Sigue a Directo al Paladar

flan-de-turron-1.jpg

Si otro día nos hablaba mi compañero Pintxo de qué destino darle a las sobras de merluza, cordero o redondo asado, hoy vamos a hacer un flan de turrón, una receta de aprovechamiento, en la que veremos qué hacer con una tableta de turrón que no se haya gastado en estos días, ya que normalmente, tras las fechas señaladas, ya estamos saturados de este delicioso dulce navideño.

La receta, la he preparado según las instrucciones de Ana María Prieto, según vienen plasmadas en su libro Dulces y postres, del que os hablaba hace unas semanas y el resultado ha sido un postre fantástico, más compacto que un flan tradicional y que nos ha gustado mucho en casa.

Ingredientes para 6 ú 8 personas

  • Medio litro de leche, 6 huevos, 4 cucharadas soperas de azúcar, 1 tableta de turrón del blando, caramelo líquido (3 cucharadas de azúcar y 1 de agua)

Cómo hacer flan de turrón

Lo primero que haremos será poner en el vaso de la batidora la leche, el azúcar y el turrón, y se tritura hasta obtener una crema homogénea. Se deja reposar. Mientras, se prepara un caramelo, directamente en el molde donde se vaya a hacer el flan. Se ponen tres cucharadas soperas de azúcar y una de agua y se pone al fuego, donde enseguida comienza a cambiar de color. Tened cuidado con las altas temperaturas que alcanza.

Se reparte el caramelo para que cubra bien la base del molde y se deja enfriar. En un bol, se baten brevemente los huevos, sin hacer espuma, y sobre ellos, se añade la mezcla de leche azúcar y turrón, removiendo un poco. Esta crema se vuelca en el molde sobre el caramelo, se tapa con papel aluminio y ya lo tenemos listo para cuajar en el horno.

flan-turron.jpg

El horno lo tendremos precalentado a 175º, y prepararemos un baño María colocando un recipiente con agua en el que quepa nuestro molde para el flan. Para estas cantidades, lo dejamos aproximadamente durante una hora, pero para saber con seguridad que está listo, metemos una brocheta de madera y horneamos hasta que salga limpia.

Una vez terminado, según nos indica Ana María, lo cubrimos con un paño húmedo y lo dejamos enfriar. De esta forma aflora más cantidad de almíbar a la superficie. Después lo dejamos en el frigorífico hasta el momento de consumir. Según nos dice en el libro, mejora de un día para otro, pero eso no puedo confirmarlo porque al cabo de cuatro horas, no pudimos más y nos lo comimos.

Degustación

El flan de turrón es una receta de aprovechamiento y está tan rico, que dan ganas de comprar más tabletas de turrón para poder hacerlo en más ocasiones. No resulta empalagoso y su textura es más consistente que los flanes tradicionales por lo que no requiere más acompañamiento para disfrutarlo. Eso sí, si os gusta, podéis añadirle un poco de nata montada o chantilly.

En Directo al Paladar | Receta navideña de milhojas de crema de queso y manzana
En Directo al Paladar | Cómo aprovechar las sobras de Navidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios