más vistoso.

Colocamos el pavo en una fuente de horno, con la pechuga hacia arriba. Con ayuda de una jeringuilla inyectamos el vino dulce en distintos puntos del ave para que quede bien jugoso. Después lo embadurnamos en manteca de cerdo y lo asamos en el horno, bajando la temperatura a 170º C, durante tres horas.

Tras la primera hora de horno cubrimos el pavo con una lámina de papel de aluminio, para protegerlo del calor y evitar que se queme. Continuamos asando dos horas más. Para saber si está listo hacemos un pequeño corte en el muslo y si sale algún líquido de color rosado lo dejamos unos minutos más.

Retiramos el pavo del horno y dejamos reposar unos minutos antes de llevar a la mesa, trinchar y servir. Acompañamos con los jugos que ha soltado durante el horneado a modo de salsa y de verduras asadas variadas, champiñones salteados, ensalada o la guarnición de nuestra preferencia.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el pavo de Navidad

El relleno del pavo de Navidad hace las veces de guarnición, pero, si queremos aportar variedad, conviene tener otro tipo de guarniciones a mano. Esta es una receta muy agradecida que admite de todo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios