Mandarina

La forma más tonta de emborracharse es con un sorbete. Si es dulce como este sorbete de mandarina, más todavía, y eso que de cava lleva un susto, pero es que entra tan suave que cuando te quieres dar cuenta ya llevas varias copas, la última siempre de más.

Así que si esta nochevieja queréis alegrar un poco a los invitados más sosos, os lo recomiendo; está riquísimo y además es muy fácil de preparar. Eso sí, vigilad a la abuela, que como os descuidéis acaba bailando el cha cha cha.

Ingredientes para 4 personas

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 9

Actividad de la comunidad