Sigue a Directo al Paladar

Galletas Digestive

En mi casa nunca fuimos aficionados a desayunar con galletas porque mi madre rara vez nos compraba. Sin embargo, recuerdo que en una ocasión mi hermano y yo probamos una variedad nueva para nosotros en casa de un familiar, y durante un tiempo se convirtieron en nuestra merienda favorita para acompañar la leche. Hacía mucho tiempo que no las probaba, por eso me lancé a la cocina cuando me encontré con una receta para hacer galletas digestive.

Al parecer, las digestive biscuits son un tipo de galletas semidulces creadas a finales del siglo XIX en el Reino Unido, y su nombre proviene de la creencia de que tenían propiedades antiácidas. Hoy en día las comercializan multitud de marcas, pero hacerlas caseras es muy fácil y, aunque obviamente no saben igual que las industriales, resultan deliciosas. Yo he adaptado una receta americana y en casa nos ha encantado el resultado.

Ingredientes para 15-20 galletas

  • 55 gr de harina de trigo, 170 gr de harina de trigo integral, 1 cucharadita de levadura química (impulsor), 1/2 cucharadita de sal, 110 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 70 gr de azúcar glasé, 50 ml (aproximadamente) de leche fría.

Cómo hacer galletas Digestive

Precalentar el horno a 175ºC y preparar un par de bandejas. Mezclar en un recipiente amplio las harinas con la levadura química y la sal. Añadir la mantequilla y trabajar con un mezclador de pastelería, estrujándola con las manos o usando un robot de cocina. Añadir el azúcar, mezclar e ir incorporando la leche, poco a poco, hasta conseguir una masa suave, maleable pero no muy pegajosa.

Amsar ligeramente sobre una superficie limpia hasta conseguir una textura suave, añadiendo un poco de harina si fuera necesario. Estirar con un rodillo hasta dejar un grosor de unos 4-5 mm. Recortar las galletas usando un molde redondo o un vaso de unos 5-6 cm de diámetro.

Repartir las galletas en las bandejas. Decorar pinchándolas con un palillo o brocheta, o con un molde de letras especiales con la palabra “Digestive” en el centro. Hornear, una bandeja cada vez, durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente. Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Galletas Digestive. Pasos

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Degustación

Las galletas digestive resultan deliciosas a cualquier hora, y combinan de maravilla tanto con ingredientes dulces como salados, gracias a su naturaleza semidulce. Pueden acompañar el café del desayuno, las podemos mojar en un vaso de leche o chocolate para merendar, o también podemos degustarlas con queso y fruta. Hay tantas posibilidades como gustos diferentes.

En Directo al Paladar | Galletas de cardamomo y canela. Receta
En Directo al Paladar | Galletas “huella del pulgar” con mermelada. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios